Miguel Serrano y Nimrod de Rosario

Cartas y Fragmentos

Carta de Nimrod de Rosario a Miguel Serrano

(En esta carta Luis Felipe Moyano continua su exposición de la Física Hiperbórea, refiriendose a la fuerza y mecanismo impulsor de las “alas volantes” y “platos voladores” del Tercer Reich. Miguel Serrano manifestó no comprender mucho de este tema, el cual le fue explicado luego detalladamente por un miembro de la Orden Tirodal residente en Santiago de Chile.)

CARTA de FELIPE a SERRANO

ROSARIO, 3 de abril de 1984

Sr. Miguel Serrano,

Estimado Kamerad:

Le respondo con esta a su carta del 14/3/84, la cual agradezco. Estuve mal de salud durante gran parte del mes de marzo –nada grave, un problema de hipertensión nerviosa que me produce largas jaquecas‐ y, a pesar de mi promesa de enviarle el cuarto libro, nada pude hacer todavía para corregirlo y darle su forma final. Pronto lo tendrá.

Sé que le remitieron desde Córdoba la “Introducción a la Estrategia A2” pero, me parece, a la misma le falta una parte; se la adjunto por las dudas.

Estamos en la etapa creadora del OPUS, quizá en la “purification ” cuando se obtiene la “extractio animae”, y es así probable que recibamos una dosis extra de “mortificatio” psíquica. Pero creo que el “aqua permanins” que obtendremos al final justifica cualquier sacrificio. Es por lo tanto también que se trata de un OPUS CUNIUNCTIOS; acepto de buen grado que la revuelva en el crisol de mi libro para fijar con más fuerza lo ya constelado.

Pasando a otra cosa, le diré que he leído en estos días “Nietzsche y la danza de Shiva” por el cual no puedo menos que felicitarlo, especialmente por el valor hiperbóreo con que Ud. se ha jugado al publicarlo.

Hay allí una fotografía de un Campo de Entrenamiento SS en donde, como Ud. dice, se “fabricaba el Superhombre”. Se que pocos comprenden realmente a qué clase de fábrica se está aludiendo allí, pero el solo hecho de mencionarlo es ya un adelanto enorme contra la desinformación. Yo aspiro, en lo posible a aportar esa explicación que se les ha negado a las nuevas generaciones –y a gran parte de las viejasmostrando que tales Caminos se constituían según principios mágicos –si es que el control de los Arquetipos psicoideos entra dentro de la magia‐ y demostrando que tal magia es en realidad parte de una Ciencia antiquísima y rigurosa llamada Sabiduría Hiperbórea. Quedará así en claro, luego de exponer sus raíces metafísicas, que existía una auténtica “Cultura Nazi”, la cual es hoy absolutamente desconocida a no ser por algunos objetos culturales del Tercer Reich que suelen venderse como souvenirs. Pero, a través de mis escritos, sabrá Ud. ya nuestra opinión sobre la “cultura”: “un arma estratégica enemiga”; la “Cultura Nazi” no podría ser nunca una cultura dirigida por las fuerzas evolutivas de la Historia, sino el producto social de una “coniunctio” alquimista, efectuada especialmente, y que, como en el opus, ha producido un hijo incestuoso, prohibido, contranatura. Si; una raza, masa confusa, trabajada por un Führer, Magíster Alquimias, se desposa mágicamente consigo misma, con su potencia hiperbórea; no con la Materia, no con la Iglesia, no con Jehová, “ni con el Cielo ni con la Tierra”; con sí misma; y de esa UNIO prohibida, condenada, nace un hijo maldito: la cultura nazi; y con ella, trasmutado por ella, el ántropho nietzschiano: el superhombre SS.

Hoy la inquisición de Jehová‐Satanás ha pasado por el taller y sus hogueras han consumido algunos utensilios empleados en el proceso, volviendo nuevamente inconscientes los símbolos, oscureciendo su contenido. Por eso debemos escribir otro Mutus Liber, o un nuevo Rosarium Philosophorum, que salve las claves del Opus. Tal vez es nuestra tarea.

Me impresionó también, las citas que hace a entrevistas del Dr. Jung anteriores a la Guerra. Se pregunta Ud. allí si él sabría sobre la existencia de una Escuela de Iniciación SS o sí, cosa probable, no quiso hablar de ella: a mi me han asegurado que el Dr. Jung conocía mucho sobre el tema y más aún: que supo colaborar secretamente con el Instituto Ahnenerbe –o con especialistas del mismo‐ tal como también lo hicieron, sobre otros temas, Gurdjieff o Jean Riviere. Algún día le diré en qué consistía esta colaboración.

Pero hay algo que quiero comentarle ahora. Se cuánto admiraba y quería Ud. al Dr. Jung y, posiblemente, nada que yo diga podría modificar el conocimiento profundo que debe tener de su obra. Sin embargo no resisto la tentación de referirle mi opinión sobre el aspecto global de ésta y mostrarle luego, que en ella subyace una de las más grandes claves del conocimiento humano; tan grande que pocos la ven, pero tan efectiva que podría transformar una civilización: Naturalmente si Ud. ha dado con ella nada agregará a sus conocimientos, pero, si no la conoce, descuento desde ya que se verá gratamente sorprendido.

De la obra del Dr. Jung quiero emitir sólo un concepto: pocos son los que han evaluado hasta qué punto su ciencia se había apartado de la cultura occidental, pero muchísimos menos han sido capaces de medir cuán cerca estaba de la ciencia secreta de los Siddhas –entre estos últimos le incluyo a Ud. con sus certeras intuiciones‐; ello nos lleva a pensar que Jung es un gigante cuyo insólito paso por el siglo XX sólo se puede concebir como una alternativa que los Siddhas consideraban utilizar en caso de que triunfase el eje mágico del Führer.

Ahora bien: Ud., yo, el Dr. Jung, y otros Kameraden que he conocido “poseen”, cada uno una pieza del puzzle. Pero el Führer y los Siddhas juegan con el juego completo. Por eso la Estrategia Psicosocial de las SS, que estoy tratando de exponer, comienza adonde la obra del Dr. Jung termina, es decir en los Arquetipos Psicoideos. Al serme revelada tal ciencia hube de comprender, como espero poder demostrarlo, que la “psicología profunda” no era una psicologización de los símbolos esotéricos y sus tradiciones, sino en verdad una parte original, una pieza del puzzle de los Siddhas.

Una ciencia complementaria de la Estrategia Psicosocial, la Corología Esotérica, que estudia las relaciones geocrónicas entre los lugares y los hombres, ha desarrollado una teoría y una praxis sobre los Arquetipos psicoideos y la manera de influir sobre sus procesos. Una muestra ínfima de esta ciencia la verá Ud. en la Introducción, que ya le enviaron, especialmente en la parte adjunta a esta carta. Por esta ciencia, que es de la SS, yo sé, lo he comprobado, que la obra de Jung es una pieza de un juego mayor. En efecto la Estrategia Psicosocial se apoya en conceptos de Jung o que han sido expuestos por él, pero de los que se afirma –por los Instructores Iniciados de la SS son: “ciencia cromagnon‐atlante”. Claro que, como la Estrategia Psicosocial, junto con toda la cultura nazi fue “arrojada a la gehenna”, ni Jung ni nadie que conociese tal prolongación de su obra ha querido, hasta hoy, hablar sobre ello.

Yo mismo ni soñaría con hablarle a nadie sobre esto y menos intentaría probarlo. Si lo hago con Ud. es porque en cierto modo nuestra relación va más allá de nosotros mismos, se ha producido sincronísticamente, y eso me inspira más confianza o me hace suponer que es conveniente escribirle sobre estos temas. Voy a ir entonces a la médula del asunto.

Para empezar hay que hacer dos afirmaciones. La primera es que, como se verá enseguida, Jung se hallaba adelantado en varias décadas –o atrasado en millones de años, según se mire‐ a la Física del siglo XX. La segunda es: en 1962 ha quedado demostrado que, a parte de a los judíos y comunistas el Premio Nobel también se otorga a los imbéciles. Pues no merece otro calificativo James Watson quien, en su libro “La Doble Hélice”, se atreve burlarse del Profesor Pauling por haberse “adelantado” a éste en el descubrimiento de la estructura molecular de ADN sin comprender que dicho sabio, al igual que Jung, no quisieron entregar sus secretos a la ciencia materialista del Kali Yuga. Pauling, como también sin dudas hizo Jung, trató de desviar a la ciencia de occidente de una interpretación arquetípica de la Biología Molecular… y lo consiguió (1). La imbecilidad de Watson es la prueba, y también lo es el hecho de que no se haya logrado localizar la residencia del “plan celular”, es decir, el programa que sigue la mitosis celular al estructurar un nuevo organismo. Porque el plan celular, como bien lo sabían el Dr. Mengele y otros sabios, no está en los enlaces – purinas y pirimidinas‐ de las cadenas azúcar fosfato de la doble hélice, sino en un Arquetipo psicoideo. La ciencia del Kali Yuga no se imagina cuán adelantada ESTÁ AÚN la SS en tal campo, pero no tardará en comprobarlo…. será muy pronto: cuando “despierten” miles de hombres inmortales que hoy yacen unos juntos a otros en las bases secretas de las SS; ese será el último batallón del Führer.

Pero yo quería darle una clave, una “gran clave”, y para eso voy a demostrar la primera afirmación (la segunda, sobre el Premio Nobel de Watson, no merece mayor comentario): Ud. debe saber que Einstein no consiguió desarrollar una teoría matemática aceptable para unificar los fenómenos “campo” –gravitatorio y electromagnético‐; fenómenos que, de cualquier manera, ya están unificados en la realidad pues las que resultan incompatibles son las teorías. Con respecto al campo gravitatorio, fuera de las ecuaciones de Newton, todo lo que se ha avanzado en los últimos dos siglos ha sido en el sentido apuntado, tratar de “unificarlo” con el campo elecromagnético, para el cual existen las ecuaciones de Maxwell; de este modo al tratar con el campo gravitatorio en sentido einsteniano ‐relativista, se hace necesario que dispongamos de un instrumento matemático bastante complejo llamado TENSOR, pero si, por caso, se decide interpretar los fenómenos físicos en base a la mecánica cuántica, entonces hay que recurrir a aún más complejas fórmulas estadísticas‐probabilísticas que requieren el uso de ordenadores electrónicos.

Por otra parte, se ha supuesto que la “masa” –responsable del campo gravitatorio‐ “deforma” o “distorsiona” el espacio siendo necesario también, aparte de cálculo tensorial, apelar a geometrías no‐euclideanas. Se agrega así complejidad a la complejidad y se consigue tomar una distancia cada vez mayor del fenómeno en sí, de su facticidad.

(1) Aquí me refiero al Profesor Linus Pauling norteamericano, Premio Nobel de química 1954.

Pues bien: la Sabiduría Hiperbórea aporta una explicación de todo punto diferente, pero que comprende perfectamente al fenómeno gravitatorio y permite dominarlo en beneficio de los objetivos estratégicos de los Siddhas. Y tal explicación no requiere del empleo de matemáticas formales salvo cuando se desea desarrollar una tecnología, en cuyo caso se recurre a una geometría esotérica que está del todo fuera de los ambientes académicos de occidente. Lo importante de esto –y aquí es donde uno comienza a sorprenderse‐ es la intervención de conceptos que han sido claramente expuestos por Jung y Pauli (1) y la afirmación de que la desviación de la Física teórica es mucho más profunda de lo que suele pensarse. En efecto, las críticas más audaces se han centralizado generalmente sobre Einstein, Planck, Bohr, etc , pero jamás habían cuestionado a Newton. Y desde él partía el error.

La Física Secreta de la SS, llamada Psicofísica, remonta los conceptos de Jung hasta Newton y Leibniz, a quienes atribuye dos errores capitales, y, desde allí, desarrolla una teoría tan atrevida y audaz como irrefutable. Por supuesto, no podré exponer aquí TODA la teoría, pero bastará con que describa el initium, el principio desde el cual ha de partir el razonamiento. Juzgará así, por Ud. mismo, si he exagerado o si en la obra de Jung no hay una gran clave, capaz de transmutar toda una civilización.

La explicación es la siguiente –y atención porque una interrelación como ésta puede ser aplicada casi a cualquier fenómeno aparte del gravitatorio‐ EL CAMPO GRAVITATORIO ES LA POTENCIA DE UN ARQUETIPO PSICOIDEO.

Claro, la Física supone, y supone bien, que una relación liga a la masa con el campo gravitatorio. A donde se equivoca es –desde Newton‐ en la afirmación de que tal relación es de causa y efecto, o sea: que el campo gravitatorio ocurre por efecto de la masa; con tan erróneo concepto no es extraño comprobar los enormes armatostes que deben fabricarse para aprovechar el espacio aéreo. Y, naturalmente, ellos, los fabricantes de cacharros voladores con motores de metal y a “combustión interna” dudarían de nuestra cordura si aseguramos que los Siddhas Hiperbóreos EN BASE AL CONCEPTO ARQUETÍPICO DE LA GRAVEDAD, disponen de vehículos DE PIEDRA para trasladar al sitio que deseen, y más aún si agregamos que tales vehículos no poseen motor. Pero no se trata de un delirio sino de “ciencia”; ciencia antiquísima, extraterrestre; ciencia que la SS desarrolló nuevamente y que le permitió construir sus propios “platos voladores” que, como Ud. siempre sospechó, vienen de las bases ocultas de la Antártica, en la Tierra de la Reina Maud y en otras partes, pero a las que no se podrá localizar ni con satélites pues, los oasis poseen un camouflage, también psicoideo. Pero ésa es otra historia.

(1) Se trata de Walfgang Pauli, físico austríaco, colaborador del Dr. Jung en la obra “La Interpretación de la Naturaleza y la Psique”

(2) Por supuesto, me estoy refiriendo a Arquetipos psicoideos, es decir, exteriores, tal es el gravis.

Recordemos que tanto para los neoplatónicos, como para Leibniz, como así también, para la ciencia hindú del Gran Aliento, etc., existen VARIOS GRADOS en la manifestación arquetípica. Los Arquetipos o mónadas más sutiles se encuentran en planos también más sutiles recorriendo todo una escala de densidades hasta descender a la materia, que es la sustancia más grosera. Sin duda Ud. ya conoce todo esto así que no vale la pena repetirlo para que me entienda. La cuestión es que hay un Arquetipo que necesariamente es el último de la escala: tal es el ARQUETIPO GRAVIS (2). El gravis es el más “pesado”, valga la redundancia, de los Arquetipos, pero no “todos” ellos, sino de un género especial que tiene relación con el ORDEN ESPACIAL DE LA MATERIA. Por eso los gravis, ‐que son los últimos de la escala‐, son también los primeros que el Demiurgo precipita cuando se apresta “organizar” un plano físico. Sin gravis ningún otro Arquetipo podría evolucionar en la materia.

Pero conviene ser claros en esto: el Arquetipo de este vaso que tengo aquí, en mi mano, está en Psicoesfera –o en el Globo de Akasa, según la Ciencia del Aliento‐; un Arquetipo tal es ESTRUCTURADOR DE FORMAS, es decir, sostiene a la forma y la forma es su actualidad concreta. El gravis, en cambio está allí, en el vaso, como sustrato material, y es quien determina su peso en relación con otros gravis que ocupan el espacio; la Tierra por ejemplo. El gravis NO ES ESTRUCTURADOR DE FORMA, o es indiferente a la forma misma, pero, en tanto que Arquetipo psicoideo, posee una potencia que lo lleva a desplegarse en un proceso evolutivo.

La culminación de todo proceso evolutivo, en cualquier Arquetipo psicoideo, es una perfección llamada entelequia, que, curiosamente, coincide con el Arquetipo mismo. Y aquí viene otra definición de la Sabiduría Hiperbórea, a la que volveremos a referirnos más adelante: LA ENTELEQUIA DE UN ARQUETIPO GRAVIS COINCIDE ESPACIALMENTE EN LOS CUERPOS SIMPLES CON AQUEL PUNTO IDEAL QUE LA FÍSICA HA DENOMINADO “CENTRO DE GRAVEDAD”.

Así, pues, quien desee conocer algo sobre los Arquetipos, y sus modos de ser, en lugar de viajar hacia el inconsciente colectivo o el mundo de las ideas de Platón, debería reflexionar en el único Arquetipo –el gravis‐ que se encuentra, objetivamente, al “alcance de la mano”‐.

Recordemos lo que decía el Dr. Jung sobre la irrepresentatibilidad de los Arquetipos y comprenderemos por qué el “campo gravitatorio” se resiste al análisis físicomatemático: tomemos un cuerpo material y depositémoslo en el espacio; lejos de la Tierra o de cualquier otro planeta; decimos que el cuerpo tiene un “campo gravitatorio” a su alrededor y lo comprobamos observando cómo “atrae” hacia su centro de gravedad –o entelequia‐ otros objetos de menor masa. Si el cuerpo está en reposo no podemos describir su campo; solo sabemos de él por sus efectos sobre otros cuerpo; EL CAMPO, EN SI ES INVISIBLE, propiedad equivalente a la irrepresentatibilidad de los Arquetipos junguianos. Pero el campo NO ES el Arquetipo sino SU POTENCIA, que intenta actualizarse en la entelequia. La materia es siempre un acto concreto del gravis en su despliegue evolutivo, independientemente de la forma que tal materia exhiba. Pero eso, la percepción de la materia es todo cuanto podemos conocer sobre el gravis pues él es pura potencia, es un “llegar a ser” (su entelequia) y por eso decimos alegóricamente que “está oculto” detrás de la materia. Si violamos la intimidad del proceso, si invadimos el campo y hurgamos en la materia para buscar el “centro de gravedad”, la entelequia, jamás hallaremos nada. Sin materia no hay gravis, pero si la partimos y multiplicamos tendremos muchos gravis POTENCIALES.

El concepto gravis que es capaz de buscar su entelequia desplegándose en la partícula más pequeña de materia dá lugar a una teoría atómica no ortodoxa llamada “Psicofísica” que incluye también el concepto de una mónada arquetípica universal, al cual me he referido varias veces en mi libro. Y toda esta es ciencia de la SS. (1).

A esta altura ya debe Ud. de haber captado la idea. Sin embargo agregaré algunas reflexiones que considero necesarias para completar el concepto. Mencionamos antes dos errores históricos. El de Newton fue hacer a la masa “causa” de la fuerza gravitatoria (fuerza que por otra parte existe y es efectivamente proporcional a las masas e inversamente proporcional al cuadrado de las distancia que las separan tal como también Coulomb la demostró en las cargas eléctricas y Cavendich midió): la realidad es que, si bien la “fuerza gravitatoria está relacionada matemáticamente con la masa, no es ella su causa, sino que, a su vez, la masa es el efecto concreto, el acto, de un Arquetipo gravis; la fuerza gravitatoria es, así, la acción de una potencia arquetípica que procede desde su entelequia y “atrae” hacia su entelequia que algunos denominan “centro de gravedad”. Ahora bien, el centro de gravedad algunas veces y solo algunas veces; especialmente en el caso de un cuerpo esférico como la Tierra coincide espacialmente con la entelequia. ¿Qué queremos decir con coincidencia espacial? ¿Significa eso que allí es el lugar, sitio, locus, por ejemplo en el centro de la Tierra, ESTÁ la entelequia?

Este tema que hemos tocado, es un punto de capital importancia y, antes de responder a las cuestiones planteadas, vamos a aclarar aquel otro error que mencionamos al principio: Leibniz, evidentemente pensando en un Dios hiperbóreo, que nada tiene que ver con el Demiurgo ordenador de la materia, atribuye a éste una perfección absoluta, perfectio Dei, que “le impediría crear dos cosas iguales”.

Surge así el “principium identitatis indiscernibilium”, el principio de identidad de las cosas indiscernibles, que afirma que si dos cosas son iguales “deben ser una misma cosa” o –dado que ello es “manifiestamente imposible”, se según Leibniz –”no pueden existir dos cosas iguales”; el creador absoluto” no se habría repetido. Todo este razonamiento es erróneo pues considera que el mundo ha sido creado por Dios y no por un Demiurgo imitador, como realmente ocurre. Pero la obra del Demiurgo se apoya en la imitación y la estructura material ha de reflejar naturalmente este principio contradiciendo el ” principium” de Leibniz; es fácil suponerlo si partimos de una suposición arquetípica de lo real. Sin embargo el “principium” de Leibniz ha sido incorporado dogmáticamente a la epistemología y predomina inconscientemente en toda actitud “científica” u observación empírica; ello no es casual: obedece a una tendencia sinárquica que no viene al caso desarrollar aquí.

(1) Hay que aclarar que no ha existido “un error de Einstein”, sino que, por motivos cuya complejidad impiden exponerlos aquí, una teoría arquetípica de la Física es inconcebible para el Inconsciente Colectivo Judío.

Lo importante es que la teoría Psicofísica de la SS CONTRADICE el principium, y lo hace porque tal principium es completamente falso. (La tendencia a favor del “principium” es tan poderosa que el neutrino del Profesor Pauling, partícula que lo contradice, no pudo ser demostrado “convenientemente” hasta hoy… en los aceleradores de partículas manejados por hebreos desde luego).

Bien; “pueden, tal vez, haber dos cosas iguales”; solo eso pedimos suponer de momento. Volvamos entonces a la entelequia del Arquetipo Gravis.

Todo Arquetipo tiende hacia su entelequia. Pero en el origen del movimiento, el primer impulso fue producido por una potencia que contenía en sí a la perfección que se pretende alcanzar; el movimiento es así un desarrollo evolutivo que apunta a una finalidad que también ha sido principio. Como finalidad la entelequia es algo que “aún no está”, que debe ser alcanzado, es decir algo “futuro”. Llegamos ahora a la parte más compleja del problema: la entelequia es algo “futuro” que obra en el presente COMO POSIBILIDAD DE SER. Dado que la única conexión entre la entelequia de una cosa y la cosa concreta es el PROCESO del Arquetipo, es este proceso la verdadera posibilidad de que una entelequia sea. Pero TODO proceso ocurre en el Tiempo.

Vamos a dar un gran paso: supongamos que somos capaces de considerar TODOS LOS PROCESOS que existen en el mundo, desde aquí hasta el último rincón del Universo; si esto es posible, sino se nos escapa NINGÚN proceso, entonces resulta que NO PODRÍAMOS medir otro tiempo relativo –ni Einstein podría‐ FUERA de aquel en que ocurren nuestros infinitos procesos cósmicos; más aún: no podríamos SABER si existe otro tiempo porque NADA NOS LO INDICARÍA –nada que cambie, se entiende‐. Este absurdo ejemplo demuestra que el Tiempo, el Tiempo Cósmico, es la suma de todos los procesos del Universo, es decir, de todos los procesos ARQUETÍPICOS. El Tiempo es así, también un proceso, algo que ya sabíamos desde la antigüedad cuando, a tal proceso, se le llamó FLUENCIA. Por supuesto, ello no es nuevo, pero vale la pena repetirlo pues debemos repetirlo pues debemos buscar otro enfoque.

El Tiempo como proceso fluente apunta, entonces, también a una entelequia, una
superentelequia llamada FUTURO. En efecto, el “Futuro” solo puede ser concebido como entelequia, como perfección final de una proceso cósmico de conciencia –el Tiempo‐ cuyo initium es El Uno, Brahma, o como quiera llamar al Demiurgo, y cuyo final, la entelequia del Tiempo, el Futuro, es El Uno, Brahma o como quiera que se quiera llamar al Demiurgo.

El Tiempo es una afluencia inmanente de la Conciencia Cósmica. Y esa conciencia ha producido los Arquetipos cuyos procesos nos desvelan. Desde allí, pues, desde el Tiempo, parte todo y no estamos en presencia de una “dimensión” física sino del soporte esencial del todo lo existente. Después, en segundo término “aparece” el “espacio”, por mediación de los procesos arquetípicos en los distintos estados de la materia y la energía. No es del todo correcto hacerlo, o por lo menos requeriría de aclaraciones previas, pero puede considerarse al espacio como un “segundo grado” del Tiempo o bien como un estado grosero del Tiempo, una categoría inferior o un “Tiempo caído”. El fundamento y la justificación de tal calificación proviene de que el espacio SOLO APARECE en relación con la materia, es producido por ella; pero a la materia SIEMPRE SIGUE EL PROCESO DE LOS GRAVIS, no puede escapar a su potencia plasmadora pues los gravis “caen” – son los últimos Arquetipos de la escala‐ desde la Conciencia Cósmica, es decir, desde el Tiempo.

Hemos dado un gran paso. Regresemos ahora a aquellas preguntas sobre la entelequia y su relación espacial con el “centro de gravedad”. Si aplicamos los conceptos anteriores al problema del campo gravitatorio habremos de extraer conclusiones del todo diferentes a las que aporta la Física. Consideremos un cuerpo de gran masa, la Tierra por ejemplo; para la Física alrededor de la Tierra existe un campo gravitatorio; para la Psicofísica de la SS alrededor de la Tierra actúa la potencia del Arquetipo Gravis. Para la Física la masa de la Tierra deforma el espacio “curvándolo” en sus inmediaciones; para la Psicofísica la masa de la Tierra genera un espacio curvo que es reflejo de la distorsión que el gravis representa con respecto al Tiempo absoluto. Para la Física en el centro de la Tierra está el “centro de gravedad”, a donde convergen todas las líneas de fuerzas –imaginarias‐ que describen el campo gravitatorio; para la Psicofísica de la SS en el centro de la Tierra HAY UN PUNTO QUE COINCIDE ESPACIALMENTE CON EL CENTRO DE GRAVEDAD: ES LA ENTELEQUIA GRAVIS.

Volvemos al principio. Pero ahora podemos entenderlo: hay coincidencia espacial pero NO TEMPORAL; no puede haberla pues la entelequia es EL ASPECTO FUTURO DEL ARQUETIPO GRAVIS. ¿Qué cabe esperar, entonces, del “centro de gravedad”, según la Psicofísica?: UN PUNTO INDISCERNIBLE, es decir, un punto que contradice el principium identitatis indiscernibilium de Leibniz ocurre así porque la entelequia, en tanto que perfección final del Arquetipo, ES EL ARQUETIPO MISMO: DESDE LA ENTELEQUIA EL GRAVIS PROMUEVE UN PROCESO QUE NO PUEDE INTERRUMPIRSE Y QUE VA DESDE LA POTENCIA (campo gravitatorio) HASTA LA ENTELEQUIA (centro de gravedad) QUE ESTA EN EL FUTURO; TAL CAMINO PROCESUAL ABRE UNA BRECHA EN EL ESPACIO, LO “DISTORSIONA”, PRODUCIENDO UN CONTACTO TOPOLOGICO ENTRE PLANOS DIFERENTES. En rigor de la verdad lo que ocurre en el “punto indiscernible” es que la entelequia “regenera” un punto del espacio transformándolo en tiempo; lo “eleva” si se quiere.

¿Por qué indiscernible? Para que algo sea indiscernible debe poder ser comparado con otra cosa exactamente igual con igualdad absoluta, o sea: que ocupe el mismo sitio y ocurra en el mismo tiempo: debe haber coincidencia simultánea de momento; solo así estaríamos en condiciones de declarar que algo es indiscernible. Pues bien, y aquí creo estoy tocando uno de los Mayores Misterios que existen: LAS ENTELEQUIAS DE TODOS LOS GRAVIS SON INDISCERNIBLES. En otras palabras: EN TODOS LOS CUERPOS, NO IMPORTA SU TAMAÑO, HAY UN PUNTO INDISCERNIBLE.

(¡Qué Misterio! ¿Cómo no iban de tratar de ocultarlo Jung ‐y Pauli con su neutrino‐ y tantos otros?).

Hay que meditar mucho en esta propiedad de los gravis para abarcar el Misterio que implica en toda su profundidad. Trataré de destacar ahora lo más importante.

Ante todo es necesario superar la barrera de incomprensión que opondrá la razón al plantear paradojas aparentemente irreductibles. No nos olvidemos que se trata de un temible secreto, del cual no será fácil apoderarse; al menos no impunemente. El primer obstáculo es el siguiente: Si los puntos indiscernibles son todos uno y la misma cosa ¿Cómo pueden estar en distintos cuerpos a la vez? Si el punto indiscernible o entelequia de la Tierra es exactamente el mismo que el de Venus, por ejemplo, ¿Cómo es que millones de kilómetros separan a ambos planetas? La respuesta es: la distancia que separa a los planetas no tiene nada que ver con los puntos indiscernibles pues NINGUNA DISTANCIA LOS SEPARA EN TODO INSTANTE. (¿Ve estimado Serrano por qué debo desarrollar otra matemática?). Y lo mismo vale para cualesquiera cuerpos que se deseen considerar.

Tomo dos monedas una en mi mano izquierda otra a mi derecha; están a quince centímetros una de otra; se pueden medir, pesar, etc.; hay una suma de propiedades arquetípicas que las determinan Y LAS DIFERENCIAN; una es de “diez”, la otra “cinco”: más, el arquetipo “dinero” es cultural; el “valor” de las monedas ha sido representado exteriormente por signos y “reconocido” intuitivamente; pero hay otro Arquetipo, no cultural, sino psicoideo que sostiene al metal en su “forma” de tajada cilíndrica, etc.. Todas estas propiedades unen y diferencian a las monedas, me permiten decir –”aquí, en la izquierda la de diez”‐ y –”aquí en la derecha la de cinco”. Y todo el mundo convendrá en que son DOS monedas y que están “allí” y “allá”.

Pero en cuanto nos referimos al gravis las cosas cambian pues ya no podremos distinguir la entelequia de una y otra o, diremos, son “indiscernibles”. Naturalmente, muchos reirían al oír esto, y harían bien en hacerlo; sino están preparados para afrontar el Misterio mejor es que rían y permanezcan en la ignorancia pues MUCHO HAN ENLOQUECIDO ANTE LA REALIDAD DE LOS PUNTOS INDISCERNIBLES: son los “Místicos” que de pronto vieron OJOS EN TODAS LAS COSAS o los drogadictos –no ofenderse que hablo de Aldous Huxley y otros por el estilo‐ quienes exploraron el mundo con la percepción visual expandida por medio de algunas drogas y se horrorizaron, no frente a un mundo “viviente”, sino por los “millones de ojos” con que “Dios” los observaba “desde todas las cosas”.

Lamentablemente –para el Demiurgo‐ nosotros no somos “Místicos” y no nos impresiona Su espantosa multiplicidad y, aunque nos mire fija y permanentemente desde todas partes, no logrará otro efecto que afirmarnos en el camino inverso del retorno al origen. Luego de esta bravuconada luciférica, prosigo.

La teoría gravis, y su consecuencia: los puntos indiscernibles, basada en los conceptos de Jung y Pauli, permite, aparte de construir platos voladores o levantar piedras de mil toneladas, explicar la casi totalidad de los fenómenos parapsicológicos y la taumaturgia o magia de cualquier tipo, con exclusión solamente de todos aquellos fenómenos que no sean de “campos de fuerza”, es decir, lo que llamamos carismático, para los cuales hay otra teoría.

En varias partes de mi libro, escribí que siempre que se siga una vía secreta de liberación, de las siete que propone la Sabiduría Hiperbórea, habrá algún momento en que se producirá un enfrentamiento con el Demiurgo y que contemplar su terrible Faz puede ser peligroso sino se posee un valor sin límites. Ahora queda claro a qué me refería. En la entelequia de los gravis, desde los puntos indiscernibles que están en todos los cuerpos, es decir, desde el Tiempo que es Su Conciencia, está El sosteniendo el orden material.

PERO ÉL NO ACTÚA A TRAVES DE LOS GRAVIS. SOLAMENTE LO SOSTIENE. NO ES EL ASPECTO LOGO EL QUE SE MANIFIESTA EN LOS PUNTOS INDISCERNIBLES SINO EL ASPECTO CONCIENCIA (TIEMPO). NO ES EL VERBO SINO EL OJO DEL DEMIURGO. UN OJO MULTIPLICADO INFINITAMENTE EN TODA LA CREACIÓN PERO QUE ES SIEMPRE EL MISMO OJO. HE ALLÍ A MAYA. UN OJO QUE SE CONTEMPLA A SI MISMO, QUE SE ADMIRA PERPETUAMENTE DE SI MISMO. UN OJO QUE ESTÁ EN EL LOBO QUE ACECHA Y EN EL CORDERO QUE HUYE, EN EL HOMBRE QUE HUNDE EL PUÑAL EN SU HERMANO Y EN SU HERMANO QUE MUERE Y, TAMBIÉN, EN EL PUÑAL QUE SE EMBRIAGA DE SANGRE BORBOTEANTE. UN OJO QUE MIRA DESDE EL AMADO Y DESDE LA AMADA Y DESDE LA TRAICIÓN DEL TERCERO. EN FIN, ESE OJO, CUYA CUENCA ES UNA CIMA QUE DESCIENDE A LOS ABISMOS DEL BIEN Y DEL MAL, ES EL OJO DE ABRAXAS, UN OJO TERRIBLE E INSENSATO.

No en vano todos los gnósticos alejandrinos que sabían con qué clase de monstruo se la tenían que ver, encerraban al ojo de Abraxas en un triángulo, es decir, aplicaban la “ley del cerco”, para no enloquecer de esquizofrenia. Los Iniciados Hiperbóreos, los berserkir de la SS por ejemplo, como aquellos gnósticos, también poseen técnicas para resistir la mirada disolvente del Demiurgo y aprovechar los puntos indiscernibles de los Arquetipos gravis. ¿Aprovechar? …… ¿Para qué? ¿Cómo?. Son preguntas comunes. Querido kamerad Serrano pues hoy día, si no se dispone de un Bevatrón parece que nadie puede ni soñar con investigar el interior de la materia y, si no se posee una grúa hidráulica, ¿Quién intentaría mover las piedras de Sacsahuamán?.

Porque la verdad es que sólo para lo maravilloso se debe “aprovechar” la teoría gravis, que es una ciencia de los Siddhas y de la cual, por lo tanto, están excluido los impuros (de sangre=pasu) y los hebreos. Veamos algunas de tales posibilidades maravillosas:

El que ha comprendido la teoría gravis puede buscar EN SI MISMO, en su cuerpo físico, el punto indiscernible y, POR MEDIO DE LA VOLUNTAD, DESPLAZAR EL CENTRO DE GRAVEDAD FUERA DE SU CUERPO, EVITANDO EL PESO, ES DECIR, LA ATRACCIÓN QUE LA TIERRA EJERCE SOBRE SU MASA: es la levitación. Pero, como su punto indiscernible es el mismo que el de esa piedra que está allí, no le resultará difícil moverla con el solo acto de su voluntad (aquí habrá que tener cuidado pues pueden ocurrir accidentes lamentables): es la psicokinesis. Más cuando un cuerpo material hábilmente diseñado se lo lleva a coincidir en su entelequia con la de un cuerpo humano, entonces se dispone de un vehículo “que viaja sin motor, como los que siempre hemos tripulado los hiperbóreos”. Y como en el punto indiscernible hay distorsión temporal, tales vehículos pueden hacerse invisible POR ACELERACIÓN TEMPORAL y no por “altas vibraciones” como sostienen ciertos ufólogos materialistas e imbéciles (¡juro que busco y busco otra palabra menos ofensiva, ¿cómo se dice “falto de imaginación hasta la exasperación”?!). (1)

Un último comentario. En el centro de la Tierra, dado el gran volumen de masa, hay un poderoso punto indiscernible, que altera de tal manera el espacio y el tiempo, que puede encontrarse allí, SEGÚN LA MANERA COMO SE ACOMETA EL ACERCAMIENTO, desde un núcleo de magma, tan caro a los geólogos, hasta un porción simultánea del espacio cósmico (con estrellas y todo, pasando por muchos estados intermedio sumamente interesantes que no puedo detallar ahora).

Estimado kamerad: jamás he sido avaro de palabras, pero tampoco deseo exagerar y cansarle a Ud.. Discúlpeme si lo he hecho, pero, como le decía al comienzo, al leer Nietzsche y la danza de shiva, con sus citas sobre el Dr. Jung, sentí un irrefrenable impulso de mostrarle, con un ejemplo sencillo cuán cerca estaba él de la ciencia secreta de los Siddhas . No se si logré transmitirle esa “gran clave” que es el arquetipo gravis; si no lo he conseguido la culpa es sólo mía por falta de elocuencia.

(1) También se puede, a través de los puntos indiscernibles efectuar una bilocación, trilocación o polilocación… siempre y cuando se proceda previamente a “cerrar el párpado”, extender una membrana que cubra el ojo de Abraxas, es decir, plasmar un signo que impida a Su Mirada, amante y homicida, posarse en aquel que se ha atrevido a asomarse al abismo.

Written by master

junio 24, 2011 at 8:57 pm

Publicado en Contenidos

Tagged with

Carta de Miguel Serrano a Nimrod de Rosario

(En esta carta, Miguel Serrano realiza varias críticas a Luis Felipe Moyano. Tal vez enceguecido por los celos, Serrano parece no comprender que Belicena Villca es una novela y no un libro de historia. Serrano critica que Moyano haya puesto en labios del Führer un discurso ficticio e irreal. Moyano ya le había explicado que se trataba de una novela y no de un hecho real, y que esa suprema síntesis de la sabiduría eterna debería ser expresada en la novela por el supremo lider de la Alemania eterna. La siguiente crítica importante de Serrano en esta carta se refiere a la vía húmeda propuesta por Moyano. Hay aquí un error en Serrano, pues ambas vías, la seca y la húmeda, son igualmente importantes y están en el mismo nivel, siendo libremente elegidas por ambos tipos de iniciados.)

Chile, 30 de Octubre de 1985

He recibido su carta y su libro, hace ya algún tiempo; pero me ha sido imposible preocuparme de ellos antes, como para darles la respuesta apropiada, por causa de tristes asuntos de familia, que hasta me impidieron llegar a Córdoba, adonde iba de viaje, debiendo regresar urgentemente.

Yo sí que debo decirle que toda alegría que pude sentir al recibir su obra fue inhibida y hasta destruida con la sorpresiva carta que me ha enviado con su libro.

No sé de qué está hablando usted allí, porque lo único válido entre nosotros debió ser nuestra correspondencia personal. Lo que yo le he escrito fue siempre con el mejor ánimo y dirigido a colaborar o ayudar en eso que creí pudiera llegar a ser un Opus conjunto, en ambos lados de la gran montaña o columna dorsal de los Andes.

Recuerdo que lo primero que le declaré fue que en estos territorios la mentira no es permitida, aunque fuera en una novela; porque los arios no mienten, al revés del judío, marcándose aquí la diferencia esencial. Y por ello, aunque fuera en una obra de ficción, no estaba permitido poner en boca del Führer, Adolf Hitler, largos parlamentos con tanto sabor gnóstico y que él nunca pronunció; porque todo lo que hoy huele gnosticismo, a dualismo –como también a monismo‐ está dentro del gran negocio judío.

Alfred Rosenberg afirmó: “La verdad del judío es la mentira orgánica”. Con esto, él estaba significando esa mezcolanza racial, horrible, ese mestizaje y bastardismo que definen a la anti‐raza judía. De allí no puede salir nada que sea verdadero. Su verdad es la mentira. Por eso, quien lucha contra el judío, o se defiende de él, tiene la obligación de levantarse contra la mentira, su producto exudado. Por eso yo también lucho, sincronísticamente, contra la mentira del holocausto judío. Afirmar que este holocausto es verdad, como usted lo hace, es colaborar con el judío, dejando de lado todas esas sofisticadas interpretaciones de que me habla. El combate es adentro y afuera, sincronísticamente. Esto es Magia. Y rehuir ese combate exterior puede aceptar varias interpretaciones y justificaciones; pero tiene un solo nombre: cobardía.

Le decía yo en aquella carta que, en esto que usted llama sabiduría hiperbórea, “no cabe la invención ni la mentira”. No estamos autorizados para ponernos a inventar cosas y luego atribuirlas a una “sabiduría hiperbórea revelada por los siddhas”, ni mucho menos atribuírselas a las SS., a la Thulegesellschaft, a Adolf Hitler, al Hitlerismo Esotérico o al Nacionalsolcialismo. Recuerdo, además, que he sido muy cuidadoso al no decir algo que pudiera crear un enfrentamiento. Por ello, cuando alguien me ha preguntado, para conocer mi opinión, sobre el tantrismo por ejemplo, postergué toda respuesta hasta conocer lo que usted me hiciera remitir sobre la “Mujer Lilith”. Desgraciadamente, no puedo estar de acuerdo con toda esa magia negra con prostitutas, con esa mugre; pero seguí siendo muy cuidadoso al dar mi opinión. Yo deseaba colaborar, adaptando las ondas, y este esfuerzo deberá usted reconocerlo en mi último libro, el cual se hallaba casi terminado cuando nuestra relación se iniciara. Al remitirme por primera vez sus escritos, me dijeron que lo hacían para colaborarme en la obra en que me hallaba empeñado y que “el trabajo iba a ser dedicado a Rudolf Hess y a mí”; porque usted ya había leído “El Cordón Dorado, Hitlerismo Esotérico”, aunque ahora pretende y diga lo contrario. Comprendiendo la importancia de lo que acontecía, guardé el más estricto secreto y no creo haber tratado nunca directamente con usted el asunto de los druidas, a pesar de conocer bien donde se hallaba el origen de su peregrina elucubración; el libro “La Otra Atlántida” de Robert Scrutton, donde un posible masón inglés, teósofo o algo así, ha publicado “La Crónica de Oera Linda”, por lo demás, de dudosa autenticidad. Ahí, Scrutton habla por su cuenta, refiriéndose a los “Golen”, que los frisones encontrarían en Asia Menor. Dice que les habrían invitado a pasar a Europa y a Inglaterra. De ahí usted, por su cuenta y partiendo de esas dudosas fuentes, llega a la conclusión de que “golen”, druida y celta son una misma cosa, conformándose así una construcción imaginaria que, sin embargo, coincide como dos gotas de una misma agua con un plan internacional que se viene poniendo en marcha desde hace ya varios años, para tratar de quitar de encima, de algún modo, la responsabilidad única y total de la gran conspiración al judío. Hemos podido ver así, en un libro ya citado por mí, “La Race Fabuleuse” de Gérard de Séde, el pretendido intento de hacer aparecer a los merovingios con mezcla de judíos; en seguida, unos investigadores a sueldo de la BBC de Londres, publican un Best Seller, “Holly Grail and Holly Blood”, en donde también se pretende lo mismo, atribuyendo ahora hasta “Los Protocolos de los Sabios de Sión” a una entidad sinárquica; el “Priorato de Sión” que pretendería instalar un “Rey del Mundo”, “de sangre merovingia‐judía. Y en Canadá se ha escrito un libro, aún no publicado, pero cuyo borrador he tenido en mis manos, culpando de la Gran Conspiración Mundial a los “Welsh”, es decir, a los galeses. Lo mismo que usted. De algún modo, el judío sería “suavizado”, y, al final, liberado de la absoluta culpa, al ser reemplazado por una “próxima raza raíz” gallega, u otro absurdo por el estilo, teosófico‐masónico. Y este plan judío, inspirado desde afuera, casi telepáticamente, o por hipnosis a distancia, se complementa y colabora perfectamente con la mentira de los seis millones del holocausto, las cámaras de gas, las “pantallas de lámparas y jabones hechos con piel de judíos”, en los campos de concentración nazistas, de tal modo que ya no se pueda recordar el único régimen en este mundo que dio solución justa, terminando con la servidumbre al interés del capital, magia negra judía que tiene esclavizados a los pueblos de esta América. Yo toda esta mentira, que a usted parece no afectarle, porque “se desmoronaría sola si fuera verdad” (Como si alguna mentira judía se haya desmoronado alguna vez sola en la Historia controlada por ellos, sin que los arios deban luchar para conseguirlo) a mi sí me afecta, porque hay camaradas que se encuentran en prisión y son torturados por el solo hecho de haberse levantado contra esa mentira.

Descubro también que el término “Berserkier”, o “Furor Berserkier” ha sido tomado por usted del mismo libro, “La Otra Atlántida”, escrito por ese dudoso personaje “mundialista” anglosajón.

Ahora bien, y para retomar el asunto de la “mentira orgánica”, cada vez que oigo mencionar el concepto de “raza raíz”, “raza del espíritu”, o del “Espíritu”, que “está sobre la sangre y la raza biológica”, etcétera, me entran unas irrefrenables sospechas sobre el origen mismo de quien así lo plantea. Y entro a parafrasear a Goebbels, diciendo: “Cuando oigo hablar de “espíritu” desenfundo mi pistola”. Y esto no porque no crea en el Espíritu, como usted antojadizamente me atribuye, sino porque entro a dudar de la procedencia de quien estas cosas así plantea. Ya he explicado en mi libro último mis sospechas sobre el mismo Evola y Claus, por exponer sus tesis “tradicionalistas” y “psicoetnológicas”, de las “razas del alma”, “del espíritu”, etcétera. En verdad no existe más que una raza que pueda expresar eso que estamos llamando Espíritu Hiperbóreo, y esta es la raza blanca nórdica y la sangre nórdica aria; porque sólo ahí se puede expresar el Espíritu, así como en un violín estradivario se puede ejecutar mejor a Bach. Y el mongol por ejemplo, no es más que una mezcla racial inferior del animal‐hombre, del negro con el amarillo; a los más, del amarillo con el blanco. Y ahí jamás encarnará el “Espíritu Hiperbóreo”. “Mirémonos de frente” decía Nietzsche, “nosotros somos hiperbóreos!”, Bueno, mirémonos en un espejo y ahí sabremos si pertenecemos a la raza blanca aria, o si somos mongoles, mestizos de indios, o bien mulatos.

Recuerdo que también me referí en una de mis cartas a que usted estaba usando toda mi terminología, hasta con las faltas de ortografía que yo cometiera en “El Cordón Dorado”. Allí, en sus escritos, aparecen “el Espejo de la Princesa Papán”, el concepto de “A‐mor” (estoy seguro de ser el único que los ha empleado en el mundo), “La Minne”, “Virya” (se escribe Virâ) y también “Cordón Dorado”, “Áurea Catena”, “Vril”, “Vraja”, “Tantrismo Kaula”, “Lilith”, etcétera, etcétera. Casi todos estos conceptos míos, me han sido robados por usted y, luego, desviados del sentido que yo les atribuí. Y, por último, después de recibir su carta, me parece que yo también pude esperar como mínimo que usted hiciera referencia de dónde y de quién le han llegado estos términos, que usted ha plagiado y expoliado. Cómicamente, en su carta usted tiene la desfachatez de advertirme sobre la necesidad de citar la fuente de su obra, “si yo llegara a referirme a ella, porque podrían existir derechos comprometidos”. Me veo, entonces, en la necesidad de hacerle yo esta advertencia, para el caso de una edición real, o en forma de un libro suyo, puesto que el plagio y la falsificación del sentido de los términos usados por el autor son penados por la ley, siendo muy estricta la Ley de Propiedad Intelectual en Chile, pudiendo establecerse el reclamo sin que su efectividad sea perjudicada por las fronteras nacionales.

Nunca pensé haber tenido que escribirle todo esto. Usted me ha obligado a hacerlo, como una reacción al inesperado ataque que me endilga y que, por supuesto, no puedo pasar por alto. ¿Y cómo aceptar aún ese extrañísimo “pacto de no agresión” que usted me propone, cuando ha empezado agrediéndome? ¿Por qué y para qué? En estos territorios tan esenciales, no cabe la “componenda” –la que usted propone‐. No se trata de “ortodoxia judaica”, u otra monserga semejante, sino de oposición esencial, de una Weltanschauung opuesta, diferente. La suya no concuerda en absoluto con la mía, con la del Hitlerismo Esotérico, ni con la del Nacional Socialismo exotérico. Nada tiene que ver con la lucha del héroe, del Virà, en el Yuga de los Héroes. Todo lo que usted visualiza es un escape vergonzante, una salida, porque en su dualismo gnóstico (que nada tiene que ver con Hitler, ni con las SS.) todo este mundo, el Universo entero es una prisión, una creación demiúrgica. Para el Hitlerismo Esotérico, para mí, es sólo una corrupción en la superficie, una mala copia revestida con una película de Maya. Y, al fondo, se halla una naturaleza pura y bella, tan llena de nostalgia como nosotros mismos, que nos pide a gritos que la redimamos, que la transfiguremos, que “la hagamos invisible dentro de nosotros”, como aseguraba Rilke. Hitler y la SS creían en la posibilidad de revertir la entropía. Y ese fue el origen del conflicto de Rosenberg y las SS con Spengler. En cualquier instante del Yuga de los Héroes es posible reconstruir Thule, retornar a la verdadera Edad Dorada de la Primera Hiperbórea –no a la copia del Demiurgo‐ derrotar al Enemigo, enderezar el Eje de la Tierra, transfigurarla conjuntamente con nuestra mutación, o con nuestra muerte heroica en el combate. “Porque la sangre de los héroes llega más cerca de Wotan que la plegaria de los santos”, que la “huida”, en una autorrealización onanística. Y porque los Héroes que mueren combatiendo por la causa justa del Führer, Adolf Hitler, serán rehechos en el Walhalla por las Valkirias y alcanzarán así la inmortalidad. Es decir, la lucha es sincronística, afuera y adentro, por la redención del mundo y la nuestra. Por ello, entramos voluntariamente aquí, para combatir, no para escapar de un Universo sin esperanzas, de una prisión, sino para impedir que el “plagio” (El Demonio y el judío siempre plagian, falsifican, corrompen) y la corrupción no sigan extendiéndose junto con ese Universo corrompido, a expensas del Universo de los Divyas, o Siddhas, a expensas de Hiperbórea. Combatir aquí, dentro del mismo campo del Enemigo. Este es el Idealismo Mágico de Novalis, el de los SS, el de Hitler y su Nacional Socialismo. Y es por eso, también, que el ario nórdico, de raza biológica pura, de sangre biológica pura, ama la Naturaleza (porque ambos poseen Nostalgia, Minne). La belleza de la Naturaleza tiene su origen en idéntica Nostalgia. Y por eso, la anti‐raza judía odia la aturaleza.

El plan judío y del Demiurgo, del Demonio, del Enemigo, es predicar el escapismo. Lo ha hecho de muchos modos diferentes en nuestro tiempo: con la droga, con el “hippismo”, con “el amor universal”, con el homosexualismo, el lesbianismo, el orientalismo, el gnosticismo, el “tantrismo”, el “ovnismo”, el boom artificial y la falsificación de las obras de Hermann Hess y de C. G. Jung. Y también ahora, en menor scala, pero igualmente peligroso, con usted. Así se desvía y desvirtúa el combate de la juventud (y no solo de la juventud), al mismo tiempo se les saca de la recta lid en este ndo, debilitándola, degenerándole, para poder dejar en las solas manos judías el control de la situación total en el planeta (y no sólo en el planeta).

Lo vuelvo a repetir: el obnubilamiento del Virâ, del héroe, débese al “pecado racial”, a la mezcla con los hijos del “animal‐hombre”, al mestizaje, siendo aún posible la regeneración, intentando retornar por el caminar retrógrado, el de la Swástica Levógira –urdaveretar‐ . “El pecado contra la sangre y la raza es el pecado original y marca el ocaso de la humanidad que se le rinde”. Y estas sí son palabras dichas por el Führer, Adolf Hitler (“Mi Lucha”).

No, aquí no pueden existir pactos ni componenda. Hay muchas vidas jóvenes comprometidas, también en Argentina, a ambos lados de la Columna Vertebral del Polo Sur, morada del demonio, por el momento. El Führer también lo dijo: “Sólo la política admite la componenda; la Weltanschauung, la concepción del mundo, nó”. Y sólo lo que Hitler dijo –en todo lo que se refiera al Hitlerismo, especialmente, es verdad para nosotros. No podemos, por ello, inventarle palabras y aseveraciones al Führer ni a las SS. Tampoco a los Siddhas; aunque se nos antoje comenzar a afirmarlo en nombre de una supuesta iniciación, o de una Orden “Tirodal”, recién inventada, de “Caballeros de la República Argentina”, u otra cosa por el estilo.

Puede, por lo tanto, tener la seguridad de que no entraré en mayor polémica, ni siquiera en un intercambio epistolar, el que doy por definitivamente terminado. No dispongo de tiempo exterior ni interior para ello, aunque sí esta carta deberá circular entre la misma gente que usted hiciere circular las que me dirigiere. Siempre guardé el más absoluto secreto y reserva en todo lo que tuvo que ver con nuestra comunicación, que pese a ser importante para mí, en la sorpresa de los primeros tiempos. Bueno! Las cosas se han venido a dar de otro modo al presente, y no por culpa mía. Mi interés primordial se centra en el deseo de preservar la pureza y la transparencia de mi lucha, de mis conceptos y mis vivencias, no pudiendo otorgar a nadie el derecho de plagiarlos y desviarlos hacia un sentido diferente al que yo le diere.

Miguel Serrano

Written by master

junio 24, 2011 at 8:31 pm

Publicado en Contenidos

Tagged with

Fragmentos Gnósticos tomados de la obra de Nimrod de Rosario

I. Prólogo

Se han seleccionado 89 fragmentos de la novela “El Misterio de Belicena Villca” y 45 fragmentos de “Fundamentos de la Sabiduría Hiperbórea” para ser leídos y estudiados por los aspirantes.

Estos 134 fragmentos son una síntesis óptima de la gnosis que Nimrod de Rosario tuvo como misión traer a este mundo.

Estos fragmentos también son una introducción a los libros de Nimrod de Rosario. Una vez leídos y releídos por los aspirantes estos podrán seguir con la versión abreviada de la novela y con los primeros tomos de los Fundamentos.

El estudio de los escritos de Nimrod de Rosario debe llevarse a cabo minuciosamente, sabiendo que en ellos cada palabra y cada frase son inmensamente importantes.

Nimrod de Rosario nos enseñó que leyendo y releyendo sus escritos se producirá el despertamiento y la trasmutación de los aspirantes.

II. Fragmentos de “El Misterio de Belicena Villca”

1. Si ya se ha hecho Ud. consciente del Gran Engaño, entonces lea con detenimiento lo que sigue pues allí encontrará algunas claves para orientarse en el Camino de Regreso al Origen.

2. El Secreto, en síntesis, consiste en… conocer el Origen extraterrestre del Espíritu humano y adquirir la Sabiduría suficiente como para regresar a ese Origen, abandonando definitivamente el demencial Universo de la Materia y la Energía, de las Formas Creadas.

3. Hombres procedentes de una guerra espantosa y total… de una Guerra Esencial que comenzó mucho antes, en el Origen extraterrestre del Espíritu humano, y que aún no ha concluido.

4. La Guerra Esencial es un enfrentamiento de Dioses, un conflicto que comenzó en el Cielo y luego se extendió a la Tierra, involucrando a los hombres en su curso.

5. La Máxima Sabiduría coincidiría con la Más Fuerte Voluntad de regresar al Origen, con la Mayor Orientación hacia el Origen, con el Más Alto Valor resuelto a combatir contra las Potencias de la Materia, y con la Máxima Hostilidad Espiritual hacia lo no espiritual.

6. Antes de la caída del Espíritu extraterrestre en la Materia, existía en la Tierra un animal-hombre extremadamente primitivo, hijo del Dios Creador de todas las formas materiales: tal animal hombre poseía esencia anímica, es decir, un Alma capaz de alcanzar la inmortalidad, pero carecía del Espíritu eterno.

7. Luego de protagonizar el Misterio de la Caída, el Espíritu vino a quedar incorporado al animal hombre, prisionero de la Materia, y surgió la necesidad de su liberación.

8. Para comprender al Signo del Origen se requerían exactamente “trece más tres Vrunas”, es decir, un alfabeto de dieciséis signos denominados Vrunas o Varunas.

9. La más alta santidad sacerdotal, la que se demostraba por el dominio del Alma, fuese ésta concebida como cuerpo o como fuerza, significaba también la más abyecta sumisión a las Potencias de la Materia.

10. En el Origen, más allá de las estrellas, existía una Luz Increada que sólo podía ser vista por el Espíritu; esa luz infinita era imperceptible para el Alma. Empero, aunque invisible, frente a ella el Alma se sentía como ante la negrura más impenetrable, un abismo infinito, y quedaba sumida en un terror incontrolable: y eso se debía a que la Luz Increada del Espíritu transmitía al Alma la intuición de la muerte eterna en la que ella, como toda cosa creada, terminaría su existencia al final de un super “Gran Año” de manifestación del Dios Creador, un “Mahamanvantara”.

11. Se trataba de tres conceptos, el principio de la Ocupación, el principio del Cerco, y el principio de la Muralla.

12. La Sabiduría haría al Espíritu libre en el Origen y más poderoso que el Dios Creador; pero en este mundo, donde el Espíritu está encadenado al animal hombre, el Culto al Dios Creador acabaría dominando a la Sabiduría.

13. Cuanto existe en este mundo es sólo una burda imitación de las cosas del Mundo Verdadero.

14. Como el Alquimista revuelve el plomo, los miembros de la familia elegida repetirían incansablemente las pruebas establecidas por los antepasados, hasta que uno de ellos un día, girando un círculo recorrido mil veces bajo otros cielos, alcanzase a cumplir la misión familiar, purificando entonces su sangre astral. Se produciría así una trasmutación que le permitiría remontar la involución del Kaly Yuga o Edad Oscura, regresar al Origen y adquirir nuevamente la Sabiduría.

15. El Gran Jefe de los Espíritus Hiperbóreos, Lúcifer, “el que desafía con el Poder de la Sabiduría al Poder de la Ilusión del Dios Creador”, el Enviado del Dios Incognoscible, el verdadero Kristos de Luz Increada.

16. Conservaron el alfabeto sagrado de trece más tres Vrunas, a las que representaban con dieciséis signos formados con líneas rectas y a los que habían asociado un sonido de la lengua corriente; de ese modo se disponía de trece consonantes y tres vocales.

17. Sería Su Fuego el que se instalaría en el corazón del hombre y lo trasmutaría; y ese Fuego, al principio extremadamente cálido, finalmente se tornaría más frío que el hielo: y sería ese Fuego Frío el que produciría la mutación de la naturaleza humana.

18. La Negrura Infinita que ofrece la Muerte Kâlibur de la Diosa Pyrena, en la que toda Luz Creada se apaga sin remedio, es capaz de Reflejar a ese “algo” que es el Espíritu Increado; y el Reflejo del Espíritu en la Negrura Infinita de la Muerte Kâlibur es la Verdad Desnuda de Sí Mismo. Frente a la Negrura Infinita la Vida Creada muere de Terror y el Espíritu se encuentra a Sí Mismo. Es por eso que si el Elegido, tras el reencuentro, recobra la Vida, será portador de una Señal de Muerte que dejará su corazón helado para siempre. El Alma no podrá evitar ser subyugada por la Semilla de Piedra de Sí Mismo que crece y se desarrolla a sus expensas y trasmuta al Elegido en Iniciado Hiperbóreo, en Hombre de Piedra, en Guerrero Sabio. Como Hombre de Piedra, el Elegido resurrecto tendrá un Corazón de Hielo y exhibirá un Valor Absoluto. Podrá amar sin reservas a la Mujer de Carne pero ésta ya no conseguirá jamás encender en su corazón el Fuego Caliente de la Pasión Animal. Entonces buscará en la Mujer de Carne, a Aquella que además de Alma posea Espíritu Increado, como la Diosa Pyrena, y sea capaz de Revelar, en Su Negrura Infinita, la Verdad Desnuda de Sí Mismo. A Ella, a la Mujer Kâlibur, la amará con el Fuego Frío de la Raza Hiperbórea. Y la Mujer Kâlibur le responderá con el A-mort helado de la Muerte Kâlibur de Pyrena.

19. La contemplación de Sí Mismo, que es un Reflejo del Espíritu Eterno, se experimenta en un instante único, inabarcable por el Tiempo de la Creación; los Elegidos que encuentran la Muerte Kâlibur de Pyrena nunca podrán responder a esa pregunta; la experiencia de la Eternidad es indescriptible.

20. Un Hombre de Piedra; un Regresado de la Muerte; uno que en la Muerte fue amado con el Fuego Frío Kâlibur de Pyrena y ahora conserva el Recuerdo de A-mort; uno que ha sentido, más allá del Amor de la Vida, el A-mort de la Muerte Kâlibur, es decir, la No-Muerte de la Muerte Kâlibur, y ahora se ha inmortalizado como hijo de la Muerte.

21. El Hombre de Piedra sólo actuará, escuchará en silencio la Voz del Fuego Frío y actuará; y su acto expresará el máximo Valor espiritual; hiciese lo que hiciese él, su acto estará fundado en el soporte absoluto de Sí Mismo, más allá del bien y del mal, y no le afectará ningún juicio o castigo procedente del Mundo del Engaño. Y ninguna variante del Gran Engaño, ni siquiera el Fuego Caliente de la Pasión Animal, podrán arrastrarlo otra vez al Sueño de la Vida; Sabio y Valiente como un Dios, el Hombre de Piedra sólo luchará si es necesario y aguardará callado la Batalla Final; anhelará el Origen y lo conmoverá la nostalgia por el A-mort de la Diosa; buscará a su Pareja Original en la Mujer Kâlibur y, si la encuentra, la amará con el Fuego Frío de Sí Mismo; y Ella lo abrazará con la Luz Increada de su Espíritu Eterno, que será Negrura Infinita para el Alma creada.

22. En la Tierra, el Espíritu había sido encadenado al animal hombre para que su fuerza volitiva acelerase la evolución de la estructura psíquica de éste: y tan férreo era el encadenamiento, tan sumido estaba el Espíritu en la naturaleza anímica del animal hombre, que había olvidado su Origen y creía ser un producto de la Naturaleza y de las Potencias de la Materia, una creación de los Dioses.

23. Navután viene para liberar al Espíritu del Hombre de su prisión en el Mundo del Dios Creador; el Espíritu es Increado, es decir, no Creado por el Dios Creador y, por lo tanto, nada de lo que aquí acontece puede mancillarlo esencialmente y mucho menos afectarlo éticamente; el Espíritu es Inocente y puro en la Eternidad del Origen; de allí que Navután afirme que el Espíritu Hiperbóreo, perteneciente a una Raza Guerrera, sólo puede manifestar una actitud de hostilidad esencial hacia el Mundo del Dios Creador, sólo puede rebelarse ante el Orden Material, sólo puede dudar de la Realidad del Mundo que constituye el Gran Engaño, sólo puede rechazar como Falso o Enemigo a todo aquello que no sea producto de Sí Mismo, es decir, del Espíritu, y sólo puede alentar un único propósito con Sabiduría: abandonar el Mundo del Dios Creador, donde es esclavo, y regresar al Mundo del Incognoscible, donde será nuevamente un Dios. Contrariamente, Jesús Cristo viene para salvar al Alma del Hombre del Pecado, de la Falta a la Ley del Dios Creador; el Alma es Creada por el Dios Creador y debe obedecer ciegamente a la Ley de su Padre.

24. De allí que Jesús Cristo afirme que el Alma del Hombre, la creatura más perfecta del Dios Creador, sólo debe manifestar una actitud de amor esencial hacia el Mundo del Dios Creador, sólo debe aceptar con resignación su puesto en el Orden Material, sólo debe creer en la Realidad del Mundo, sólo debe aceptar como Verdadero y Amigo a aquello que prueba venir en Nombre del Dios Creador, y sólo debe alentar un único propósito con Sabiduría: permanecer en el Mundo del Dios Creador como oveja y ser pastoreada por Jesús Cristo o los Sacerdotes que lo representen. Ser Dios o ser oveja, ésa es la cuestión.

25. Como en su momento los Gnósticos y Maniqueos, y como luego harán los Cátaros y Albigenses, ellos aceptarán sólo parte de los Evangelios, especialmente el de Juan, y rechazarán de plano el Antiguo Testamento. Esto es lo que alegaban: el Dios de los judíos no era otro que Jehová Satanás, un aspecto o rostro del Dios Uno Creador del Universo Material; en el Génesis se narra la historia de la Creación del Universo Material, donde sería esclavizado el Espíritu Increado y Eterno; El Universo creado es, pues, intrínsecamente maligno para el Espíritu Increado, el Espíritu sólo concede valor al Mundo Verdadero de donde él procede.

26. Otra es la Iglesia de Kristos, o Iglesia a secas, a la que pertenecieron los Señores de Tharsis y el Circulus Domini Canis, y a la que pertenecen muchos de los que están por el Espíritu y contra las Potencias de la Materia, por Kristos Luz y contra Jehová Satanás. Una es la Iglesia de la Traición al Espíritu del Hombre y otra es la Iglesia de la Liberación del Espíritu del Hombre, una es la Iglesia del Demonio del Alma Inmortal y otra es la Iglesia del Dios del Espíritu Eterno.

27. Grabaron los trece más tres signos rúnicos del Alfabeto Sagrado en la Columna Irminsul, y le incrustaron en su centro la Piedra de Venus, en rememoración del Ojo Unico de Wothan que miraba al Mundo del Gran Engaño desde el Arbol del Terror.

28. El Espíritu es esencialmente guerrero y, por lo tanto, las castas nobles y guerreras son espiritualmente superiores a las sacerdotales.

29. Lo que los Cátaros conocían en realidad era la Sabiduría Hiperbórea, a la que enseñaban valiéndose de símbolos tomados del mazdeísmo, del zervanismo, del gnosticismo, del judeocristianismo, etc. Por consiguiente, predicaban que el Bien era de naturaleza absolutamente espiritual y estaba del todo fuera de este Mundo; el Espíritu era Eterno e Increado y procedía del Origen del Bien; el Mal, por el contrario, tenía por naturaleza todo lo material y creado; el Mundo de la Materia, donde habita el animal hombre, era intrínsecamente maligno; el Mundo había sido Creado por Jehová Satanás, un Demiurgo demoníaco; rechazaban, por lo tanto, la Biblia, que era la “Palabra de Satanás”, y repudiaban especialmente el Génesis, donde se narraba el acto de Crear el Mundo por parte del Demonio; la Iglesia de Roma, que aceptaba la Biblia era, pues, “la Sinagoga de Satanás”, la morada del Demonio; el animal hombre, creado por Satanás, tenía dos naturalezas: el cuerpo material y el Alma; a ellas se había unido el Espíritu Increado, que permanecía desde entonces prisionero de la Materia; el Espíritu, incapaz de liberarse, residía en el Alma, y el Alma animaba el cuerpo material, el cual se hallaba inmerso en el Mal del Mundo Material; el Espíritu se hallaba, así, hundido en el Infierno, condenado al dolor y al sufrimiento que Jehová Satanás imponía al animal hombre.

30. Era tiempo del despertamiento espiritual y del renunciamiento material, de discriminar claramente entre el Todo del Espíritu y la Nada de la Materia.

31. Se requerirían hombres profundamente espirituales, que poseyesen la Sabiduría Hiperbórea y se trasmutasen por el Recuerdo del Origen, por la revelación de la Verdad Desnuda de Sí Mismo, es decir, se necesitarían Hombres de Piedra.

32. Oponer la Sabiduría Hiperbórea al Culto del Dios Uno.

33. En todo Iniciado Hiperbóreo el Espíritu debía dominar al Alma.

34. El hombre perderá su virilidad y se ablandará, se tornará como mujer; aún cuando pueda procrear, su voluntad de luchar será debilitada por un afeminamiento creciente que se extenderá a toda la Humanidad; perplejos, muchos confundirán la moral sodomita con un producto de la alta civilización, pero en verdad sucederá que el Corazón dominará a la Mente y enervará a la Voluntad; al Final, todos acabarán aceptando el modo de vida sinárquico; y el hombre sustituirá al Aguila por la Paloma, a la Guerra por la Paz, al Riesgo heroico por la Comodidad pasiva.

35. El Tiempo es el constante fluir de la Conciencia de El Uno; entre el Principio y el Final del Tiempo está la Creación; y al Final del Tiempo está la Perfección del Alma como Piedra de Fuego. Es la Voluntad de YHVH que el Alma alcance la Perfección Final según el modelo de Metatrón. Pero ahora el Alma no puede ver a la Piedra Fría que lleva hundida en su seno. No la percibe hasta que ella se atraviesa en su camino y se convierte en Piedra de Tropiezo para el Alma, en Obstáculo Insalvable para alcanzar el Bien de la Perfección Final. Sin la Semilla de Piedra en el Alma del hombre de barro no habría habido Mal ni Odio hacia la Creación, la evolución se hubiese realizado por la Fuerza del Amor al creador, la Perfección Final hubiera estado asegurada para toda Alma Creada: ahora ese Plan de YHVH será imposible de cumplir.

36. Se había convertido en un Iniciado Hiperbóreo, en un potencial enemigo de los planes de la Fraternidad Blanca. ¿Cómo ocurrió tal herejía? ¿Quién lo inició en la Sabiduría Hiperbórea?

37. Luciendo la Tiara papal, réplica de la corona egipcia de los Sacerdotes Atlantes morenos; vistiendo la túnica blanca de los Sacerdotes levitas de Israel, en la que está bordado el Trébol de Cuatro Hojas de los Sacerdotes Golen, estilizado como cruz celta; en su mano derecha sosteniendo la Cruz, símbolo del Encadenamiento Espiritual, y en la izquierda las Llaves de San Pedro, símbolo de la Llave Kâlachakra con que los Dioses Traidores al Espíritu del Hombre consumaron su Traición Original.

38. Mi Señor sólo conoce y respeta la Ley del Honor, que es la Ley del Espíritu Santo, de la Voluntad del Dios Verdadero; sólo tu Dios Jehová, que es un Demonio llamado Satanás, al que obedeces servilmente, puede oponerse a esa Ley.

39. Nosotros, los Guerreros Eternos de Kristos Lúcifer, acabaremos algún día con los Jefes de tus Jefes, con la Jerarquía Oculta de Sacerdotes Supremos que mantienen al Espíritu Increado en la esclavitud de la materia creada.

40. El Yo, expresión del Espíritu, surge hundido en la entraña del Alma sin disponer de ninguna posibilidad de orientarse hacia el Origen, puesto que él ignora que se encuentra en tal situación, que hay un regreso posible hacia la Patria del Espíritu; el Yo está normalmente extraviado sin saber que lo está; y busca el Origen sin saber qué busca. Los Dioses Traidores lo encadenaron al Alma del animal hombre para que la fuerza volitiva de su búsqueda inútil sea aprovechada por el Alma para evolucionar hacia la Perfección Final. Sumido en el sujeto anímico, el Yo es incapaz de adquirir el control del microcosmos, salvo que pase por la Iniciación Hiperbórea, la que produce el efecto de aislar al Yo, del Alma, por medio de las Vrunas Increadas.

41. Un Yo despojado de toda moral, de todo dogma, indiferente a los engaños del mundo pero abierto a la memoria de sangre, podrá marchar gallardamente hacia el Origen y no habrá fuerza en el universo capaz de detenerlo.

42. Quien conoce los secretos del Misterio de A-mort es un Iniciado Hiperbóreo trasmutado, es decir, un Hombre de Piedra Inmortal.

43. El Misterio de A-mort es experimentado de siete maneras diferentes por el hombre y, justamente, ésa es la razón por la cual la Sabiduría Hiperbórea prevee siete vías iniciáticas de liberación. De acuerdo al modo en que el Misterio de A-mort ha sido gnósticamente percibido será la Vía de Liberación adoptada y es por eso que suele hablarse de una “Vía de la Mutación” o “del Rayo”; de una “Vía Seca” o “Camino de la Mano Derecha”; de una “Vía Húmeda” o “Camino de la Mano Izquierda”; de una “Vía de la Oposición Estratégica” o “Vía de la Gnosis Guerrera para la Orientación Absoluta”; etc.

44. Para los Hombres de Piedra, Iniciados Hiperbóreos de la Casa de Tharsis, el “mundo” en el cual ocurre la vida cotidiana es simplemente un “campo de batalla”, una Palestra ocupada por enemigos mortales a los que se debe combatir sin tregua pues ellos “cortan el camino de Regreso al Origen”, “obstruyen la retirada” y pretenden “reducir al hombre a la más vil esclavitud” cual es “la sumisión del Espíritu Eterno a la materia”, su “encadenamiento al Plan evolutivo del Universo, creado por el Demiurgo y su corte de Demonios”. El mundo es, entonces, para los Hombres de Piedra, el Valplads.
En la mitología nórdica y en los Eddas, el Valplads es el campo de batalla adonde Wothan elige a los que caen luchando por el Honor, por la Verdad, en fin, por las Virtudes del Espíritu.

45. El Gral es una Gema de la Corona de Kristos Lúcifer, Aquél que es más Puro que el más Puro de los Dioses Leales, el único que puede hablar Cara a Cara con el Incognoscible. Kristos Lúcifer es quien estando en el Infierno está más allá del Infierno. Pudiendo quedarse en Hiperbórea, a la luz del Incognoscible, Kristos Lúcifer ha querido acudir en rescate de los Espíritus cautivos protagonizando el incomprensible sacrificio de Su propia autocautividad. El se ha instalado como Sol Negro del Espíritu, “iluminando” carismáticamente, desde “atrás” de Venus, por intermedio del Paráklito, directamente en la sangre de los hombres dormidos.
¿Cómo una Gema del Gallardo Señor se ha mancillado cayendo aquí, a la Tierra, una de las cloacas más repugnantes de los Siete Infiernos? Porque El así lo ha dispuesto. Kristos Lúcifer ha entregado el Gral a los hombres como garantía de su compromiso, de su sacrificio, y como prueba material irrefutable del Origen Divino del Espíritu.
El Gral es, en este sentido, un reflejo del Origen Divino, el cual habrá de guiar como un faro el rumbo vacilante de los Espíritus Rebeldes que decidan abandonar la esclavitud de Jehová Satanás.

46. El principal crimen del hombre ha sido negar la supremacía de “Dios”, es decir, del Demiurgo terrestre Jehová Satanás, y rebelarse a su esclavitud. Pero el hombre es un ser miserable, inmerso en un Infierno de Ilusión en el que se siente insensatamente “a gusto”, sin posibilidades de romper el hechizo por sí mismo. Si ha negado al Demiurgo y se ha “rebelado” ha sido en virtud de un agente exterior, pero ¿Qué “cosa” en el Mundo puede ser capaz de despertar al hombre, de abrir sus ojos a la divinidad olvidada? “Si tal cosa existe, dirán los Demonios, es el objeto más abominable de la Creación material”. Pero esa “cosa”, ese “objeto abominable”, no es de este Mundo y de él ha “comido” el hombre-Espíritu-cautivo. Ese “fruto verde”, que más tarde llamarán Gral, es un alimento que nutre con la gnosis primordial, es decir, con el conocimiento sobre la Verdad de los orígenes. Por el Gral, fruto prohibido por excelencia, el hombre sabrá que es Eterno, que posee un Espíritu Divino encadenado a la materia, que procede de un Mundo imposible de imaginar desde el Infierno terrestre pero por el que siente nostalgia y al que desea regresar.
¡Por el Gral el hombre ha recordado!
He aquí su primer crimen. Recordar el Origen Divino será, en adelante, un terrible pecado y quienes lo han cometido deberán pagar por ello; esa es la Voluntad del Demiurgo, la “Ley de Jehová Satanás”. Serán sus Ministros, los Demonios de Chang Shambalá, quienes se encarguen de ejecutar la condena cobrando el castigo en una moneda que se llama: dolor y sufrimiento. El instrumento será, naturalmente, la encarnación, repetida mil veces en transmigraciones “controladas” por la “Ley” del Karma, declarando cínicamente que el dolor y el sufrimiento son “para bien” de los Espíritus, “para favorecer su evolución”.

47. El Demiurgo ha construido el Universo imitando una torpe y deformada imagen de los Mundos Verdaderos. Ha insuflado Su Aliento a la Materia y la ha ordenado con el propósito de “copiar” el débil reflejo que alguna vez recibió desde las Esferas Increadas. Pero ni la sustancia era la adecuada ni el Arquitecto estaba capacitado para ello y, sumado a esos males, debe considerarse la intención perversa de pretender reinar como Dios de la obra, a semejanza (?) del Incognoscible. El resultado está a la vista: un Infierno maligno y demencial, en el cual, muchísimo tiempo después de su creación, por un Misterio de A-mort incontables Espíritus Eternos fueron esclavizados, encadenados a la materia y sujetos a la evolución de la vida.
La característica principal del Demiurgo es evidentemente la imitación, por medio de la cual ha intentado reproducir los Mundos Verdaderos y cuyo resultado ha sido este vil y mediocre Universo Material. Pero es en las distintas partes de Su Obra adonde se advierte la alucinante persistencia en imitar, repetir y copiar. En el Universo “el todo” es siempre copia de “algo”: los “átomos”, todos semejantes; las “células”, que se dividen en pares análogos; los “animales sociales”, cuyo instinto gregario se basa en la “imitación”; la “simetría”, presente en infinidad de fenómenos físicos y biológicos; etc. Sin extenderse en más ejemplos puede afirmarse que la abrumadora multiplicidad formal de lo real es sólo una ilusión producto del cruzamiento, intersección, combinación, etc., de unas pocas formas iniciales. En verdad el Universo ha sido hecho a partir de contados elementos diferentes, no más de veintidós, que soportan, por sus infinitas combinaciones, la totalidad de las formas existentes.

48. La Vía de la Oposición Estratégica consiste en el empleo de la técnica arquemónica, es decir, en la disposición de un Arquémona o Cerco Estratégico y de un lapis oppositionis fuera del cerco, en la fenestra infernalis que da al Valplads. Aplicando la ley del cerco al Arquémona se logra aislar la plaza del Valplads, es decir, se consigue liberar un área en el Mundo del Demiurgo. Pero ello no es suficiente: es necesario que los Iniciados se desincronicen del Tiempo del Mundo y generen un tiempo propio, inverso, que les permita dirigirse hacia el Origen. Para ello practican la Oposición Estratégica contra los lapis oppositionis, que se encuentran situados sobre una Runa en el Valplads, frente a la fenestra infernalis.

49. Será difícil que alguien pueda imaginar el maravilloso espectáculo del Gral descendiendo en los siete infiernos. Tal vez si se piensa en un Rayo Verde, de brillo cegador e influencia gnóstica sobre el vidente, ante quien los Demonios giran sus fieros rostros helados de espanto; un Rayo que, cual hoja segadora de invencible Espada, va rasgando los cuatrocientos mil mundos del Engaño buscando el Corazón del Enemigo; una Verde Serpiente Voladora que porta entre sus dientes el Fruto de la Verdad, hasta entonces negada y ocultada; si se piensa en el Rayo, en la Espada, en el Fruto, en la Serpiente, tal vez así sea posible intuir lo que ocurrió en aquel momento crucial cuando la Verdad fue puesta al alcance de los Espíritus cautivos. Sí, porque desde que el Gral se asentó sobre la Vruna de Oricalco el Arbol de la Ciencia quedó plantado al alcance de aquellos que, completamente confusos, vivían en el Infierno creyendo habitar un Paraíso. ¡De ahora en adelante podrían comer su fruto y sus ojos serían abiertos!
¡Aleluya por Kristos Lúcifer, la Serpiente del Paraíso! ¡Aleluya por aquellos que comieron del Fruto prohibido: los hombres despiertos y trasmutados!

50. Comprendí el significado del Signo Tirodinguiburr. Y su comprensión me infundió el Más Alto Grado de la Sabiduría Hiperbórea. ¡Era el Espíritu Eterno quien se liberaba y aislaba, como nunca antes, de la Ilusión de las Formas Creadas! ¡Sí, mi propio Espíritu, fijo y plantado, como un menhir que permanece y se asoma en la corriente temporal del Alma, de pronto se sostenía en el Origen, en su instancia eterna e infinita! ¡Ya lo sabía todo! ¡Había regresado al Origen, me había liberado del encadenamiento en la Materia, y comprendía el por qué de la Caída! ¡De haberlo querido habría podido partir allí mismo hacia Hiperbórea! ¡Pero no podía hacerlo; no mientras la misión familiar no estuviese cumplida; no mientras Vosotros permaneciéseis aquí, en medio de los Demonios; no mientras nos quedase por librar la Batalla Final contra las Potencias de la Materia! El Honor me impedía partir.

51. ¡Porque sólo el Espíritu es Eterno! Quien no encuentre su Espíritu morirá de Muerte Final aunque crea ser Inmortal. Y quienes primero van a morir son las Almas que Más cerca están del Final, adonde se han aproximado buscando una quimérica y vana perfección arquetípica. Aquéllos cuyas Almas evolucionan imitando la Meta Final propuesta por el Dios Creador Uno, los que se engañan identificando el Bien con la “Paz Universal” y privan a su Espíritu de la oportunidad de luchar, los que adoran al Dios Creador Uno y aman el Universo Material, los que temen a Jehová Satanás y sirven a las Potencias de la Materia, los que persisten en afirmar que el Espíritu es Creado y quieren ponerlo de rodillas frente al supuesto Creador.

52. El Gran Jefe Blanco, el Señor de la Voluntad y del Valor Absolutos, vendrá una vez, dos veces, tres veces, a Vuestro Mundo. La primera vez, quebrará la Historia, pero se irá, y causará la insensata risa de los Demonios; la segunda planteará la Batalla Final, pero se irá, en medio del Rugido de Terror de los Demonios; la tercera guiará a la Raza del Espíritu hacia el Origen, pero se irá para siempre, dejando tras de sí el Holocausto de Fuego en que se consumirán los seguidores del Dios Uno, hombres, Almas, y Demonios. ¡Pero quienes sigan al Enviado del Señor de la Guerra serán Eternos!

53. Para los Guerreros Sabios toda guerra perdida en la Tierra es una guerra ganada en otros Cielos.

54. Para el hombre, trasmutado en Hombre de Piedra, siempre es posible luchar contra los Demonios y vencer.

55. Cuando sobrevenga la Batalla Final, y el Señor de la Guerra afirme la Realidad del Mundo del Espíritu, todos los que hemos muerto por la causa del Espíritu estaremos Vivos para marchar fuera del Universo de El Uno, pasando por sobre las Potencias de la Materia, mientras a nuestras espaldas se desencadena el Holocausto Final de los Demonios del Alma.

56. Le ruego trate de hallar a la Orden de Constructores Sabios del Señor de la Orientación Absoluta: Ellos lo pondrán en la dirección justa. Además le concederán la Iniciación Hiperbórea, le despertarán, y le incluirán en la Estrategia de la Batalla Final.

57. Sus corazones eran más duros que la Piedra diamante y poseían la certeza del Espíritu Eterno; y experimentaban una hostilidad esencial hacia las “Potencias de la Materia”, que les permitía exhibir una fortaleza indescriptible frente a cualquier enemigo.

58. Si había que destruir ¡destruiría!; si había que matar ¡mataría!; cualquier cosa haría antes de transar con el Enemigo del Espíritu.

59. Por primera vez me sentí Yo, solo Yo; Yo, rodeado por las Potencias de la Materia; Yo, sitiado por el Dios Creador del Universo. Y entonces, indudablemente como consecuencia de haber sostenido una batalla contra el Alma, y haber resultado vencedor, se produjo la Visión y recibí la ayuda buscada.

60. El Espíritu debía liberarse del encadenamiento a la materia evolutiva, aislarse de la ley de evolución, y emprender el Regreso al Origen. Allí estaba la Verdad buscada.

61. En Córdoba había aparecido un gran Iniciado que se hacía llamar “Nimrod de Rosario”.

62. Ha conseguido formar un importante grupo de apoyo que le permite desarrollar su Estrategia: con personas salidas del esoterismo tradicional, especialmente muchos que comprendieron que la Iglesia Gnóstica de Samael Aun Weor es una secta sinárquica más.

63. ¡Iniciados de la Serpiente Liberadora! ¡Seguidores de la Serpiente de Luz Increada! ¡Adoradores de la Serpiente Vengadora! ¡He aquí al Portador del Signo del Origen! ¡Al que puede comprender con Su Signo a la Serpiente; al que puede obtener la Más Alta Sabiduría que le es dado conocer al Hombre de Barro! En el interior de este niño Divino, en el seno del Espíritu eterno, está presente la Señal del Enemigo del Creador y de la Creación, el Símbolo del Origen de nuestro Dios y de todos los Espíritus prisioneros de la Materia.

64. Nosotros sabemos que el Demiurgo recibió otros nombres a lo largo de la Historia. Pero si elegimos, entre ellos, el de Jehová es porque se trata del último nombre con el cual El se ha autodenominado.

65. Una parte de la Humanidad, que nosotros integramos, posee un elemento que no pertenece al orden material y que no puede ser determinado por la ley de Evolución del Demiurgo. Ese elemento, que se llama Espíritu o Vril, se halla presente en algunos hombres como posibilidad de eternidad. Sabemos de él por el Recuerdo de Sangre, pero en tanto no seamos capaces de liberarnos de los lazos que nos atan a la ilusoria realidad del Demiurgo y remontemos el Sendero del Regreso al Origen, no existiremos realmente como individuos Eternos.

66. La Jerarquía Oculta de Chang Shambalá, con sus Demonios: los Guías Traidores y su jefe: el Rey del Mundo, quienes llevan adelante ahora la “evolución” del planeta y son quienes “guían” a las Razas por medio de una siniestra organización llamada Sinarquía.

67. Nosotros, los Antiguos Seres Hiperbóreos que aún permanecemos encadenados en el Infierno, debemos tener bien presente que “el Enemigo es Jehová Satanás, el Demiurgo de este Mundo”.

68. Desde la miserable condición de esclavo de Jehová Satanás no es posible conocer a Dios, pues El es absolutamente trascendente. Es necesario recorrer un largo camino de purificación sanguínea para saber algo sobre Dios, sobre el “verdadero Dios”. La mayoría de las grandes religiones, al hablar de Dios, se refieren al Demiurgo El Uno. Esto ocurre porque las Razas que pueblan actualmente el mundo han sido “trabajadas” por los Demonios de Shambalá, implantándoles ideas sinárquicas en la memoria genética de sus miembros, para poder dirigirlas hacia el gran Arquetipo colectivo que se llama Manú. Así, percibiendo la realidad tras un velo de engaño, se llega a esas concepciones de Dios panteísta, monista o trinitario, que sólo son apariencias de El Uno, el Demiurgo ordenador de la materia.

69. No se trata aquí de un conocimiento estéril que puede reducirse a un “código de principios” o un “manual operativo” mediante el cual regir nuestros actos; se trata por el contrario de adquirir un conocimiento que actúa dinámicamente sobre el Espíritu, transformándonos internamente, dotándonos de una Sabiduría milenaria que nos hace trascender el plano meramente humano de la existencia.

70. No todos los hombres son iguales, no todos existen, no todos pueden “ser”. Por el contrario, para quienes disponen de la posibilidad de Ser, la lucha y el esfuerzo deben ponerse en trascender este mundo de imágenes ilusorias y perpetuarse en la eternidad, en otro plano de existencia al que sólo podremos llegar si despertamos del sueño demoníaco en el que estamos sumidos. La mayoría de los hombres que ves en el mundo, no existen realmente, o si lo prefieres viven una “existencia relativa”, ilusoria, que es un soplo para la eternidad. Su conciencia se diluye con la muerte, aunque muchos crean lo contrario, y nada sobrevive a ellos. La eternidad es para unos pocos, para una Aristocracia del Espíritu, fundada en Héroes semidivinos, en Superhombres que, a costa de librar un duro combate con el Príncipe de este Mundo YHVH-Satanás trasmutan su naturaleza inferior y ganan su lugar en el Valhala.

71. Para el Espíritu no hay vida ni muerte Creada sino Ilusión y, por lo tanto, no hay pecado ni culpa, no hay deudas que saldar ni Karma.

72. Sólo es un verdadero Kshatriya quien posee un corazón duro como la Piedra y frío como el Hielo; y sólo un Ksahtriya tal puede realizar cualquier acción, incluso matar, sin que el Karma lo toque.

73. La gnosis constituye, una vez que ha sido alcanzada, un conocimiento total, inmediato, que el individuo posee enteramente o del que carece en absoluto; es el “conocimiento” en sí, absoluto, que abarca al Hombre, al Cosmos y a la Divinidad. Y es sólo a través de este conocimiento –y no por medio de la fe o de las obras– que el individuo puede ser salvado.

74. Primero debes ser lo que ya eres, debes retornar al Principio desde donde nunca has partido, recuperar el Paraíso que jamás perdiste. Cuando resuelvas este Misterio, marchando por el camino del Laberinto y llegando a la salida, recién podrás decir Yo Soy. Pero no temas, no estarás abandonado, serás guiado carismáticamente hasta el fin. Sigue los Círculos Cerrados de la Orden de Thule pero no te detengas en ninguno; avanza siempre, hasta llegar al Penúltimo Círculo; allí nos volveremos a ver.

75. ¿Qué decir de una filosofía que cuestiona la totalidad de la existencia humana con todos sus Dogmas, Filosofías, Religiones y Ciencias, que intenta cambiar el rumbo histórico, que afirma la posibilidad de la trasmutación del hombre semidivino o virya en Siddha inmortal, que, en fin, ha declarado la guerra a las potencias materiales de Jehová Satanás, dueñas del Mundo, de la Historia y de la mayoría de los hombres? Convengamos en que en la Heresiología tales ideas ocuparían un lugar distinguido.

76. Tenemos copia de la carta que el Supremo Sacerdote de Chang Shambalá, Rigden Jyepo, le envió a Lenin a través de Nicolás Roerich, felicitándolo por el éxito de la Revolución bolchevique; detrás de Lenin y los conspiradores de Octubre, actuaba la Logia Transhimalaya, fundada por la Fraternidad Blanca. Sí, detrás de la Sinarquía se encuentra Chang Shambalá, los Maestros y Sacerdotes de la Jerarquía Oculta o Fraternidad Blanca de Chang Shambalá.

77. Constituyen una Sociedad Secreta conocida como “Círculo Kâula”. Su Sabiduría es el Kula, el tantrismo “de la mano izquierda”, un sistema de yoga que permite trasmutar y aprovechar la energía sexual, pero que requiere la participación física de la mujer. Los kâulikas son temidos en el Tíbet pues se los considera “Magos Negros”, pero a mi modo de ver lo único negro que tienen es la túnica. Es evidente que tal calificación procede de sus más enconados enemigos, los miembros de la Fraternidad Blanca, una misteriosa organización que está atrás del Budismo y de otras religiones, y que es muy poderosa en estas regiones: es por oposición y contraste a la “blanca” Fraternidad que los kâulikas son llamados “negros”, ya que ellos son ascetas de elevada moral. Todos los hombres y mujeres que Ud. ha visto aquí son sadhakas vamacharis.
Los Iniciados e Iniciadas en el Camino del Kula realizan periódicamente un Ritual denominado “de los Cinco Desafíos”, en el que practican “cinco actos prohibidos a los Maestros de la Kâlachakra”, lo que explica por qué son odiados por los Gurúes de Shambalá. Vulgarmente, el Ritual secreto es conocido también como “Pankamakâra” o “de las cinco M”, porque con esa letra comienzan los cinco nombres de las “cosas prohibidas”: madya, vino; mâmsa, carne; matsya, pescado; mudrâ, cereales; maithuna, acto sexual. Según sus enemigos budistas, por practicar este Ritual los kâulikas se sitúan en el vâmo mârga, o “Camino de la Izquierda”, el sendero de los Kshatriyas, que conduce a la Guerra y no a la Paz, a Agartha y no a Shambalá, a la unificación absoluta de Sí-Mismo y no a la aniquilación nirvánica del Yo identificado con El Uno Parabrahman. Lo cierto es que por medio de técnicas secretas de su Tantra sexual, los kâulikas desarrollan increíble poder sobre la naturaleza animal del cuerpo humano e, incluso, consiguen obtener la liberación espiritual.

78. Los kâulikas siguen el Sendero Kula, que comienza en la mujer de carne y termina en la Pareja Original, en lo profundo de Sí Mismo; al final de ese peligroso camino, el kâulika, enfrentado definitivamente con la Verdad, corridos los velos de todos los Misterios, es Shiva, el Destructor de la Ilusión, el Guerrero por excelencia. Para nosotros, Shiva es Lúcifer, es Caín, es Hermes, es Mercurio, es Wothan.

79. La Historia convocaba a los más aptos a luchar contra el Mal. ¡Y los más aptos éramos nosotros! En un momento único de la Historia habíamos alzado los Estandartes Eternos.

80. En cada punto del Espacio real hay un pequeño globo o átomo arquetípico, que simboliza con exactitud la unidad de Brahma, El Creador. Y en el centro de cada uno de tales átomos, hay un ojo con el cual El Uno se contempla a Sí Mismo desde todas las cosas creadas. Cada ojo del Padre Uno se llama Yod, pero cada pupila le pertenece a la Madre Kuan Yin. Cuando la sangre del hombre es estigmatizada por los Señores del Karma, y el dolor penetra en los ojos de El Uno como una sinfonía placentera, las pupilas de la Madre Kuan Yin suavizan los acordes sufrientes con la Misericordia de su Corazón. Por eso Ella es Avalokiteshvara, un Bodhisattva de Compasión. Si, Kameraden occidentales: esta imagen que os impresiona es apenas un opaco reflejo de Kuan Yin tras el Velo de Mâyâ. ¡Aquí mismo, en este momento, la Diosa danza el Baile de la Vida y sus incontables ojos miran en vuestros Corazones buscando el calor del Amor! ¡Kuan Yin quiere sentir a Vuestros Corazones palpitar de Amor por las cosas creadas! ¡Quiere sentiros estremecer de compasión por el dolor que azota la vida del hombre, el dolor causado por quienes se apartan de la armonía del Universo, de la Ley del Uno! ¿Y qué recogen los ojos de Avalokiteshvara en Vuestros Corazones? Solo Frio y Odio, en lugar del Calor y del Amor a la Vida. Y entonces se retiran envueltos en llantos los ojos de la Madre, prometiéndose ayudaros para que tornéis a la condición animal, al Corazón cálido de los que aman la Vida tibia. Ella es la Madre de los animales hombres, de los pasúes: ¡Su Misericordia os alcanzará y os calentará el Corazón con su Amor, desalojando al Frío y al Odio, al duro hielo! ¡Y lo hará aunque tenga que girar la Kâlachakra y convertiros en simios primitivos!

81. Pero aquí, con vosotros, está Ganesha, el Hijo de Shiva ¿Qué ha visto la Diosa Madre del Oeste en el Corazón del Hijo de Shiva? También Frío y Odio, pero formando el nido para la máscara de la Muerte Fría, el refugio de Kâly, La Negra. Sí, en el Hijo de Shiva está la abominación mayor, porque ha hospedado a la Muerte en su Corazón, a la Máscara de la Muerte que oculta la Verdad Desnuda de la Negrura Infinita de Sí Mismo. En el Corazón de Ganesha, sobre el cuerpo muerto del pasú, hijo de la Madre Kuan Yin, danza Kâly La Negra el Baile de la Muerte Fría; y en el cadáver del pasú, que es carroña, está viviendo aún el falo de Shiva, el lingam diamantino de vajra; frente al símbolo de la virilidad absoluta, Kâly se descubre y deja manifestar a Pârvatî Frya, la Verdad tras la Muerte Negra; Pârvatî Frya realiza entonces el yonimudrâ sobre el lingam de Shiva, y Bhairava resucita en el Corazón del Hijo de Shiva; ¡ha nacido anormalmente un Niño de Vajra en el Corazón de Ganesha! ¡un niño engendrado por el Espíritu de Shiva con la Verdad tras la Máscara de la Muerte! ¡un niño gestado en la matriz de la Negrura Infinita de Sí Mismo! ¡un niño nacido en la vulva rota del Corazón muerto del pasú! ¡un Niño de Vajra, un Niño de Diamante, un Niño de Piedra, un Niño de Rayo, un Niño de Fuego Frío, un Niño Dios! ¡un Niño que es la Vruna Increada y que está más allá de Kula y Akula, más allá del Tiempo y del Espacio, más allá de la Vida y de la Muerte, más allá del Bien y del Mal, definitivamente más allá del pasú asesinado por Kâly en el Corazón del Hijo de Shiva!
Un mal muy grande han visto los millones de ojos de Avalokiteshvara en el Corazón del Hijo de Shiva. Un mal para el que no bastan Sus Lágrimas de Misericordia, ni su Compasión, ni su Amor. Un mal para el que no hay redención posible, ni en ésta ni en otra vida de la Rueda de la Vida Sripai Khorlo.
Es el mal de aquél que huye de los cuidados del Padre y de la Madre, que reniega del Padre y de la Madre, que descubre que no tiene Padre ni Madre, que encuentra la Verdad Desnuda de Sí Mismo y se empeña en Ser lo que Es y no lo que debe ser de acuerdo a la Ley. ¡Oh qué ingratitud la de quien así enfría el Corazón para la Madre y abriga odio contra el Padre! La Verdad Desnuda se ha instalado en el Corazón del hombre, sobre un lecho de hielo, y éste se ha convertido en un vîrya, en un Dios que compite con el Dios Uno. Pero Ella ha enfriado el Corazón porque es la Enemiga del Amor y la Madre Kuan Yin no puede permitirlo. La Enemiga del Amor ha causado mucho daño: con la Máscara de Kâly ha asesinado al pasú, su hijo primogénito; y con el Poder de la Verdad Desnuda, ha procreado un ser abominable que nació sobre el cadáver del pasú, un Niño de Piedra Diamante, un niño que no es ni será jamás humano. Grande es el daño causado por la Enemiga, Terrible el mal que anida en el Corazón del Hijo de Shiva.

82. ¿Qué ha visto la Diosa Madre del Oeste en el Corazón del Hijo de Shiva? Un lobo, un asesino de corderos, un Niño de Piedra Hijo de Sí Mismo y Esposo de la Verdad Desnuda, una Existencia abominable Táo-t’ie fuera de la Creación. Mas, por sobre todos los males, Kuan Yin ha visto a quien puede manifestar la Verdad Desnuda al Mundo, descubrir la Belleza Prohibida y Embriagante de la Enemiga de los hombres y propagar el mal de la Sabiduría como una epidemia. A los ojos de la Madre Kuan Yin, el Hijo de Shiva es el Demonio de la Destrucción del Hombre. La Verdad Desnuda que Ganesha puede exhibir a los hombres dormidos causará en ellos una nueva y atroz caída en la nada de lo Increado. Sobre las ruinas de la Humanidad del Amor, Ganesha transformado en Shiva, danzará la disolución de lo Creado, la descomposición de Mâyâ, la Muerte Final de la Ilusión. Y en el Pralaya del Amor y la Misericordia de Kuan Yin, sobre la Muerte de la Humanidad, en el Götterdämmerung de la Fraternidad, los resucitados Héroes, los vîryas semidivinos, los Hombres-Dioses, exaltarán a la Verdad Desnuda de Sí Mismo, a la Enemiga del Amor, a la Esposa del Origen. ¡Oh, cómo lloran los millones de ojos de Avalokiteshvara al comprender el mal que habita en el Corazón del Hijo de Shiva!

83. Para nosotros, como para Krishna, el hijo de Indra, matar no significa nada, si el Espíritu del asesino está más allá de Mâyâ, la Ilusión de la Vida; si cuando nuestra cimitarra siega la vida miserable, el Espíritu danza junto a Shiva el Baile de la Destrucción.

84. Tenían una meta espiritual que alcanzar; y se encontraban en un mundo diabólico. En tales circunstancias gnósticas, la solución es siempre la misma: el fin espiritual justifica cualquier medio empleado para abrirse paso en territorio enemigo.

85. Los seres que existen, y los demás seres creados, aunque estén relacionados entre sí en el espacio y el tiempo, si no son estratégicamente significativos no existen para el Espíritu, son Maya, Ilusión . Ud. como Iniciado debería saberlo. ¿Acaso se ha olvidado de que ésta es la Guerra entre el Espíritu y las Potencias de la Materia?

86. En la Ética noológica de la Sabiduría Hiperbórea le hemos demostrado la superioridad espiritual del Yo por arriba del Corazón, le hemos enseñado a dominar con el Yo al Corazón, lo despojamos de sentimientos y le forjamos un nuevo Corazón de acero.

87. Como asegura la Sabiduría Hiperbórea, el Alma Creada está pronta a traicionarnos pues su substancia es parte del Creador, partícipe de su Arquetipo a imagen y semejanza! Allí lo comprobé sin dudas: ¡el Alma siempre traicionaría al Espíritu, al Yo, para favorecer la Voluntad de los Demonios, que pertenecen a la Jerarquía Blanca en la que se desdobla y encadena el Creador-Uno!

88. El Dios Creador se nutre de una fuerza que se llama dolor humano; y el hombre produce dolor y sufrimiento para alimentar al Creador del Gran Engaño.

89. Comprobé el poder, el terrible poder que es capaz de demostrar un Iniciado Hiperbóreo, un Hombre Dios.

III. Fragmentos de “Fundamentos de la Sabiduría Hiperbórea”

90. Los Iniciados Hiperbóreos, al dominar la Sabiduría Hiperbórea, alcanzan el más alto nivel del conocimiento esotérico, la Ciencia de las Runas, y adquieren poderes terribles.

91. Como efecto de la traición de los Siddhas Traidores aparecen tres clases de hombres sobre la tierra: el homínido primitivo que a partir de entonces se llama ANIMAL-HOMBRE o PASÚ; el pasú que “posee linaje hiperbóreo”, es decir, el pasú que tiene la POSIBILIDAD de que en él se manifieste el Espíritu cautivo, denominado VIRYA; y el SIDDHA HIPERBÓREO, que puede ser, tanto un Espíritu “liberado” de la cautividad, como uno de los Antiguos Guías, y que permanece en la Tierra, en un lugar llamado Agartha, para combatir al Enemigo y consumar el rescate final de los Espíritus cautivos.
El hombre de nuestros días es, en mayor o menor medida, un VIRYA PERDIDO. Vale decir: en él existe una doble naturaleza, divina y humana, tal como afirmaban acertadamente los gnósticos de los primeros siglos de la Era actual.

92. EL ESPÍRITU ES ETERNO, ES TANTO O MÁS POTENTE QUE EL MISMO DEMIURGO, PERMANECE ENCADENADO “PORQUE NO SABE QUE LO ESTÁ”.

93. El Espíritu, al ingresar POR EL ORIGEN al Universo de El Uno, lo hace en calidad de “enemigo”; por eso se adapta en forma de Espíritu-esfera y demuestra así su HOSTILIDAD ESENCIAL.

94. El Espíritu-esfera se ha presentado en el Universo material CERRADO SOBRE SÍ MISMO, VUELTO EN TORNO DEL YO ABSOLUTO, Y MOSTRANDO AL DEMIURGO “POR TODAS PARTES UNA ESPALDA HOSTIL”. Pero el Tergum, la Espalda, se opone al Demiurgo no como contrario sino como ADVERSARIO porque, hay que afirmarlo, EL ESPÍRITU-ESFERA ES UN DIOS MÁS POTENTE QUE EL DEMIURGO.

95. El mundo material es pura apariencia, pura ilusión, puro fenómeno, puro proceso evolutivo, pura contingencia y accidente; para el Espíritu el mundo NO EXISTE, NO ES. Pero el Demiurgo SÍ ES y contra él se librará el combate por el retorno al origen, por la recuperación del “estado primordial” que aquí representamos alegóricamente con la forma esférica.

96. Jehová es el nombre cabalístico del Demiurgo El Uno que Sanat Kumara representa en la Tierra y es el ÚLTIMO NOMBRE HISTÓRICO que conocemos de Él. Por eso nosotros, LOS ANTIGUOS SERES HIPERBÓREOS que aún permanecemos encadenados en este mundo demoníaco, debemos tener bien presente que el enemigo es Jehová-Satanás, el Demiurgo de este mundo.

97. TODO EL UNIVERSO HA SIDO CONSTRUÍDO A PARTIR DE UNA PRIMERA MÓNADA IMITADA INCANSABLEMENTE POR EL DEMIURGO. Por eso la CARACTERÍSTICA ESENCIAL DEL DEMIURGO ES LA IMITACIÓN.

98. La más elevada Metafísica es la Gnosis Hiperbórea.

99. ¿Qué salida le queda al virya, que esperanza puede alentar, de escapar a los Planes demenciales del Demiurgo y los Siddhas Traidores? Respuesta: La liberación del Espíritu Hiperbóreo. Esto es: la única posibilidad de escape consiste en que el virya remonte su recuerdo hiperbóreo hasta el origen y se transmute en Divino Hiperbóreo, DESENCADENANDO al Espíritu cautivo.

100. A pesar de que la mayoría de los viryas perdidos lo ignora, el Cordón Dorado otorga la maravillosa posibilidad de adquirir, por la sangre pura, el más alto nivel que haya alcanzado otro virya en cualquier parte del mundo. Claro que tal posibilidad sólo podrá ser aprovechada por aquel que se sitúa en el espacio estratégico de una Mística.

101. La visión hiperbórea nos lleva a la liberación del orden causal, a la elevación del hombre desde lo colectivo en que se halla inmerso y a su individuación definitiva, reintegrándose al Yo despierto en el selbst. Es el fin del Kaly Yuga o Edad Oscura.
La visión sinárquica significa continuar en el orden causal, sujetos a la ley de evolución y a las pautas del progreso material en que se fundamenta la civilización occidental. Significa la inmersión cada vez mayor del individuo en lo colectivo, marchando la historia hacia una sociedad futura mecánicamente compleja en la que el hombre desaparecerá como tal en una atrofia metafísica de su yo, objetivo indispensable para cumplir el fin de la visión sinárquica que es el Gobierno Mundial.

102. La Sabiduría Hiperbórea, por siete vías secretas, produce una “reorientación estratégica” en el virya perdido posibilitándole emprender (o re-emprender) el regreso al origen y el abandono del mundo infernal de la materia. El virya perdido, ya lo hemos dicho, se halla en un abyecto estado de encadenamiento material que lo obliga a sujetarse a las leyes del Karma, a reencarnar periódicamente y vivir, o re-vivir, una eterna y miserable comedia signada por la ilusión siniestra del dolor, del miedo y de la muerte. En el “Gran Engaño” de la vida el virya perdido puede ocupar cualquier puesto e inclusive “colaborar” con el “Plan” “evolutivo” y “progresista” de Jehová-Satanás, o con su “sistema de control social” llamado, también para simplificar, “Sinarquía”.

103. El modo de existencia NORMAL del Espíritu cautivo es tan esencialmente opuesto al Universo material del Demiurgo que su única característica EXTERIOR es la HOSTILIDAD.

104. PARA QUIEN HA ESCUCHADO LA VOZ DE LA SANGRE PURA Y DECIDE COMBATIR, EL ACTO DE GUERRA INDIVIDUAL NO PUEDE CARACTERIZARSE DE OTRA MANERA QUE POR EL ODIO GNÓSTICO HACIA EL MUNDO DEL DEMIURGO: EL VIRYA DESPIERTO TRATARÁ DE EXPERIMENTAR, EN TODO MOMENTO, “LA HOSTILIDAD ESENCIAL”, PROCURANDO REORIENTAR ESTRATÉGICAMENTE AL ESPÍRITU REVERTIDO. Y esa hostilidad esencial, que antaño desplegara del Espíritu Hiperbóreo contra el Universo material de El Uno, será el carácter que revestirá, en mínima medida, el acto de guerra que el virya despierto ejecutará contra el Mal, es decir, contra el macrocosmos del Demiurgo Jehová-Satanás.
Hay que entender que la hostilidad hacia la materia constituye el principal ingrediente de la actitud gnóstica, el carácter que revela claramente la presencia del Espíritu. Lo contrario también es cierto: sin hostilidad no hay gnosis.

105. El acto de guerra individual, realizado con hostilidad esencial en su Kairos, SUPONE UN DESAFÍO INCREÍBLE, UNA REBELIÓN LUCIFÉRICA cuyos ecos resuenan en todos los “planos” del macrocosmos, en todos los “cielos”, en los más lóbregos meandros del alma universal. Y un desafío tal, que ha sido declarado gnósticamente, con profundo conocimiento, y que, por lo tanto, es esencial e irrevocable, NO PUEDE SER IGNORADO POR EL DEMIURGO, NO PUEDE SER PASADO POR ALTO POR EL GRAN ENGAÑADOR. Por eso la reacción enemiga no se deja esperar y muy pronto el virya despierto debe enfrentarse al Terrible Secreto de Maya, a la SEGUNDA INTENCIÓN DEL DEMIURGO puesta en conseguir su destrucción.

106. El Espíritu-esfera, en efecto, puede ser ya desencadenado, revertido, vuelto a la normalidad. Pero tal reversión puede realizarse de dos maneras y por eso el virya despierto debe decidir. Un modo consiste en invertir el proceso original de la traición: ESTO LO CONSIGUE EL YO DESPIERTO INTRODUCIÉNDOSE VOLUNTARIAMENTE POR EL OJO DE FUEGO Y TORNÁNDOSE “YO ABSOLUTO” EN EL INTERIOR DE LA ESFERA NORMAL. En tal caso el Espíritu-esfera, ahora “Normal”, puede abandonar el Universo infernal del Demiurgo y regresar al mundo del Incognoscible.
Pero existe también otra posibilidad: QUE LA REVERSIÓN DEL ESPÍRITU SE REALICE SOBRE EL MICROCOSMOS DEL VIRYA DESPIERTO, TRASMUTANDO SU SUBSTANCIA EN VAJRA Y CONVIRTIENDO AL VIRYA EN SIDDHA INMORTAL.

107. El pretendido Dios, supuestamente creador del Espíritu, del ser conocido por la PREDISPOSICIÓN GNÓSTICA del Elegido, demuestra hacia su creatura una indiferencia total; el Elegido puede dirigirse de muchos modos al Dios Creador sin que éste responda jamás, en cuanto se refiera a lo conocido por la PREDISPOSICIÓN GNÓSTICA, a sus interrogantes; ni la devoción más sumisa, ni los reclamos más exigentes, logran otra cosa que el silencio de El Uno. Por supuesto que tal efecto sucede porque el Elegido se ha dirigido al Dios equivocado, no al “Creador del Espíritu” sino al Creador del alma en la cual esta encadenado su Espíritu eterno; y El Uno solo puede ser Indiferente ante un Espíritu que es extranjero en su Creación.

108. La Estrategia enemiga se propone, entonces, confundirlo definitivamente por medio de la mencionada “ciencia esotérica”, que en nada se refiere al Espíritu Hiperbóreo, y destruir su Yo, expresión del Espíritu increado, por medio de la práctica de un yoga sinárquico.

109. Hay toda una Raza extraterrestre y una Pareja original aguardando el despertar y la liberación del Elegido. Y hay un Mundo Exterior, una Hiperbórea Original, fuera del Universo material, inimaginable para el no Iniciado, que es la Patria del Espíritu Hiperbóreo y al que toda la Raza ansía regresar. La guerra contra las potencias de la materia, no se olvide, se libra por la liberación de los Espíritus cautivos: LA GUERRA SE GANA CADA VEZ QUE UN ESPÍRITU SE LIBERA DEL ENCADENAMIENTO. ES, PUES, UN DEBER ETICONOOLÓGICO DEL ELEGIDO DESPERTAR Y LIBERAR SU ESPIRITU.

110. LA GNOSIS NO PROVIENE DE UNA MERA HERENCIA O DE UNA ILUMINACIÓN ESPONTÁNEA, SINO QUE ES PRODUCTO DE LA VOLUNTAD DE DESPERTAR Y SER LO QUE EL ESPÍRITU ES; VALE DECIR: LA GNOSIS PROVIENE DE LA LUCHA ENTRE EL ESPÍRITU ETERNO, MANIFESTADO EN EL VIRYA COMO YO PERDIDO, Y EL ALMA, ESA EXTENSIÓN DEL DEMIURGO.

111. La Conciencia del Demiurgo se nutre del dolor humano y, lo que es más espantoso, que el dolor humano es necesario, ABSOLUTAMENTE NECESARIO, para la propia evolución del Demiurgo; el objetivo macrocósmico de la finalidad del pasú, construir culturas externas, poner sentido en los entes, CONTRIBUYE AL DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA “CONCIENCIA” DEL DEMIURGO. Tal Conciencia del Demiurgo crece en función del Sentido del Mundo, por la emergencia significativa de los hechos culturales, análogamente a cómo la esfera de conciencia del pasú crece por efecto de la emergencia de las representaciones conscientes. Quien comprenda esta necesidad de dolor que hay en la esencia del mundo del Demiurgo comprobará que es utópico esperar que algún día el dolor desaparezca de la vida humana. Por el contrario, el dolor y el sufrimiento se irán incrementando permanentemente, en forma paralela al progreso cultural. Y el Demiurgo, por sí mismo, jamás hará nada para revertir esta SITUACION ACTUAL DEL VIRYA PERDIDO.

112. La Sabiduría Hiperbórea afirma que la principal fuente del dolor humano, esto es: LA POBREZA, jamás será desterrada de las comunidades culturales por ningún sistema de gobierno sinárquico y que, por el contrario, los comunistas, demócratas, liberales, socialdemócratas, socialistas, republicanos, democratacristianos, etc., harán lo posible por aumentarla, aunque disimulando, desde luego, sus verdaderos planes.

113. El virya no encuentra habitualmente al Espíritu, ya que en lugar de buscar a un Dios, que eso es su Espíritu Hiperbóreo, se entrega a perseguir una caricatura con muletas, la vil ilusión de un espiritucillo dulce y asexuado que declama cánticos sagrados en torno del Trono de Jehová. Esta repugnante criatura espiritual es la que algunos viryas perdidos, y otros mentecatos, creen ser o quisieran ser algún día, “después de la muerte”, o el “Día del Juicio Final”, etc. Habrá que convencer a los viryas, pues, que el Espíritu Hiperbóreo pertenece a una raza guerrera y que la hostilidad hacia el mundo material es la principal cualidad de su esencia.

114. La ASPIRACIÓN A LA PERFECCIÓN que caracteriza a la Ética psicológica del pasú se opone esencialmente a la INSPIRACIÓN A LA LIBERACIÓN que describe la Ética noológica del virya despierto.

115. El encadenamiento espiritual es un acto de guerra enemigo y nadie puede desencadenar su Espíritu sin luchar; LA ACTITUD GUERRERA ES ESENCIAL EN LA VÍA DE LA OPOSICIÓN ESTRATÉGICA QUE PROPONEMOS EN ESTE LIBRO, o en cualquier otra vía hiperbórea. De aquí que el enfrentamiento con el Demiurgo sea inevitable, tarde o temprano.

116. EN ESE ENFRENTAMIENTO INEVITABLE, EN EL QUE EL GUERRERO HIPERBÓREO Y EL DEMIURGO LUCHARÁN CARA A CARA, LA PRUEBA MÁS DIFÍCIL QUE DEBERÁ AFRONTAR EL GUERRERO SERÁ LA CONTEMPLACIÓN DE LA TERRIBLE FAZ DEL DEMIURGO.

117. La prueba capital que la Sabiduría Hiperbórea impone para obtener la iniciación, esto es, la Prueba del Valor, consiste “solamente” en la contemplación de la Terrible Faz de El Uno; pero, esta Faz, puede ser el Dragón del Mundo como otra imagen tanto o más espantosa que ella, otro Aspecto demencial del Demiurgo.
En resumen, aquí deseamos advertir que, siempre que se siga una vía secreta de liberación de las siete más una que propone la Sabiduría Hiperbórea, habrá algún momento en el que se producirá un enfrentamiento con el Demiurgo y que, contemplar Su Terrible Faz, puede ser peligroso si no se dispone de un valor sin límites.

118. NO ES EL VERBO SINO EL OJO DEL DEMIURGO. UN OJO MULTIPLICADO INCANSABLEMENTE EN TODA LA CREACION PERO QUE ES SIEMPRE EL MISMO OJO: HE AQUI A MAYA. UN OJO QUE SE CONTEMPLA A SÍ MISMO, QUE SE ADMIRA PERPETUAMENTE DE SÍ MISMO. UN OJO QUE ESTÁ EN EL LOBO QUE ACECHA Y EN EL CORDERO QUE HUYE, EN EL HOMBRE QUE HUNDE EL PUÑAL EN SU HERMANO Y EN SU HERMANO QUE MUERE Y, TAMBIÉN, EN EL PUÑAL QUE SE EMBRIAGA DE SANGRE BORBOTEANTE. UN OJO QUE MIRA DESDE EL AMADO Y DESDE LA AMADA Y DESDE LA TRAICIÓN DEL TERCERO. EN FIN, ESE OJO, CUYA CUENCA ES UNA CIMA QUE DESCIENDE A LOS ABISMOS DEL BIEN Y DEL MAL, ES EL OJO DE ABRAXAS, UN OJO TERRIBLE E INSENSATO. No en vano los gnósticos alejandrinos, que sabían con qué clase de monstruo se las tenían que ver, encerraban al Ojo de Abraxas en un triángulo, es decir, aplicaban la “ley del cerco”, para no enloquecer de esquizofrenia.

119. A la iniciación por el yoga, como a las del ritual masónico, teosófico, rosacruz, etc., la englobamos en la denominación genérica de INICIACIÓN SINÁRQUICA en oposición a la INICIACIÓN HIPERBÓREA; la iniciación sinárquica encadena al iniciado en la Jerarquía Blanca mientras que la Iniciación Hiperbórea aísla al Yo del iniciado de todo tipo de logos jerárquicos, abriéndole el camino hacia la libertad absoluta del Espíritu eterno.

120. La Sinarquía, y sus Maestros de Sabiduría o Gurúes; reservan tal conocimiento esotérico solo para aquéllos que demuestran ser merecedores de la iniciación sinárquica, es decir, quienes están dispuestos a adorar sin reservas a El Uno, al Demiurgo, a Brahma, a Jehová-Satanás, a Jesús, etc., o a cualquier otro aspecto o apariencia del Gran Engañador.

121. La casta guerrera conocía el Misterio de A-mor, el secreto de la caída original del Espíritu Hiperbóreo; tal secreto permitía la práctica de una iniciación nupcial durante la cual se aprovechaba el poder plasmador del logos Kundalini en beneficio de una vía secreta de liberación de la Sabiduría Hiperbórea; este era el “Yoga Occidental” del cual se derivaría, luego de una tremenda degradación cultural, el Tantra yoga.

122. ADEMÁS DE UN “REENCUENTRO” CON EL ESPÍRITU, ANHELADO DURANTE MILLONES DE AÑOS. LA MUJER HIPERBÓREA SERÁ QUIEN, EN EL CURSO DEL ACTO SEXUAL, O MAITHUNA, PROYECTE SOBRE EL GLOBO DE AKASA DEL SADHAKA LA FORMA DE “LILLITH”, LA COMPAÑERA GUERRERA DEL ESPÍRITU HIPERBÓREO; LA PROYECCIÓN DE LILLITH ROMPERÁ EL GLOBO Y CONFORMARÁ AL LOGOS KUNDALINI; LO ROMPERÁ PORQUE LILLITH DANZARÁ SOBRE EL GLOBO DE AKASA LAS RUNAS DE LA MUERTE; Y CONFORMARÁ AL LOGOS KUNDALINI PORQUE LO CONTENDRÁ EN SÍ CUANDO ESTE SE MANIFIESTE FUERA DEL GLOBO. ESTA ACCIÓN “EXTERIOR” DE LA MUJER HIPERBÓREA TIENE LA MISIÓN DE INCORPORAR “ADENTRO” DEL VIRYA LA IMAGEN DEL ESPÍRITU HIPERBÓREO FEMENINO, IMAGEN QUE FUERA OLVIDADA DURANTE MILLONES DE AÑOS DE CONFUSIÓN Y QUE FORMA PARTE INSEPARABLE DEL MISTERIO DE LA CAÍDA. ES ENTONCES, CUANDO LILLITH REVIVE ADENTRO, QUE SE CONSUMA LA BODA MÁGICA, LA CEREMONIA DE REORIENTACIÓN ESPIRITUAL Y TRASMUTACIÓN ORGÁNICA REALIZADA SOBRE EL LECHO NUPCIAL DE LA SANGRE PURA. PERO DE ESA “TRASMUTACIÓN” EL SADHAKA NO RESULTARÁ CONVERTIDO EN MANÚ SINO EN GUERRERO HIPERBÓREO, EN SIDDHA INMORTAL.

123. TODOS LOS “INMORTALES” DE LA JERARQUÍA HABRÁN DE MORIR EFECTIVAMENTE AL CUMPLIRSE EL CICLO MACROCÓSMICO, ES DECIR, CUANDO SOBREVENGA EL PRALAYA.

124. EL INICIADO SINARCA SERÁ “INMORTAL”, ENTONCES, MIENTRAS DURE EL MACROCOSMOS, ES DECIR, DURANTE EL MANVANTARA O MANIFESTACIÓN DE EL UNO.

125. Para el Tantra yoga, como para cualquier otra vía hiperbórea de liberación, el objetivo declarado es el regreso al Origen, el desencadenamiento del Espíritu, su reorientación estratégica, su reversión, y la libertad absoluta de la eternidad.

126. El Tantra es otra de las vías secretas de liberación y, por lo tanto, persigue el mismo fin declarado: despertar al virya y conducirlo al origen, a la conquista del Vril.
¿Cómo se propone el Tantra cumplir ese objetivo? Transmutando el cuerpo físico del sadhaka e inmortalizándolo durante la práctica del maithuna, el acto sexual; liberándolo así de las cadenas Kármicas y permitiendo que se manifieste en él la conciencia del espíritu hiperbóreo; llegado a tal estado, con su cuerpo de VAJRA y su conciencia gnóstica despierta, se es ya un Siddha, un ser capaz de aplicar la posibilidad pura que brinda el Vril y abandonar, si lo prefiere, el Universo material.

127. La fuerza de Kundalini permitirá extender la conciencia a los otros cuerpos sutiles del hombre y llegar al sahasrara o loto de los mil pétalos, adonde se logra la fusión con el Demiurgo Brahma, mediante un “salto de conciencia” hacia la inmanencia absoluta. Con la conciencia en el sahasrara se consigue un éxtasis que consiste, paradójicamente, en la disolución de la conciencia individual, luego de su fusión o identificación con la “conciencia cósmica” o sea: con el Demiurgo. Para el Tantra Hiperbóreo este objetivo exotérico, el estado de trance o samadhi y la fusión con El Uno o nirvana, en el sahasrara, es simplemente un suicidio.
El objetivo esotérico del Tantra, ya lo hemos dicho, es el mismo de toda estrategia hiperbórea: la mutación de la naturaleza animal del pasú en la divina e inmortal del Siddha. Por eso debe tenerse bien en claro que EL VIRYA HIPERBÓREO, POR MEDIO DEL TANTRA, NO BUSCA NINGUNA FUSIÓN CON EL DEMIURGO SINO, POR EL CONTRARIO, PERSIGUE AISLARSE TOTALMENTE DE ÉL PARA GANAR LA INDIVIDUALIDAD ABSOLUTA QUE OTORGA EL VRIL.

128. Kundalini NO DEBE SER DESPERTADA si no se poseen las claves para aprovechar su poder RE-CREADOR, pues SU VERBO tanto puede representar la Voluntad de El Uno, EN EL MICROCOSMOS, para asegurar la evolución, como la voluntad propia, para producir la mutación.

129. La carne de animal alude al mayor Misterio que existe, DESPUÉS del Misterio de Amor. Sin embargo la Sabiduría Hiperbórea aconseja al virya no indagar en este Misterio hasta no haber conseguido la liberación de transmutarse en Siddha; para no añadir más horror al horror de estar encadenado a la materia.

130. En ninguna otra parte, fuera del ámbito humano, podrá comprobarse el carácter dramático de la vida como en el reino animal; en su estupidez insuperable, en la determinación de sus instintos, en el horror de la lucha por sobrevivir que los lleva a devorarse unos a otros, en la fatalidad de su muerte, etc. Sin dudas es en el animal donde mejor está descripta LA INFAMIA DEL DEMIURGO. El hombre, para soportar esa visión de espanto que es la vida en el mundo, creó un velo cultural llamado “poesía” que, por ejemplo, allí adonde alienta una vida miserable que come y defeca constantemente, hace ver una “bella ave cantora”. La poesía enmascara el horror de la vida y por eso ella es la mayor enemiga de la gnosis.

131. El camino del gnóstico consiste en evitar la devoción y saltar hacia los principios, estableciendo un contacto trascendente con la unidad en que se resuelven las múltiples dualidades. Pero tal contacto no se da por vía de la “fusión con El Uno” ni por ningún tipo de identificación con el Demiurgo sino por la comprensión de la unidad interior del microcosmos en la que se refleja el macrocosmos. Esta comprensión es un conocimiento puro, una gnosis, que permite al virya, tras un infinito horror, superar la Manifestación y reconstruir la unidad del Demiurgo para así, en una visión de locura, comprobar su insensatez y malignidad intrínseca; sin embargo, tras el espanto, sobreviene el descubrimiento del Verdadero Dios, AQUEL A QUIEN NO ES POSIBLE CONOCER DESDE EL ABISMO. Toda gnosis acaba allí, en la certeza del Incognoscible.

132. El gnóstico no busca aniquilar su yo y no renuncia a la acción, por el contrario FORTALECE SU YO DIRIGIENDO ESTRATÉGICAMENTE LA VOLUNTAD DE ACTUAR. POR ESO, EN EL GNÓSTICO, ES EL YO QUIEN DESPIERTA A KUNDALINI DETERMINANDO SU FORMA.

133. Y aquí viene la terrible exigencia, la clave fundamental del Misterio de Amor, sin la cual ninguna práctica tántrica tiene sentido hiperbóreo: LA MUJER DE AFUERA, LA YOGINI , NO PUEDE SER CUALQUIER MUJER. ¡ELLA DEBE SER UNA MUJER KALY!

134. DAR UN ROSTRO A LILLITH, suprema experiencia que significa: CONTEMPLAR NUEVAMENTE, LUEGO DE MILLONES DE AÑOS DE INFAMIA, LA DIVINA FAZ DE LA MUJER HIPERBOREA.

Written by master

junio 24, 2011 at 8:17 pm

Publicado en Contenidos

Tagged with

Fragmentos Gnósticos tomados de la trilogía esotérica de Miguel Serrano

El Cordón Dorado

1. Una batalla que termina mal es una aventura espiritual que ha tenido éxito.

2. Se trata de la última Gran Guerra, que fue tan grande como la del Mahabharata, y más aún, porque señala el final de los tiempos, de todo un Manvantara, cósmico y terrestre. Quien pretenda considerar esa tragedia como una Guerra Mundial más, no ha entendido nada de lo acontecido.

3. En la iniciación había recibido la fuerza de Vril, la energía victoriosa de Hvareno, o Farr. Contra él se desencadenarían todas las fuerzas de las sombras y de la muerte, de la inercia, de los elementarwesen, de los seres elementales. Por eso teníamos que ayudarle.La Guerraiba a ser de dioses y demonios. Una Guerra Cósmica, reflejada y dramatizada al máximo enla Tierra.

4. Le queda una última posibilidad: hacer reconocible al Enemigo, descubrirlo de una vez para siempre, polarizando maniqueamente el Combate Cósmico entre dioses y demonios, entre luz y sombra, entre fuego y hielo, “horbigerianamente”, en ríos, mares de sangre, sabiendo que se perderá aquí y ahora, para ganar allá y después, simultáneamente, en un mundo paralelo.

5. Poseyendo la verdadera Potencia de Odín, hará conocer a sus enemigos el fuego del cielo, que estará a su servicio y azotará la tierra con más violencia que mil relámpagos (¿La bomba atómica, el rayo de los platillos? ). Será Señor Supremo del mundo e instaurará en todas partes las leyes de su Orden por Mil años.

6. Los miembros del Gobierno Invisible que controla a las más poderosas naciones de la tierra exterior son impotentes ante los poderes del mundo interior. Los síntomas revelan que estarían tratando de ajustarse a sus señales, porque el terror les obliga. Si así no fuera, ya habrían hecho estallar la guerra atómica, que forma parte de sus planes de destrucción y dominio planetario.

7. Por debajo de las aguas, quizás por donde termina la corteza del planeta, se desliza el Cordón Dorado, la Áurea Catena, que conecta a los seres de una misma Raza del Espíritu, de un mismo Astro, a través de todos los continentes de la tierra externa e interna y los hace camaradas en una Guerra comenzada conla Creación. Aquíno puede haber defecciones ni capitulaciones. No se cambia de lado en el Conflicto. Sólo existe un breve descanso en la muerte, Porque los guerreros son eternos, inmortales.

8. Los cátaros eran vegetarianos, quemaban a los muertos, eran videntes y practicaban la magia. Serían también dualistas, como los maniqueos y los gnósticos. Lucifer no era el demonio para ellos, sino el portador de la luz, Lucibel. El demonio era Jehová, el demiurgo creador de la actual tierra.

9. Las tres categorías en que el tantrismo kaula divide a la humanidad: pasu, virya y divya; o sea, animal-hombre, héroe y siddha divino. La última categoría corresponde a la familia iniciada kula, de los kaulas tantricos (hiperbóreos) y le está reservado el rito iniciático secreto de Panchatattva. El siddha, u hombre-dios, es el liberado.

En la vorágine de los acontecimientos políticos, precipitados por el Destino y por las voluntades directoras de las corrientes iniciáticas contrarias, todo se ha interpolado en su manifestación visible, divulgándose una historia adulterada.

10. En el licor de la sangre espiritual, los arios reencontraban el origen divino, su memoria. El soma daba la fuerza aria (Hvareno), abría el Vril, el Tercer Ojo, permitiendo ver a los antepasados divinos, extra terrestres, dela Tierra Anteriory el Paraíso perdido.

11. Los trovadores germanos practicaban un culto ceremonial, llamado Minne-drinken, en el que bebían en memoria del Amor, del recuerdo del Amor Eterno, dela Vida Eterna.Seguramente se bebía el soma, la sangre mágica de la raza, donde circula el recuerdo de Hiperbórea, de las sacerdotisas de cabellos dorados, de la eternidad de los hielos, dela Estrelladela Mañana.

12. “Después que Jehová aprisionó a Adán y Eva en un mundo de miserias, lucifer les aportó la ciencia del bien y del mal, la gnosis salvadora y divinizante”, dicen los gnósticos ophitas (ophis quiere decir serpiente). Lucifer es el portador de la luz de la gnosis. El premio del esfuerzo luciferino de la “emanación”, del hombre semidivino, es su inmortalidad que, de algún modo misterioso, beneficia ala Mónada, haciéndola más sabia. La inmortalización de la “emanación” es, además, con el cuerpo, como lo afirmaban los Siddhas tántricos. El inmortal es sacado de esta tierra con el cuerpo, en un Carro de Fuego, como Enoc.

La inmortalidad no es de todos. Deberá ser ganada en batalla despiadada, en cada uno de los días de aquí abajo. Y es conquista de unos pocos vencedores.

13. La iniciación consiste, en parte, en una técnica de reactivación de la memoria cromosomática, dirigiéndola hasta poder completarla Melodíainmortalizante, dentro de los márgenes del libre albedrío que aporta al guerrero-iniciado la revelación hiperbórea.

14. En toda esta región sudeuropea se extendió una vez una civilización nórdico-germánica, de tradición hiperbórea, con el “recuerdo del amor perdido”, con su nostalgia y su Minne, la que Roma cristiana odia desde lo más profundo de su alma semítica.

15. Cuando nosotros hablamos, por ejemplo, de la sangre, no nos referimos exclusivamente a la sangre biológica, que circula por las venas del cuerpo físico. Pensamos en la sangre de Paracelso, enla Luz Astraly también enla Memoria Akhasica, o etérica, de los indoarios. Esta es la verdadera “memoria cromosómica” y no la bioquímica del presente. La sangre, en un sentido espiritual y hermético, es el licor sagrado del soma, algo diferente a lo que nos enseña la biología y la hematología de la ciencia del Kaliyuga; es el sol líquido, por donde circula la memoria de los antepasados extra terrestres; es el Gran Recuerdo.

16. Una iniciación solar, viril, por oposición ala Iniciación Lunar, femenina, dela Madre, dada a conocer por Diótima. Esta última iniciación es la del santo; no es la del mago; sostiene la inmortalidad del Arquetipo enla Anacefaleosisy Apocatástasis paulistas, es decir, la salvación de todos —o casi todos— en Cristo, al final de los tiempos, en un “Punto Omega”, para usar el término del evolucionismo (¿darwinista?) de Teilhard de Chardin. Propicia la prolongación de la especie, la reproducción maternal, necesarias para la vida del Arquetipo-Incubo y vampírico, eternizando esa Entidad por la pasividad y la fe de los esclavos que le sirven de alimento. De un modo dudoso, por otra parte, pues no hay seguridad de quela Entidad, o Daimon, se eternice así. Enla Iniciaciónsolar, viril, hiperbórea, luciferina, que es la del Mago, la del Siddha, el hombre se hace semidivino y divino, en lucha aún conla Entidad,la Mónada. Enla Iniciación Lunar, un fantasma se eterniza ilusoriamente a nuestras expensas; enla Iniciación Solar, puede que hasta se logre eternizar el fantasma, eternizándonos.

17. La involución es como una pesadilla. Seres aquí dejados en edades muy remotas, introducidos voluntariamente, o por casualidad, desde otros mundos y tiempos paralelos, han descendido hasta el animal, quizás hasta el vegetal, el mineral y aún más abajo en la vibración de la energía. Los colores diferentes de las razas tienen que ver con una alquimia cósmica y se comprenderán mejor haciendo referencia al color del aura, que los Siddhas y los Divyas perciben. En el actual proceso de las mezclas, de hibridismo total de las razas, favorecido por las oscuras potencias que se mueven en el nadir del Kaliyuga, se hace cada vez más difícil poder alcanzar el número necesario de mutaciones que harían posible superar el drama de la involución, acercándonos cada vez más, por el contrario, al eterno retorno dela Atlántida, cuya catástrofe espantosa fuera producida, según Platón, precisamente por la mezcla de las razas, de los semidivinos con el animal nombre, quizás con los animales y hasta con los robots. Es decir, por el Pecado Racial, que afecta y destruye todos los colores alquímicos por igual, produciendo los intocables, los monstruos, como en India, donde la mezcia de las castas no favorece a ninguna, al destruir sus particulares iniciaciones, por confusión de la memoria akhásika, de la “iniciación cromosomática”, perdiéndosela Minne.la nostalgia del Amor Eterno.

18. En Hiperbórea,la Reina Blancaes otra cosa, esla Sacerdotisa-Maga, Hallouine, quien entrega al héroe, al Virya, el Gral, por medio del Amor Mágico y lo transforma en Divya, en Siddha inmortal.

19. Creemos necesario decirlo: Julius Evola, el más importante pensador italiano de estos tiempos, el más profundo, tampoco alcanzó a liberarse de los límites que le impusiera su nacimiento romano y su admiración por Rene Guenón —al que era muy superior—.

20. No todos esos batallones llegan ni cumplen su objetivo. Muchos caen en el camino, son derrotados, se equivocan de fortaleza, extravían la ruta. Son los semi-hombres, los animales, los simios, los perros, las arañas, los pájaros, las plantas y hasta los metales. En cada uno de los derrotados, al fondo, hay una energía, una substancia divina del Urmensch, que es la misma que ha llevado al hombre y que llevará al Superhombre al triunfo.

21. En el Hombre-Total, el animal estaba dentro. Todo eso ahora se pierde fuera, se dispersa. Al comer la carne del animal, el hombre trata de apropiarse de la energía de los caídos, de los derrotados, para seguir el combate y, todos juntos, alcanzar un día la conquista de la fortaleza inmensamente lejana, en ese Círculo cuya circunferencia está en todas partes y su centro en ninguna. Come también la planta y hasta el mineral, el oro y la plata, símbolos del sol y la luna, que igualmente estaban dentro del Hombre-Total. El guerrero primitivo devora la carne de su enemigo vencido, para apropiarse la energía primordial del Urmensch: Hvareno, o Victoria.

22. El pecado (para usar esta expresión) consiste en ir abajo, mezclarse con los inferiores, con los elementanvesen, con los semi-hombres, con los semi-animales. Platón nos cuenta que el hundimiento dela Atlántidase debió a la mezcla con las razas inferiores, al “pecado racial”. Los ángeles también se enamoraron de “las hijas de los hombres”, según el Libro de Enoc.La Biblianos habla de los Sheidim, mitad hombre, mitad animal. Esaú sería uno de ellos, según Robert Charroux. La mitología griega se refiere a las sirenas, a los centauros y a los faunos, que seguramente existieron, como intentos y fracasos en el Combate Cósmico por la expresión del Urmensch. Alguien se ha cansado, o bien, ha sentido la atracción del abismo, o se encontró con la fuerza contraria del Gran Opositor que intenta impedir la expresión suprema del Urmensch.La Fuerzadel Mal, del Caos y de las Sombras.

23. Para descubrir que el catarismo coincide con la línea gnóstica, se debe recordar la declaración del gnóstico Marción: “Cristo no tiene que ver nada con Jehová. El Antiguo Testamento es inmoral. Cristo es hijo de un Dios de Amor desconocido. Todos los profetas, hasta el mismo Juan el Bautista, son acólitos del dios falso, de Jehová”.

24. Judíos y cristianos han hecho desaparecer, con la complicidad de los musulmanes, todos los rastros del pasado más remoto y dela Atlántidaque se encontraban en los documentos egipcios y se han apropiado, vulgarizando y simplificando los símbolos, las leyendas y la verdadera tradición.

25. En un momento tan crucial de la historia, volvemos a revivir estas cosas, a sabiendas de que van contra la corriente que empuja al último abismo del Kaliyuga. Una Era se terminó y se inicia otra en el ya cerrado universo del hombre.

26. El camino dela Mano Izquierda, vamacara, corresponde a la destrucción del nombre y la forma, y está precedido por Siva el Destructor. Hoy el mundo se hallaría en esta etapa: decadencia de una civilización, final de una Era astrológica, quizás de un Manvantara. Siva es también el Maestro dela Yoga Tántricadela Mano Izquierda; los Siddhas son sus adeptos. Sin su trabajo, nada podría cumplirse, la tierra no podría salir de su involución.

27. El regreso al Hogar Perdido, ala Patria Nupcial, ala Estrelladela Mañana, son símbolos de un proceso interior, alquímico, de transformación del ser involucionado, del animal-hombre en semidivino y, luego, en divino. Un proceso de iniciación por grados en las transfiguraciones del hombre terrestre en hombre celeste, inmortal.

28. Porque la tierra no podrá salir del abismo del Kaliyuga sin la ayuda del hombre divinizado. El retorno se cumple en una Tierra paralela, análoga, compuesta por antimateria.

29.La Tierra, como el hombre, no es inmortal, mientras no se haya conectado conscientemente con el Espíritu, transfigurándose, pasando a voluntad a su “doble”, eternizándolo. Este es el trabajo alquímico que los Guías Hiperbóreos intentan. La transmutación deberá cumplirse en ambos mundos, tal como en nosotros. Los Grandes Siddhas se inmortalizan con todos sus cuerpos, y así deberá hacerlo también la tierra. Los Siddhas son los magos de Hiperbórea, los semidivinos que se han divinizado.

30. La gran iniciación hiperbórea, reencontrada, la acción de los Guías ocultos, que no se muestran sino a los Maestros más altos dela Orden, dirigiéndoles. Isis,la Virgen Negra, hace nuevamente su aparición silenciosa y triunfal.

31. Toda la civilización naufraga en el maquinismo torpe y crudo, que infesta la tierra, en la esclavitud del hierro, del electrón, de la electrónica, del protón, de la cibernética, en el reinado de las masas, de la explosión demográfica, de “lo humano, demasiado humano”, del animal-hombre, de lo amorfo, del burocratismo y del colectivismo demoníacos. No hay ya modo de salirse de esto por medios humanos o puramente terrestres.

32. De haberse impuesto el nuevo estilo, la usura de la sociedad de consumo no habría logrado su apogeo alucinante. El capitalismo y el comunismo marxista, dos antinomias aparentes, que se apuntalan entre sí, complementándose en la destrucción de lo divino y lo humano, porque se asientan en las mismas bases racionalistas, habrían llegado a desaparecer sin ruido ni escándalo, sin presentar resistencia. O jamás se habrían producido.

33. Mas, para poder continuar con el Opus, hay que poseer el “acero de los sabios”,la Espadade la iniciación,la Lanzadel Longino, el Azufre Incombustible. Es decir, un principio inalterable, que no se enciende, que se conserva a través del cambio de estado y que, llegado el momento, es la semilla de un nuevo desarrollo. El semen preservado, no eyaculado. Esto corresponde a la tercera parte del opus alchimicum, a la ópera roja, o Rubedo, donde se sobrepasa la condición de apertura extática.

34. En la muy hermética y antigua iniciación tántrica existen dos caminos. Ambos caen bajo el signo de Síva-Lucifer, de Abraxas. Uno corresponde al ser que aspira a sobrepasar la condicionalidad humana, rigiéndose por el principio luminoso sativa. Es el indicado al tipo espiritual-divino, Divya; será el Siddha-Divya. Aquí se aconseja la yoga tántrica puramente simbólica, excluyendo la posesión física, real, de la mujer, en el coito mágico llamado Maithuna. La posesión es mental, dela Amada Muerta.Unión en el cuerpo sutil, astral, en el espíritu únicamente.

El otro camino tántrico, llamado dela Mano Izquierda, es el del ser que aspira a la expansión pasional por medio del ardor del fuego, para poder sobrepasar también su condicionalidad. Se lo indica para el tipo heroico, Virya; el héroe será un Siddha-Virya. En este “camino húmedo” se aconseja un contacto físico, real, con la mujer, en el acto sexual Maithuna, haciendo un empleo mágico del sexo y de Bundy, el semen, que no debe eyacularse en el acto.

35. Ambos caminos van siguiendo la línea sivaista, la de los Siddhas, que se inmortalizan con sus cuerpos.

36. Puede que sea el Cuerpo Astral que se materializa, se hace visible, aunque no tocable (noli me tangere), con materia inmortal, de Luz Roja, de Vajra, pudiendo residir y pasar a varios “mundos paralelos”, a varias tierras a la vez.

37. El Húmedo, es el tántrico-alquímico dela Mano Izquierda, diremos, y puede tomar toda una vida. La transmutación de los metales internos y externos es lenta.La Sóror Místicapasa los ingredientes, se los entrega al adepto en su cuerpo y desde su cuerpo, en transferencia, vibración, individualización conjunta y progresiva, real y simbólica, mágica en todo caso, en un Amor sin amor, con un fuego helado, en el Laboratorio Secreto, enla Alcoba Mágica, hasta que ambos son mutados, interpenetrados, desposados, eternos.

38. Estos caminos son muy diferentes al camino ritualista de la religión devocional, o de la práctica dela Yoga Bhakti, de la filosofía Vedanta, y su fusión y pérdida en el samadhi, o éxtasis místico. Esta palabra sánscrita se descompone en sam que significa con y adhi, Ser Primordial: Fundido en el Ser Primordial.

El éxtasis tantrico, sivaísta, es una tensión suprema que rompe las condicionalidades del animal-hombre y se incluye dentro de una personalidad o Individualidad Absoluta. Es un vórtice de energía, casi nietzscheano, llamado en sánscrito Kayvalia, no significando fusión ni pérdida, sino diferenciación suprema.

39. Aquel que ha llegado al estado humano y no trata de sobrepasarlo, es como quien se suicida. Es necesario ir primero al fondo de la propia naturaleza y jamás volver atrás, porque sería cavar su propia tumba.

40. Su única ética: sobrepasar los límites y cortar los lazos, destruir todo par de opuestos que caracterice el pasu, al hombre-animal corriente, inferior, burgués, por así decirlo. Vencer la piedad, la idea judeo-cristiana del pecado. Vencer el miedo, aplicando el “Doble Mudra”, Vara-Mudra “que destruye el miedo y concede favor”. Destruir los lazos de la familia: “Un Virya no es esposo, padre, etc.”

41. “Un asesino y un anarquista, dirigidos por la senda justa, iluminados por la recta doctrina, tienen más probabilidades de superar la condición humana del pasu que un tibio”, dice la tantra Kaula. Más que un burgués acomodadizo. Sin embargo, se ven claramente los peligros de este camino tremendo de superación y mutación nietzscheanas del hombre. Es un avanzar por el filo de la navaja.

42. Esla Resurrecciónde los Cuerpos, dela Carne, la que no es para todos sino para los Viryas, los héroes. Los Siddha-Divya, los Magos divinos del Cordón Dorado, los hiperbóreos, han eternizado ya su cuerpo aquí; ellos no mueren.

43. El animal hombre, el pasu, muere para siempre. Sus vehículos sutiles no van al Walhalla de las Walkirias, sino al Niflheim, el Hades nórdico, lugar oscuro, como el Schéol de los hebreos, tal vez los “hoyos negros” del firmamento, que todo se lo tragan.

44. Sigfrido es un héroe-iniciado, un virya que aspira a mutarse en divya, en hombre-dios, en superhombre, en sonnenmann. Ha conquistado un Tesoro guardado por los Guías del Mundo Interior, protegido por los enanos, envuelto en las “nieblas” del Gral y de los Nibelungos.

45. Sigfrido se baña en la sangre del dragón muerto y así se transforma su carne en inmortal, haciéndose invulnerable, cambiando de color y consistencia. Pasa a ser de Vajra, materia imperecedera, incorruptible y roja, en el proceso tántrico-alquímico dela Rubedoque adviene trasla Albedoyla Nigredo.

46. Enla Tantraes la unión sexual de Siva y Shakti que da origen al universo, en el Maithuna, coito mágico, en el “Amor sin amor”, Siva debe mantenerse impasible y sólo Shakti tendrá que agitarse, actuar. Toda la creación nace de aquí, en sus aspectos estéticos, dinámicos, estables, inmateriales, materiales, conscientes e inconscientes. Las formas dela Creaciónson las diferentes posturas del juego sexual de Siva y su Shakti, como pueden verse en los muros de los templos de Kajuraho.La Esposa, Ella, es activa; Siva, El, mantiénese lejano, concentrado en sí mismo, adentro y afuera, gozando y aparte del goce, para siempre ya, abrazado por su Shakti y abrazándola, intocado dentro del frenesí dela Amada, del fuego y la pasión. Así debe ser en principio también para el hombre semi-divino, donde existe la semilla-Siva, que ha sido oscurecido, “identificado” parcialmente por la pasión dela Shaktiexternalizada, de carne y hueso, perdido e incorporado en el amor físico, seducido, arrastrado, envuelto en el no-yo dela Creación. LaYoga-Tantra viene también en su ayuda. Ha sido preparada parcialmente unos seiscientos años después del comienzo de nuestra Era para su uso en el Kaliyuga, o Edad Oscura, cuando el cuerpo se hizo duro, espeso, y cuenta como el único instrumento de salvación, de liberación, que posibilita el retorno al estado sivaísta, hiperbóreo.

47. En una familia polar, el elemento sibílico, pítico se incorpora enla Yoginiiniciadora del Sadhaka, en el amor mágico de la iniciación dela Tantra Kaula, la más secreta y que habrá de transmutar al Sadhaka en Siddha.

48. El Tantrismo es una doctrina que viene incluida en la revelación de los orígenes y únicamente se codifica en un sistema apto para la realidad del Kaliyuga, cuando el acontecer lo hace necesario.

49. Es necesario recordar lo que Gurdjieff decía del hipnotismo occidental: “Es sólo un balbuceo primario de una ciencia enormemente desarrollada en Mongolia, en el Tibet” y en la región rusa donde él, Stalin y Rasputín se habían criado. Y aún ese Hipnotismo era únicamente un retazo de algo más antiguo y desconocido.

50. Es el “Ultimo Batallón”, que entrará en combate, en una vibración más alta de la energía, cuando se vea como inevitable la imposición universal de la sombra, de la esclavitud, de la desintegración del planeta. Para los cátaros, el demiurgo de la tierra involucionada se llamó Jehová. El sería, entonces, el “Príncipe dela Esclavitud”, que aspira a eternizarse a través de sus acólitos, en un mundo de esclavos.

51. Cuandola Ciudadera visible y los divinos y semidivinos convivían con los mortales, el Vril, órgano que permitía comunicarse con el mundo suprasensible, ese poder fulgurante, estaba también activo en el cuerpo de los habitantes de esa tierra. Con él se podía verla Ciudady entrar en ella. El Vril desaparece junto con Agarthi. También se sumerge en la raíz del Eje Polar del Árbol dela Vida, dela Columna Vertebral.Pero volverá a la superficie, junto conla Ciudady con el retomo dela Edad Dorada, tras la desaparición dela Tierra Oscura.

52. En la tierra de Apulia, en Andria, donde es difícil llegar, he ido a ver el Castillo cósmico de Federico II de Hohenstaufen, Castel del Monte. Este Mago-Emperador (1194 – 1250) fue la última esperanza de los cátaros sitiados en Montsegur. No pudo ir en su ayuda, porque él mismo alcanzaba ya su fin y el de sus grandiosos sueños, tan parecidos a los de Julián el Apóstata, de instaurar en la tierra visible el Imperator Mundi, la ciencia hiperbórea y solar, el Soberano conectado a los poderes divinos, invisibles, por oposición a los sacerdotes lunares de la “religión cardíaca” de Roma.

53. El destino de estas gigantescas empresas pareciera ser la pérdida de la batalla material para poder tener éxito en la tarea espiritual de mantener viva la ardiente semilla que hará posible un nuevo resurgimiento.

54. Al igual que las ruinas de Montségur, Castel del Monte es monumento maldito hoy; ambos son luciferinos. En verdad, son unas “puertas” de salida, de escape, de paso a los otros mundos, a la tierra interior, creadas completamente por la magia de una ciencia superior y antigua, la del Cordón Dorado, venida desdela Atlántidae Hiperbórea; tal vez, desde otros astros.

55.La Masonería, nacida en Escocia en 1717; utiliza algunos símbolos templarios y rosacruces, adulterándolos v mezclándolos de preferencia con el ritual y simbología judíos, que han pasado a predominar.La Masoneríaha sido controlada por las fuerzas secretas que empujan en dirección del oscuro fin del mundo, de la crisis final del Kaliyuga.

56. Los Iluminados de Baviera están metidos en el centro de los acontecimientos. De ahí vendrá el término de “Iluminismo” y de “Siglo de las Luces”. Las tácticas y la organización de esta Logia fueron seguidas exactamente por Marx y Lenin. Los Iluminados hablaban de dos generaciones, por lo menos, de una “dictadura feroz”, antes de poder imponer el gobierno sin gobierno de la “igualdad”, “fraternidad” y “libertad”; el “reino de la razón”.

También Napoleón es iniciado enla Fraternidadde los Iluminados de Baviera, además de otras Logias. Así se explica su ascensión meteórica.

57. Todo movimiento que aspire a restaurar un tipo de iniciación hiperbórea y un poder terrestre conectado con las Fuerzas del Cordón Dorado, deberá hallarse dramáticamente en conflicto con las corrientes y organizaciones que hoy manejan la tierra.

58. La bolchevización mundial, el último peldaño de la involución del Kaliyuga: el imperio mundial de los esclavos, el Reino de los hombres-hormigas. En un sistema como el bolchevique, donde todo se centraliza bajo la dirección del Estado, quien controla el Estado, lo controla todo. Las democracias ya no sirven como sistema de control planetario, en un mundo donde la explosión demográfica y la revolución tecnológica materialista son las coordenadas fundamentales.

59. El contacto con los dirigentes secretos, que lo deciden todo y que no se dejan ver en la superficie del poder político de ese tenebroso mundo, es con el Superior Invisible, llamado “Príncipe dela Esclavitud”.

60. Para que esa energía espiritual pueda irrumpir en el mundo donde reina la entropía, venciendo la decadencia y la muerte, requiérese de mentes y personalidades semidivinas que la reciban y la proyecten aquí con desprendimiento. Es un trabajo de dioses, o semidioses, que no podremos saber si se ha llevado a cabo alguna vez. Los Guías no actúan directamente, teniendo que depender para su acción de los de “aquí”, quienes, a menudo, son arrastrados por sus pasiones, o por meras “creaciones mentales”, fantasmas de la mente y del yo. Y fallan. Por otra parte, las fuerzas contrarias poseen el dominio casi total de las palancas dela Historia.

El Dios de los Perdedores ha tenido siempre la extraordinaria posibilidad de transformarse en Dios de los Vencedores. En este Eon aún no lo ha conseguido. Sin embargo, un día lo logrará.

61. El Cuarto Estado, tras los fracasos de restauración dela Edad Dorada, será el del dominio de lo colectivo, de los esclavos de la máquina, del hierro, de los hombres de hierro, de los autómatas, de la burocracia planetaria, de los “robots”, de la destrucción del alma viva de la tierra. Todo Rey o Mesías mundial que se produzca en esta época, por medio de la contra-iniciación, no será más que un Golem, una falsificación, desconectado de los verdaderos Guías de Hiperbórea y de la realeza divina.

62. Sólo por el Espíritu y el Poder dela Magia, vencedores de la entropía, podrá superarse el Kaliyuga, remontando la involución. Sólo por el hombre inmortalizado.

63. Se acaba el Tercer Estado, el de la burguesía, se entra de lleno en la catástrofe, en la pendiente final del Kaliyuga. Las potencias que dirigen el drama son las de la inercia, del caos y la nada. Es decir, Satán. Se deberá recordar que para los gnósticos y los cátaros Jehová era Satán, el Demiurgo del Kaliyuga, creador dela Tierra Inferior.El contacto con las Jerarquías Divinas hiperbóreas se hace cada vez más tenue. Tal vez se trata ya de salvar únicamente a los elegidos, merecedores de pasar ala Nueva Tierra.

64. En toda la historia dela Creaciónno hay más que una Guerra, una Gran Guerra, que aún no termina.

65. El lector intuitivo podrá captar lo que se oculta. Sabido es, también, que todo libro o documento verdadero ha sido hecho desaparecer a su debido tiempo en la historia conocida de los hombres. Es la gran conspiración.

El Último Avatara

66. Es el Misterio del Tulku, del budismo tántrico tibetano y del Boddhisatva, que no encarna en uno, sino en varios. De un Dios, o Ser Liberado, que vuelve a la tierra voluntariamente para ayudar al hombre a transmutarse en ser divino. Pero no a todos los hombres, solamente a los héroes, a los viras, a los semi-divinos involucionados. Nunca al animal-hombre. Contra este divino esfuerzo de alquimia espiritual, luchan los Elementarwesen, los elementales demoniacos, las fuerzas del mal y del caos.

67. ¡Y pensar que toda esta maravilla de símbolos, de misterios, de leyendas, de sabiduría hiperbórea, ha sido adulterada, al igual quela Cabala Orfica, por una tribu de bastardos y esclavos, para ser puesta al servicio de un terrible sentimiento de “pecado racial”, en el cumplimiento de los fatídicos designios de un Arquetipo Planetario, del Señor de las Tinieblas y del Caos, del Amo de las Sombras, que han llamado Jehová…!

68. La encarnación del Señor de las Tinieblas no se cumple a través de una raza, sino de una antirraza y de una contrainiciación.

69. En el misterio de ese pacto con una entidad no humana, que lo necesita, porque únicamente a través de él podrá cumplir sus fines de disolución y caos, empujando hacia la nada y llevando a la consumación su Guerra contra los representantes de la otra luz. El les dará el mundo material, como lo prometiera, siempre que cumplan con sus leyes, en especial con las disposiciones que atañen a la antisangre. Y le rindan culto y sacrificios. Pues aquel Ser Sombrío vive de estos sacrificios y se alimenta con las vidas de los siervos. El pacto deberá incluir la cláusula de no-eternidad, de no-inmortalidad, permitiendo únicamente el triunfo en el reino de la materia más densa, del poder de esa materia.

70. Hay otras armas, que no solamente destruyen el cuerpo físico. Y es allá donde se ganará realmente la guerra, o se perderá.

71. Enla Iglesiade Roma, llamada Católica, sólo perdura un ritual sin alma en la misa, como cáscara litúrgica que ya no alcanza al Símbolo, que no lo toca, no lo pone en acción.

72. El lado más esotérico del hinduismo se halla en el Tantrismo, especialmente enla Orden Kaula, o Kula.

73. El “Cuerpo Astral” no llega a ser consciente del mismo modo a como nosotros lo somos aquí, en este mundo donde nos movemos con el vehículo físico. Por ello, deberíamos decir que el Cuerpo Astral, como lo seguiremos llamando, que el Eydelon, que el Huaiyuhuen, existe solamente en potencia, virtualmente, debiendo nosotros crearlo, “inventarlo”, es decir, pasarle la conciencia de nuestro yo terrestre, hacerlo consciente, que es lo mismo, aunque con una conciencia integrada, diferente. Con una conciencia doble, la “de allá” y la “de acá”. Es éste el trabajo de una vida, aquí en la tierra: Inventar el cuerpo astral, crearlo, pasándole nuestra conciencia, o, mejor dicho, pudiendo llegar a vivir conscientemente en él —con esa doble conciencia—. Así se sobrevivirá a la muerte. También se podrá morir cuando uno quiera… Y al morir, no perder la conciencia “de acá…”

74. Este trabajo de construir puentes entre tres y más cuerpos, que están en usted, que son usted mismo de algún modo, sólo puede hacerse aquí en la tierra. Cuando lo haya logrado, será un Pontífice, es decir, un puente entre los mundos, sus mundos.

75. No hay otra manera de alcanzar la inmortalidad, la que no es para todos, sino para unos pocos capaces de librar este combate, el verdadero Combate, esta guerra, la verdadera Gran Guerra. Por eso, los que aquí vamos somos guerreros de una Orden sin tiempo, sin edad… Usted está siendo traído a este combate por su propio destino, por su cuerpo astral, que le pide, le exige que lo lleve a la vida consciente, que lo conecte con Otro Cuerpo de una gnosis divina, superior.

76. El cuerpo astral tiene idéntica forma al físico, aunque en blanco y negro, digamos, encontrándose como al otro lado de un espejo. No todos lo poseen; fue patrimonio de los arios y se ha atrofiado, como el Vril. Sólo los viras pueden resucitarlo.

77. El cuerpo físico es el hijo de la madre; mas, el cuerpo astral es el “hijo del hombre”. Usted tendrá que darlo a luz. ¿Ve usted? Se ha llamado a Kristos el “Hijo del Hombre”; porque Kristos es el cuerpo astral, que debe nacer, resucitar, dentro de nosotros mismos. Es el Hijo dela Inmortalidad, dela Eternidad… Porahora, no es más que una nebulosa, un fantasma informe, una sombra atrofiada, que le está pidiendo a gritos que lo vuelva a la vida, que lo resucite, que le dé una forma, su forma, que le dé un Rostro. Pero no se olvide, el cuerpo astral, el Hijo del Hombre, del guerrero, no es igual a usted, sólo en parte se le parece, porque tendrá dos rostros, mejor dicho, sólo una mitad de su rostro será igual al suyo; la otra mitad será igual al de un ser que aún no aparece en su vida… Como ya podrá entender, todo esto es un combate definitivo, esencial, y los que conmigo van son mis guerreros; porque nuestra Orden es una Orden Guerrera, la más antigua, la más sagrada.

78. Es ésta la muerte mística de los antiguos Misterios y de las iniciaciones. Por esto los arios son los nacidos dos veces; es decir, los Iniciados, los que han muerto aquí a voluntad y ya no mueren en la muerte física natural, porque entonces viven en su cuerpo astral, en el Hijo que dieran a luz: El Hijo del Hombre.

79. Mientras viví en Suiza, se publicó en ese país la lista de los masones helvéticos más importantes. Y en ella aparecía el profesor Jung.

80. Jung define el inconsciente como “la matriz de todos los fenómenos diferenciados, religión. música, arte, etcétera”. Lo que tampoco nos dice nada. Lo hemos venido discutiendo desde el comienzo de esta obra y no vamos a insistir. Toda la terminología jungueana, prestada o derivada del psicoanálisis, deberá ser reemplazada por la legendaria y hermética, si es que queremos llegar a alguna parte.

81. La iniciación puede reabrir el tercer ojo, transformar al héroe en gigante, al vira en divya, para seguir usando los términos del esoterismo tántrico. En superhombre, en Sonnenmensch. Cortar la corriente lunar, para volver a ser solares (del Sol Negro.) Recuperar el Vril.

82. Un iniciado, que desea entregar su vida a la aventura que aquí hemos descrito, al Trabajo dela Inmortalidad, deberá sacrificarlo todo, en especial su vida personal, la de los sentidos y del sexo; siendo el sexo lo más importante. Se trata de transmutar las fuerzas, las energías. Jung lo ha explicado en sus estudios sobrela Alquimia. Detodas las energías de que el hombre dispone, no hay otra que se compare en poder y misterio a la del sexo. Tan poderosa es que sólo ella puede crear nueva vida, reproducir nuevos seres en la carne. Y cuando no reproduce la materia física, también puede dar vida al Hijo dela Muerte, al Hijo del Hombre, al Cuerpo Astral. Transmutando, sublimando. Porque lo que hoy se llama libido, en el lenguaje legendario es Kundalini,la Serpientede Fuego, Quetzalcoatl,la Serpiente Emplumada, que vuela y puede hacer volar.

La castidad del iniciado nada tiene que ver con el sentido judeo-cristiano del pecado, el odio y el resentimiento de los esclavos. La tierra actual deberá ser transmutada, la naturaleza transfigurada, el Crepúsculo de los Dioses dar paso ala Resurrecciónde los Dioses. Y esto es otra cosa. Es una transmutación alquímica, una sublimación, una espiritualización de la materia. Mas, no es para todos, únicamente para el iniciado, para el ario, en el centro de una jerarquía de castas.

83.La Mujer-Magaes en verdadla Walkiria, que en algún lugar fuera de este universo nos entregarála Copadel Grial, llena hasta los bordes del licor dela Vida Eterna.

84. Esta Guerra no ha llegado a su fin. Nunca terminará.

85. En el amor arquetípico, tántrico, esto se reproduce, pasando a ser la mujer la activa y el hombre el pasivo. Es el Maithuna, o coito mágico, donde la mujer iniciada, la yogini, se mueve, se agita. El hombre iniciado, el sadaka, el héroe, permanece inmóvil, lejano, extático, sin eyacular el semen afuera (Bundi), solamente adentro, para impregnarse a sí mismo y quedar incincta del Hijo dela Muerte, del Hijo dela Eternidad, del Hijo del Hombre, del Cuerpo Astral, como se ha dicho.

86. Hemos tratado de revelar la posibilidad existente para el iniciado de dar a luz su propia inmortalidad, su Cuerpo Astral, su Hijo del Hombre, cuando, porla Iniciaciónde A-Mor, ha quedado incincta dela Amada, en una suerte de partenogénesis iniciática. Otro tanto pasaría ala Mujersuperior (no a Eva), a Lilith, a Allouine, pudiendo quedar incincta de un “Ángel”, también por Amor Mágico, por Iniciación de A-Mor, en el contacto telepático, astral, con el Amado. Y así Ella dará a luz el verdadero Hijo dela Mujer, algo que existía adentro, en potencia, virtualmente.

87. Este maravilloso camino de A-Mor es esencialmente viril. Sólo los héroes podrán enfrentar las pruebas quela Amadapone a sus elegidos para entregarlesla Copadel Grial, plena hasta los bordes con el Licor dela Inmortalidad: Soma, Ambrosía, Amrita, Ahorna. Llena, en verdad, con la sangre azul de los hiperbóreos, de los arios, de los Nacidos Dos Veces y que los Minnesánger beben en el rito dela Minnetrinken, dentro del Círculo dela Mánnerbunde.

88. Hiperbórea no se incluye totalmente en un tiempo histórico; se sitúa fuera dela Respiraciónde Brahma, dela Creacióndemoníaca del Demiurgo Jehová.

89. Es el Amor dela Eternidad, dela Inmortalidad. Porquesólo existe una Ella hiperbórea para un El hiperbóreo en todos los universos y más allá de ellos. Y es crimen y suicidio espiritual traicionar ala Amada Eterna.

90. Sólo si él vence, si da a luz el Hijo dela Muerte, si se eterniza, revistiendo su Cuerpo Astral de materia inmortal, imperecedera, de Vajra, si con el arma en la mano fuerza la salida, estará en condiciones de poder resucitarla, de retornarla a la vida, de hacerla también inmortal. Ella partió desposada y con un rostro para su alma. El rostro del Amado, debiendo continuar el camino de su iniciación, de su inmortalización, sola al otro lado, pero telepáticamente unida a él, como su Walkiria. Ahora le espera en el Walhalla, para curar sus heridas y reconstruir sus cuerpos destrozados, si él muere en el combate. También para entregarlela Copadel Grial, dela Vida Eterna, llena hasta los bordes con el licor dela Inmortalidad.

91. Ellos no son creadores, sino meros copistas, ladrones inclinados a la falsificación, el drama de los viras hiperbóreos aquí introducidos, caídos, aprisionados, será siempre el mismo y obedece a un móvil: arriesgarlo todo para presentar el combate al Enemigo en su propio territorio, pudiendo ganarla Guerradesde dentro. Estos héroes han comprometido la pérdida de sus almas hiperbóreas para destruir la pesadilla del Demiurgo, su falsificación, su mezcolanza. Ellos intentan volver el mundo a la pureza original, transmutar la tierra, transfigurar la naturaleza corrompida, adulterada por el Demiurgo Jehová, por el Señor de las Tinieblas, que, a su vez, pretende ir extendiendo su gangrena, su infernal copia, su máquina de los retornos, su respiración, su sueño “evolutivo”. He aquíla Gran Guerra.

92. Alo que los viras despiertos aspiran, los arios, los hiperbóreos, es a salirse de la creación demiúrgica, de todos sus yugas, incluyendo el Satya-Yuga,la Edad Dorada, a pasar más allá de sus Arquetipos, a redimirla Creación, arrebatándosela al Señor de las Tinieblas, transmutándola.

93. La primera partición acontecida en ese Universo “más allá de las estrellas”, donde “son otras las leyes, o no hay leyes”, habrá tenido por esencia y compulsiónla Gnosis, la aspiración a un Rostro. Después de la intervención del Demiurgo y de su plagio en el Reino de las Sombras, además de esa compulsión, se ha recibido una orden de guerra y los héroes (Eros), los Siddhas hiperbóreos han entrado escindidos al Universo de pares de opuestos del Demiurgo Jehová, para combatir y rescatar a los camaradas prisioneros, al mismo tiempo que destruir la creación diabólica del Señor de las Tinieblas, transmutándola, conjuntamente con la resurrección del vira.

94. Cuando los divyas abandonan la primera Hiperbórea, cuando El y Ella penetran en la creación demiúrgica, por algún resquicio, por la puertaventana de Venus, adquieren un cuerpo de materia terrestre, mientras se atrofian sus cuerpos de materia espiritual. Han forzado, sin embargo, una mutación en el cuerpo animal, en el instrumento robótico de tierra al tener que utilizarlo. Son los viras, los héroes legendarios.

95. Si en eones de tiempo le es dado a El encontrarse con Ella, El lo sabrá, porque adentro de sí mismo algo se enciende: ese embrión de alma-recuerdo, al que dará un Rostro, el del cuerpo terrestre de Ella, si es capaz de A-Marla con el A-Mor Mágico que se enseñara enla Hiperbórea Polar, en el Satya-Yuga, dando así a luz el Hijo dela Minne, de la nostalgia y del recuerdo de ELELLA, del ansia. El Hijo del Hombre.

Muchas veces le habrá sido dado encontrarla en el peregrinar de las rondas del Eterno Retorno, con un mismo rostro, sin saber inmediatamente que era Ella, hasta quela Notavibre en su más prístina pureza y el Rostro sea fijado para siempre porla Nostalgia, por la perseverancia con la que El lo ha soñado, lo ha inventado: su Flor Inexistente, la cosa contemplada, al borde ya del naufragio y de la total desesperanza. Entonces, ya no habrá más que una Ella para El, y un El para Ella, en el combate de todos los mundos, de los soles y las tierras.

¡Oh Dioses!, quizás aquí se encuentre la razón más íntima de todo el Misterio de ese Drama Hiperbóreo de la separación. Esas almas im Nebel; masculino absoluto una, femenina absoluta la otra. Ellas no tenían rostros. Sólo entrando a combatir en el mundo mezclado y corrompido del Señor de las Tinieblas, sólo reencontrándose y A-Mándose transfigurarán este mundo, obteniendo como premio un Rostro.La Individualidad Absoluta,la Resurrección: NOS.

Como héroes han penetrado a un universo donde los “muertos entierran a sus muertos”, arriesgando perder hasta su inmortalidad en el sueño y el olvido del samsara, de avidya, existiendo apenas entre esas chispas dispersas, inventadas por el Demiurgo, ensayos de ideo-plasma, animales-hombres, robots, máquinas estelares. Y han caído aún más abajo al cometer el pecado racial de mezclar su sangre hiperbórea con la de las hijas sudras de la tierra, del animal-hombre. Y su combate se ha hecho aún más dramático, más difícil, más desesperado, cuando se producela Traición Blancay algunos siddhas hiperbóreos se pasan al Enemigo. Han llegado a creer en su engaño evolutivo. Son ellos los que revitalizan su plan galáctico, entrando a colaborar con Jehová y sus jerarquías de Manus y de Aiones satánicos, con sus arquetipos, sus iglesias y organizaciones, sus democracias, sus komintern. Empujan la ilusión, la pesadilla, con renovado brío, hacia un abismo de plomo.

Mas, si el vira hiperbóreo triunfa, porque ha hecho de su emblema el “honor que se llama lealtad”, no sólo habrá dado un Rostro a su alma, sino que también a ese Alguien que se quedara esperando como al borde de una Fuente, reintegrándose, sin ser absorbido, pudiendo salirse para siempre del mundo de los Arquetipos y de las Ideas-Plasmas, pasando más allá, hacia un sueño no soñado ni por los más grandes Peregrinos del Ansia. Habrá derrotado al Demiurgo Jehová y a su corte de “traidores blancos”, transmutando su creación, su plagio.

96. Tras la partición de ELELLA y ELLAEL, a medida que El y Ella se alejan, a través de estrellas y constelaciones, donde la manifestación ilusoria del Demiurgo se reproduce y se repite en el ideoplasma, en los infinitos pares de opuestos, porque a mayor distancia de la respiración primera el número aumenta, hasta hacerse incontable en el Kali-Yuga,la Minnehiperbórea se obnubila. Cada vez más espeso, más sombrío, el Demiurgo imprime las formas recortadas de sus minerales, vegetales, animales y simios-hombres. Sin la ayuda de los divyas traidores, de la caída y de la mezcla de muchos otros, habría sido incapaz de dotar de energía y conciencia a sus robot-golem. El Demiurgo moviliza sus legiones arquetípicas, angélicas,contra el héroe hiperbóreo para impedir que pueda cumplir ese “sueño no soñado ni por los más grandes utopistas”.

A medida que se desciende en la expiración, disminuyendo la energía, aumenta la cantidad junto con la densidad. Es el mundo gregario del Demiurgo-Jehová. Hay Dioses y Diosas hiperbóreos, divyas que se aventuran a descender tan bajo, para imprimir dolorosamente su sello en ese plasma demiúrgico, en esa expiración por ellos no producida, en esa Maya, para intentar revertiría, transfigurarla, al mismo tiempo que buscan lo que extraviaran. Dioses hiperbóreos encarnados tan abajo, tan oscuro y que han perdido a veces la memoria del origen, la razón de la aventura heroica del combate, en la mezcla con los hijos de los hombres, en el contacto con los animales, los minerales y las plantas,corrompidos por el Demiurgo satánico. Los robots que El formara.

Y es aquí, en estos oscuros planos de la manifestación, en las edades donde como un río circula el tiempo, donde el héroe hiperbóreo, el hombre divino, podrá derrotar al Señor de las Tinieblas, inmortalizándose al recuperar su Ella. Resucitando, naciendo otra vez, haciéndose un Aryo. Porque únicamente aquí le es posible desposarse doblemente, dentro y fuera de su alma, dándole el Rostro de carne, inmortalizado en Vajra, con el Vril, al parir el Hijo del Hombre. Sólo aquí el vira se habrá personalizado, haciéndose consciente de Sí-Mismo, alcanzandola Individualidad Absoluta.El sadhaka y su yogini, unidos y separados para siempre, ELELLA y ELLA-EL nuevamente, pero con el Rostro del Hombre yla Mujer Absolutos, camaradas, a-mantes, salidos, escapados ya del Círculo de los Círculos. Juntos a Aquel que se quedó esperando en el límite del tiempo. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis:la Runa Hagal.La Estrella Dobledela Mañana, el Sol Negro, el Rayo Verde.

Sólo aquí en la tierra se entrega la posibilidad de cumplir ese rito iniciático venido dela Segunda HiperbóreaPolar, del Satya-Yuga, dela Edadde Oro:la Iniciaciónde A-Mor, enseñada por las Magas Hiperbóreas y que dona la inmortalidad dela Personalidad Absoluta, la recuperación del Dios y dela Diosacon un Rostro para el héroe y su Walkiria. Sólo para los divinos elegidos, para los divyas y los semidivinos viras es posible esta Iniciación de A-Mor, el ritual del Panshatattva, el Sadhana, la acción sincronística de desposarse dentro y fuera. Allá, en el más lejano Norte -que hoy es el más lejano Sur— en los oasis del hielo, en el Monte dela Revelación, junto al Sol Negro de la medianoche polar.

Sólo a las dos primeras castas (que enla Hiperbóreapolar fueran una: ativarná) les es posible el segundo nacimiento dela Iniciaciónde A-Mor, Únicamente a los divinos y semidivinos exiliados en esta tierra. Nunca al sudra, al chandala, al animal-hombre, al número, a la cantidad.

¿Por dónde entran a este mundo adulterado los divyas hiperbóreos? Lo hemos dicho: porla Ventanade Venus. Porla Estrelladela Mañana, Oiye-hue, Phosphoro, Lucifer. Por ahí entran Arbaris (Avris) y Allouine, en busca de conquistar sus Rostros. ¿Por dónde salen los héroes triunfantes, por dónde se escapan del Círculo de los Círculos, abriéndose paso con las armas en las manos? Porla Estrelladela Tarde, Yepun, Esper o Esperas, el hermano de Atlas,la Estrella Vesperal.Por Wotan, con Wotan.

A través de enormes espacios de tiempo, de kalpas, manvantaras y yugas, la memoria del héroe hiperbóreo es ya apenas un débil eco que a veces resuena como el cuerno de Siegfried, herido de muerte en el bosque de encinas patriarcales. La memoria de la sangre,la Minnehiperbórea se ha borrado casi en los abismos del Kali-Yuga. Es por esto que se hace necesaria la venida de algunos Liberados que aquí descienden, como Avatar, en los instantes más críticos, en el interludio del Sandhya, o del Sandhyansas que ellos transmutan en el Yuga Hiperbóreo de los Héroes. Traspasan su fuego por unos intensos y cortos períodos, para estremecer al Universo del Demiurgo y espantarlo. El Avatar despiertala Memoriadela Sangre Hiperbórea, destruye las sombras del ensueño de Maya, del samsara, agita las almas de los héroes, y les lleva nuevamente al Combate de su Gran Guerra. Danzando como Shiva Nataraja les recuerda su patria divina,la Primera Hiperbórea.Es éste el sacrificio del Avatar, su descenso, que aquí viene a ayudar a los suyos, imprimiendo su sello arquetípico hiperbóreo, de fuego mítico, en el plasma demiúrgico, adquiriendo por un cortísimo tiempo su forma humana, y así regenerándolo; porque con su encarnación hace posible una alquimia de transmutación y el retorno, la vuelta a Hiperbórea de sus guerreros más leales. Los verdaderos arios, los elegidos.

97. Como todas las cosas que suceden del “quinto plano de la manifestación hacia abajo”, cuando ya la expiración se ha hecho débil, encontrando, además, esa extraña fuerza enemiga que lo adultera todo, conjuntamente con el Yuga de Kali, con la sombría Edad del Hierro, también la creencia en la reencarnación ha pasado a ser una fantasía más, diabólicamente falseada por las mentes inferiores, la superstición y la ignorancia. Lo qué debió comprenderse simbólicamente, ha venido a ser tomado al pie de la letra, de modo que, conjuntamente con el exoterismo cristiano y su inmortalidad para todos, compone la religión y la fe de las masas. Está hecha para ellas. Un exoterismo gregario, un “opio para el pueblo”.

98. No existe por ello inmortalidad de lo personal, de lo individual, mientras no se haya individuado enla Personalidad Absoluta.Y esto no es posible a todos. El Camino de Deva-Yana, el de los Dioses, el del Norte, es para el héroe, para el guerrero hiperbóreo, para el ario, que se ha jugado la eternidad y la inmortalidad en un combate muy duro, en una Gran Guerra, de todas las horas e instantes de su vida terrestre. Los otros, que cruzan el umbral de la muerte física, podrán continuar por un tiempo una existencia larval, fantasmal, hasta que se cumpla la segunda muerte, donde el cuerpo astral es disuelto en el éter, así como el cuerpo de tierra ha sido disuelto en la tierra.

99. No hay inmortalidad para todos, sólo para unos pocos. La mayoría son “muertos que entierran a sus muertos”. Y la reencarnación, así entendida, es lo mismo que si no existiera. Porque el que reencarna, no lo recuerda, por la razón de que no hay nada individuado que reencarne, que pueda recordar, que tenga memoria. Y si la tuviera, no reencarnaría, sólo retornaría -y un número limitado de veces- porque habría tomado el Sendero Deva-Yana. A no ser que sea un Boddhisatva, un Tulku, un Avatar, que vuelve a voluntad y que no usa un solo cuerpo, sino muchos.

100.La Reencarnaciónes sólo para el hombre-animal, el sudra, el chandala, el robot creado por el Demiurgo, por el Señor de las Tinieblas. En forma por decir mecánica, automática, se reproduce, se reencarna, con distintos cuerpos, cambiando de sexo, de hombre a mujer y hasta en animales. La ilusión de una ley kármica sirve al Demiurgo tiránico para mantener sujetos a sus esclavos dela Atlántida. Esdecir, la reencarnación de los “espíritus vitales” y de la fantasmagoría de un yo, creado (copiado) en forma también arquetípica por el Demiurgo, rige sólo para el animal-hombre, para el chandala.

Para los hiperbóreos, penetrados en este Universo, no cuenta la reencarnación, sino únicamente el Eterno Retorno, como ley cíclica y voluntariamente aceptada en los momentos de entrar aquí, como norma que rige en la prisión donde han quedado. Mas, aun así, el número de retornos deberá ser limitado, sirviéndoles únicamente de oportunidad para librar su Combate contra el Señor de las Tinieblas y para inmortalizarse, resucitando como divyas absolutos, como Personalidad-Total, pudiendo arrastrar consigo el Universo demiúrgico redimido, transfigurado.

101. El hombre tendido está como muerto. Podría pensarse que Kali lo ha sacrificado de verdad. No es así, pues la muerte es sólo aparente, correspondiendo a la muerte mística dela Iniciación, ya explicada. Y esa Mujer-Diosa representa al cuerpo astral del vira, a su Ella recuperada, el Linga-sárira. Esla Hija-Hijodel hombre, recuperada y con un Rostro, que ha muerto al hombre natural para dar vida al homo de coelo, eterno, resucitado, con materia inmortal, de vajra roja. Es también la rubedo dela Alquimia, la opera rosa. Y todo re-unido por ese Cordón Dorado, que no se cortara, al tercero —que es el sexto, lo hemos visto— a la persona, que ha adquirido una personalidad, un rostro: NOS, el Hombre-Total,la Mujer-Total, el Hombre yla Mujer Absolutos.

102. La misma guerra es librada aquí y allá, en más de un mundo, y lo perdido aquí es ganado allá.

103. Afirma el Rig Veda que ni los Dioses, en el más alto cielo, saben cómo ha sucedido esa tragedia, esa pesadilla de locura dela Creacióndel Demiurgo.

104. La enorme conspiración terrestre para escamotear la verdad de los orígenes extraestelares, tiene también causa y principio fuera de este planeta. Está dirigida por el Demiurgo y por los divyas traidores.

105. Al Samadhi vedantino, que es una trampa introducida enla Indiaya mezclada porla Traición Blancay por la sugestión del Demiurgo, deberá oponérsele el Kaivalya tántrico ario, es decir, la separación absoluta del Mago,la Personalidad Absoluta, la inmortalidad con un Rostro, por oposición a la fusión y disolución.

106. El Génesis, en su origen, antes de ser expurgado y falseado en su más profundo sentido. Ahí, en el Paraíso, en Para-desha, en el Monte dela Revelación, en el Meru, había un Árbol con Manzanas de Oro, poseedor dela Cienciadel Bien y del Mal. El Árbol capaz de entregarla Inmortalidady de hacer a los héroes como Dioses y más que Dioses.

107. Lo que en verdad fuera esa Columna sólo se puede entrever por el verdadero nombre del Dios-Siddha Hiperbóreo, que aparece en las sagas nórdicas: ER, IR. Quiere decir Poder.La Columnafue así un poder que poseían los Hiperbóreos, los divyas, los siddhas, que pierden al mezclarse con “las hijas de los hombres”. Con este poder les era dado mantener abiertala Ventanade Entrada,la Puertade Salida, enla Estrella, la conexión conla Primera Hiperbórea.Era el Vril, una suerte de Rayo que se proyectaba desde el entrecejo y que ha quedado reducido a una pura virtualidad en las glándulas pituitaria y pineal, calcificadas en el Kali-Yuga.

108. Las Runas son también mortalmente odiadas por los representantes del Kali-Yuga, por el animal-hombre, por los esclavos dela Atlántiday por los acólitos del Príncipe de las Sombras, de la esclavitud, de la mentira y de la fealdad.

109. Los signos de las Runas son únicos entre los alfabetos mágicos, con perfiles agudos, simétricos, se parecen sólo al cuerpo de los divyas hiperbóreos. Los ejercicios rúnicos, la yoga-rúnica del cuerpo, impregnan su materia de vibraciones mágicas. Quien conozca su Runa, adquiere el poder de la disolución y reintegración de la materia, de la muerte voluntaria y de la resurrección. Podrá hacer vibrar su Nota en la tonalidad más alta. Salirse, así, del Círculo de los Retornos.

110. El término vira; empleado a menudo en este libro y en “El Cordón Dorado”, pertenece al tantrismo y se refiere a una fuerza viril, heroica, que actúa a contracorriente y que posee el saddhaká, o iniciado tántrico. Por esto pasa a ser sinónimo del héroe que combate por reinvertir el proceso de la entropía de la involución en el plano donde actúa el Demiurgo Jehová, saliéndose del Círculo de los Círculos, del Eterno Retorno, hacia “algo no soñado ni por los más grandes utopistas”. El mayor peligro para la fuerza del vira se encuentra en el miedo y el deseo. El vára-mudra destruye el miedo y el deseo, y concede el favor hiperbóreo.

111. Asgard es entonces el Himmelsburg, el Castillo del Cielo, donde Wotan y sus Walkirias aún preservan las Runas sacras, para entregarlas, junto con su secreto, a los héroes que luchan por inmortalizarse, a los vira que se transmutarán en divyas.

112. La “sangre de los héroes llega más cerca de Wotan que la plegaria de los santos”. El héroe guerrero necesita en especial del honor y de la lealtad, del poder de la fe — Glaubenskraft—, perseverando en la fe, hasta que el Vril “cree la cosa contemplada”.

113. Así, el Árbol está simbolizando el descenso del UR-Mensch (el Siddha hiperbóreo) en la materia terrestre, en los reinos más duros y espesos. De cabeza hacia abajo, comola Runa YR.Muerte del Espíritu en la materia. Desaparición momentánea del Siddha-divya. Pero del divya que desciende, que involuciona, junto con expirar tiene en sí el poder de retornar, resucitar. Este poder está oculto en su propia fisiología hermética, embrionaria. Únicamente ha perdido la memoria, la sabiduría. Deberá despertarla.

Hemos visto que el vira exiliado posee más de un cuerpo. Los mundos (cielos en la terminología gnóstico-cátara), por los que transita combatiendo se hallan dentro del cuerpo del Arquetipo-Manu, servidor del Demiurgo, también un Góttlicher Makrokosmos.

Dentro del Círculo de los Círculos todo se repite, como los ecos de una nota arquetípica. Así, el cuerpo del divya estará compuesto de tantos otros cuerpos como los planos de materia-espiritual y materia-material por los que atraviesa al entrar en el mundo del Demiurgo. Por ello, el cuerpo de materia terrestre deberá poseer en sí el “órgano” apropiado para conectarse con el “cuerpo astral”, embrionario por atrofia y olvido, pudiendo ser capaz de recrearlo, resucitarlo, “inventarlo”, además de inmortalizarlo, uniéndolo con un cuerpo mental aún más sutil. En el cuerpo astral también se encuentra otro “órgano” (clave) que hace posible unirse con su Mónada, con “Aquel que se quedara esperando al borde de una Fuente”. Ese “órgano” esla Runa Thor, a la que corresponde la letra Th del nombre Thule,la Runadel Regreso (con un Rostro) ala Hiperbórea Celeste, preservando el “yo”, para no ser absorbido por la “inspiración” y devorado por el Demiurgo, Señor de las Tinieblas. Así, el hombre renace en varios mundos a la vez. Cada mundo estaría representado por uno de sus cuerpos (Castillos), hallándose presente en todos, aun sin saberlo, pues tiene conciencia de uno sólo, del de la tierra, del Gerdasburg. Sólo al encontrar la clave para desarrollar su Linga-Sarira, o cuerpo astral, el guerrero de Wotan podrá abrir la puerta que comunica con el plano mental, pudiendo vivir en más de dos mundos. Se ha hecho ubicuo.

114. La fuerza de las Runas produce vibraciones en el cuerpo astral, pasando a ser mediadora entre los planos del espíritu, del alma y del cuerpo. Centros proyectores de estas fuerzas son también los chakras, vórtices de energía luminosos. La magia de las Runas activa las vibraciones de estos centros. Sus ruedas se ponen a girar como swastikas, vertiginosamente. A cada rueda, o chakra, corresponden ciertas Runas. De igual modo, a cada chakra astral, corresponde un órgano nervioso en el cuerpo físico, un plexus, una glándula, con sus secreciones internas dirigidas por los vórtices astrales. Cuando las Runas activan las vibraciones astrales de los chakras, conectándolos entre sí, posibilitan la conciencia de esos centros de luz; porque esas “ruedas” también son centros virtuales de una conciencia diferente.

115. El plan diabólico se dirige a producir nuevamente el monstruo del hombre de Neanderthal.

116. También los divinos, los Dioses Hiperbóreos, que han entrado a combatir dentro del Universo recurrente del Uno, Jehová, del Señor de las Tinieblas, han quedado prisioneros de su Eterno Retorno, debiendo aceptar su ley kármica, cíclica.

117. Repitamos, en la expiración, el “aliento” del Demiurgo-Jehová va descendiendo a planos de menor intensidad de la energía, donde ya ni siquiera sus Jerarquías de Servidores vienen, sino que crean sus medios de trabajo, de investigación, sus “máquinas”, sus “robots”, aunque siempre las compongan a su propia imagen. Cuando aquí llegaron los divyas hiperbóreos, habrán pensado hacerlo por muy poco tiempo, el que pudieran resistir, aunque esto fuera enla Edad Dorada.Pero algunos de ellos se prendaron de las “hijas de los hombres”, de los “animales-hombres”, debiendo quedarse como prisioneros. Los hijos de este primer “pecado racial” fueron los héroes de los tiempos idos, los semidivinos, los aryos, los viras, que aún podrían retornar al mundo divino, transmutándose a la inversa, por medio dela Iniciaciónde A-Mor. Por haber vivido directamente la experiencia en este plano de la impregnación demiúrgica, deberían alcanzar más alto que los mismos Dioses, ser más que ellos, salirse, en un sueño no soñado ni por los más grandes Peregrinos del Ansia.

He aquí la diferencia entre las dos humanidades terrestres, la semi-divina y la únicamente animal, la de los “robots”, la de los “esclavos dela Atlántida”. Es posible también que la elección de habitar con el hombre, en la dura tierra, sea un acto de heroísmo, además de una derrota. Las grandes guerras de los Koravas y Pandavas en el Mahabharata, la de los Vanes y los Ases, serían guerras punitivas en contra de los que se mezclaron, enturbiando su divina sangre. Y es en estas guerras cuando aparecen con más frecuencia los Vimanas, los Discos de Luz, al igual que hoy, en las grandes crisis de los tiempos, en el final de un Ciclo.

118. De allá han venido los hiperbóreos, entrando a este Círculo de los Círculos por un “repliegue topológico”, por la “Ventana de Venus”, o por un “clic” dela Mente. Sinese recuerdo, sin esa memoria, todo se habría perdido para siempre. Allí, frente al Gral, escuchando la propia sangre, su música, junto al Fuego, los hiperbóreos cumplían con el rito dela Minne-trinken, bebían su sangre, preservando la memoria del origen, para así darse ánimo en la increíble aventura aquí emprendida, en este exilio en la materia, en esta guerra sin cuartel contra el Enemigo que —se sabe— les va cercando. Y porque el tiempo se acelera en estas regiones, que se harán sombrías y heladas. Las Hagedissen, las Vírgenes del Sol Negro, exhortan a los héroes a apresurarla Boda, el Matrimonio Mágico, junto al Fuego. Ellas son las Esposas del Fuego.

119. La vida y la muerte dentro de la tierra del Demiurgo. La forma del divya, del Urmensch, del Hombre Original, le es aportada porla Runa. Esella la que se imprime aquí. Se halla ahora en el mineral, como aspiración tal vez inalcanzable. Y afuera se reproduce, en tanteos, en ensayos, o copia del Demiurgo, completamente fracasados, como el mono y el hombre de Neanderthal. Y el cuerpo de dos brazos, de dos piernas, de una cabeza, de cinco dedos, sólo es una máquina, la reproducción de un Arquetipo copiado por el Demiurgo-Jehová y proyectado por su “respiración” en su Universo recurrente. Para trabajar con esa máquina, en este espeso mundo, su mal plagiador no necesitará “bajar’. Bastará con ese golem, con el hombre de Neanderthal y su lenta e imposible evolución e involución, a través de eones de tiempo y de tremendos desastres. El que lo está utilizando, no tiene prisa. En verdad está jugando, danzando dentro de su Maya-Ilusión.

Pero he aquí que algo enorme acontece, fuera del sueño de ese Jugador diabólico. Alguien se ha introducido en este Círculo de los Círculos, por alguna “puerta” o “repliegue”, quizás por una estrecha “ventana”.La Puerta, ola Ventanade Venus, o bien por un “clic” dela Mente. UnDerrotado, o un Héroe, venido de un Universo completamente distinto, portando consigo el original divino, hiperbóreo, de la forma, que el Demiurgo corrompiera y el poder de las Runas, desciende a este mundo, dándole otro cariz y dirección a todo el proceso de repetición mecánica, pudiendo hasta redimir la materia, transfigurarla, produciendo una mutación que alcanzaría al núcleo central del Fuego Tectónico. Entra, así, en guerra total con Jehová, su Eterno Retorno y sus Arquetipos.

120. En todo caso, el mal, la verdadera derrota se produciría en el olvido del origen divino y del objetivo último del combate, en la asimilación con el animal-hombre, con el sudra, en la caída en el sueño y la conformidad, cogido para siempre en los engranajes del Eterno Retornó y destrucción final enla Nada. Absorciónen el Arquetipo, en el Demiurgo, en el Uno. Llegar a ser, después de todo y de tanto, nada más que el alimento del Arquetipo, de Jehová.

121. Ellos residen enla Asgardceleste, en Agartha, enla Tierra Internao en ese mundo que pertenece a la “otra mitad de nuestros sentidos”. Son los divyas. Luego vienen los viras, los semidivinos, los héroes, mitad Dios, mitad hombre, los que aún pueden transmutarse en divyas, en el Ser-Total, en el Hombre Absoluto, en el Sonnenmensch. Y la tercera humanidad de los animales-hombres, los descendientes del Neanderthal, la más numerosa, que aumenta y aumenta, poblando la tierra hasta sus últimos confines. Sirve de ejército al Demonio, al Demiurgo, siendo, además, su alimento al final del Manvantara.

La Hiperbóreaa que ahora nos referimos, la terrestre, la polar, el Mitgard de los Aryos,la Tierradel Medio, está habitada por los héroes semidivinos, siendo el reflejo, la sombra dorada dela Asgardextraceleste, hecha a su imagen y semejanza. Aquí, Wotan se ha encarnado en Rama, ha tomado su forma heroica y luminosa.

Y como único medio de alcanzar la salida del Retorno, las Sacerdotisas del Sol Negro, dela Media NochePolar, enseñan el Culto del A-Mor Mágico y desposan al A-Mado para que pueda dar a luz su propio Hijo del Hombre, su vehículo indestructible de la eternidad, el que no podrá ser devorado por el Arquetipo, por el Demiurgo, porque se ha construido en el Fuego de Vajra roja, con la alquimia rúnica de Wotan y del Árbol Iggdrasil. Con El volverá a salir de todo esto, del Círculo de los Círculos, porla Puertade Venus. Y habrá redimido a la tierra, transfigurado la naturaleza, sobrepasado el Kali-Yuga… y todos los Yugas.

122. Los signos característicos de los Hiperbóreos son los siguientes: Inmovilidad, impasibilidad, calma interior, serenidad, gloria, victoria, terribilidad. Cuando el Rey actúa, lo hace como el rayo, extendiendo el cetro y proyectandola Runa SIEG.La Blitzkrieg. Estosson los signos de los inmortales.

Mas, para que el aryo-hiperbóreo lo sea realmente no basta con el primer nacimiento, necesita de la iniciación, debiendo pasar por la muerte mística, naciendo una segunda vez. Sólo entonces habrá resucitado y será inmortal.

123. He aquí la historia que seguramente se contaba en el Génesis, antes de ser mutilado y transformado por la gran conspiración del Señor de las Tinieblas. Junto al Árbol, Allouine enseñó a Arbaris el Amor Inmóvil, en la contemplación de su cuerpo desnudo; pero sin tocarla, sin poseerla en el contacto de los cuerpos materiales, que crean el hijo de la carne y de la disolución. Ella despertó sus chakras, sus manzanas de oro, en el Árbol del Paraíso, en cuyo tronco se encontraba reclinada. Y él se transmutó en divya, cortando sus cadenas, despertando a Allouine de su sueño. Fue más que un Dios, con la sabiduría del A -Mor Mágico, que está inscrita al otro lado de los astros, como el nombre del Gral.

Entonces, Avris fue AR-BA-RIS. AR, quiere decir: “Custodia el Fuego Eterno”, el de los AR-yos; BAR, “Confía en el Dios que está dentro de ti”; IS, “Domínate a ti mismo y así controlarás los poderes del Enemigo”.

Los Siddhas hiperbóreos no procreaban hijos de la carne. Moldeaban, plasmaban sus propios cuerpos. Sólo con el “pecado racial”, conla Evaterrestre, se suceden las generaciones de la tierra y se sumerge Paradesha, desaparece el Jardín de las Manzanas de Oro, se apagala Columnade Fuego, se oscurece el Vril, se atrofia el Ojo del Dragón, muere Allouine, se hunde la Atlántida-Hiperbórea.

124. Los Siddhas hiperbóreos pretendieron organizar el mundo en los primeros Yugas, arrebatándoselo al Demiurgo. Ayudaban a los héroes a recuperar su divinidad total, por medio de la iniciación. A los pueblos de color, a los humanos, les entregaban la felicidad terrestre, organizándolos en castas, en varna. (Los hiperbóreos eran ativarna, más allá de la casta, del color). Utilizando sus facultades mecánicas en labores útiles, pensaban, quizás, producir por medio de la alquimia del color una mutación mágica en los pueblos semianimales, que pudiera llevarlos, de algún modo, a una transfiguración. Les traspasaron una partícula de inmortalidad, al mismo tiempo que espiritualizaban la tierra, arrancándola de las garras del Señor de las Tinieblas.

125. El Campo de Batalla, además de la tierra, iba a ser ahora el interior del héroe, del vira, divino sólo a medias.

126. Cuando es el matriarcado el que se impone, los cultos se centran enla Luzdel Año, en un simbolismo de la naturaleza posthiperbórica, en el fuego puramente material, en las ceremonias de la luz en el solsticio de invierno, que inspiran la creencia matriarcal de la reencarnación. La religiosidad devocional, la yoga Bhakti, el Samadhi vedantino de la fusión en el Ser primordial, en el Uno, el acento en el chakra Anahata del corazón. Lo máximo que se podría alcanzar es al chakra Sahasrara, con el mantra SAHAM: “Yo soy tú”. (El Andrógino). La iniciación patriarcal hace uso dela Raja-Yoga,la Yoga Tántrica, con el Kayvalia en lugar del Samadhi, la absoluta separación, la personalidad absoluta, la individuación, pasando más allá del chakra Sahasrara, hacia Sunya, el Vacío, el Nirvana, saliéndose hacia algo jamás soñado, ni por los más grandes Peregrinos del Ansia. Con el mantra opuesto a SAHAM: HAMSA. HAM es Shiva, SA es Parvati. El y Ella separados y unidos para siempre, unidos en la separación. Este es el Camino de los Guerreros y las Walkirias de Wotan. No existe reencarnación, sino inmortalidad, salida. Salto dentro de una Flor Inexistente.

El sol que hoy alumbra la tierra, es un nuevo sol, surgido con la desaparición de Asgard y la precipitación en el mundo de la materia espesa, con el declinar de la energía dela Expiración. Lanaturaleza también es otra. Tenían razón los románticos alemanes al creer, con Novalis, que la naturaleza podría ser modificada, espiritualizada, por medio de su Idealismo Mágico. Regenerada, transmutada, transfigurada, arrancada del dominio dela Respiracióncíclica del Demiurgo por el combate sincronístico y el sacrificio del héroe hiperbóreo.

127. Tanto el Hombre de Neanderthal como el de Aurignac son creaciones robóticas y fallidas del Demiurgo, circunscritas a la ley cíclica de la evolución e involución dentro del Eterno Retorno, de su expiración e inspiración. El Hombre del Cromagnon, cuya aparición repentina es un misterio, corresponde a la entrada de los hiperbóreos.

128.La Alquimiadela Transmutacióndel vira en divya, enla Iniciación Guerreray Tantrica de A-Mor, actúa rectamente sobre los genes, la sangre y sus grupos, alterando la zona más sutil del metabolismo, resucitando al Ativarna —más allá de varna—. Pero únicamente entre los viras aryos es posible. En los “nacidos dos veces”.

129. Porque una vez existió otra Luz, una Luz que no cambia, la del Sol Negro Antiguo, polar, a través de la cual es posible salirse, dar el salto, haciala Flor Inexistentedel Rayo Verde. Y ese Sol Negro no es otro quela Puertade Venus. Es Lucifer, el verdadero Guía del Retorno a Hiperbórea, en el otro extremo, opuesto al Cristo dela Luzcambiante del Nuevo Sol, de la muerte y disolución.

130. Así, el vira tántrico tiene posibilidades que quizás no se den para ningún otro en el sucederse de los Yugas. Puede llegar a ser totalmente consciente del Misterio y, de ese modo, abrir paso a su “yo” por un camino que no ha sido transitado ni por los Dioses, en todas las Edades de este Universo cerrado. Y ello porque el Camino no existe; el héroe lo “hace al andar”, lo inventa, lo abre a los golpes de su Espada. Es un Camino Inexistente, una Flor Inexistente. No existe, porque conduce a algo que tampoco existe: un Sueño nunca soñado ni por los más grandes Peregrinos dela Nostalgia. Másallá del Círculo de los Círculos, de los Dioses, de los Arquetipos y de las estrellas. En la pura inexistencia del Rayo Verde.

Sólo los héroes tienen esta posibilidad, los semidivinos, los que de este modo nacieron; pero no todos la realizan. Es muy difícil. El héroe tendrá que arriesgarlo todo, su muerte física y espiritual, su despedazamiento, la tortura, la traición, la soledad última. Y sin soltar jamásla Espadadeberá mantenerse firme, inquebrantable, resistiendo las angustias y los dolores hasta el final, hasta la última prueba, hasta la última duda, cuando haya creído que todo fue en vano, que nada ha sido cierto, que sólo su mente, sus creaciones mentales le han llevado a ese fatal trance y al desplomarse del Universo sobre su entero ser despedazado.

Si el Héroe pasa por esta prueba, si logra sobrellevarla, al otro lado, en el Walhalla de Wotan, su Walkiria, junto con el Padre de los Héroes reunirán sus pedazos dispersos, resucitarán su gloriosa carne, ahora de Vajra Roja, inmortal, permitiéndole partir hacia una región a la que sólo su Walkiria podrá seguirle, parque “ella es su única compañía y ya no tendrá otra, ni siquiera dentro de ese sueño jamás soñado…”. Su Camino no tiene nombre, es el Camino Inexistente del Rayo Verde.

131. Y la forma, la única forma, en que este espantoso designio pueda llevarse a cabo, es respetando el Pacto de Anti-Sangre, el ritual de la sangre mezclada, de la sangre impura. Porque es éste también el fluido a través del cual el Príncipe de las Tinieblas se opone a los Divinos del Rayo Verde, preservando su “memoria”, sus “archivos de la sombra”, comprometiendo en la iniquidad a sus “elegidos”.

132. Y así acontecerá otra vez, cuando la tierra vuelva a ser destruida muy pronto, al final del Kali-Yuga. Cuando un nuevo experimento del Demiurgo se repita en el Eterno Retorno, con la proyección de otro Manu. Y los divinos hiperbóreos deban entrar nuevamente a combatir, haciendo uso de las Runas.

133. Transmutar el vira (que es mestizo de primer grado) en Siddha-divya, en superhombre, en Kaula, en Sonnenmensch, en hombre del Sol Negro.

134. La raza blanca fue poseedora del Vril y de una condición especial para percibir el espacio en tres y cuatro dimensiones, cosa que el animal-hombre, el sudra de los pueblos de color, no posee. La posibilidad de recuperar aquellas cualidades de la raza blanca original se haría efectiva únicamente por una “alquimia del regreso”, yendo hacia atrás, con la mezcla consciente del semiblanco con el más blanco, por una eugenesia estricta en los matrimonios y en la progenie, hasta lograr el punto exacto de la transmutación, donde todo dependerá de la magia o del milagro de la nueva encarnación de un espíritu que hará realidad la recuperación del Poder perdido, del Vril y de las cualidades de la visión que aún existían enla Segunda HiperbóreaPolar.

135. Desde niño, por instinto al comienzo, jamás he rendido culto a esos “padres de la patria”, ni a sus instituciones masónicas. Ya lo dije en “Ni por Mar ni por Tierra”, hace más de treinta años. Ellos dividieron este continente del sur en más de veintiún países de opereta, aislándolo para que así pudiera “cocerse en su propio mestizaje”, en su propia oscura salsa bastarda de marranos y negros traídos del África como esclavos por los sucios encomenderos. Ya sabemos cómo el masón Bolívar inventó Bolivia, una suerte de Tibet sin lamas y sin Tibet. Sin atumarunas ya. Bolivia, hasta en el nombre procede de Bolívar. Y así nació este nacionalismo sudamericano, sin destino, sin base alguna, sin raíz auténtica.

136. El único remedio, el remedio radical para la curación de la humanidad sufriente es: el quebrantamiento de la servidumbre del interés del dinero. Este quebrantamiento significa la única posible y definitiva liberación del trabajo productor de las potencias del dinero que dominan secretamente el orbe. El quebrantamiento de la servidumbre del interés significa la restauración de la libre personalidad, de la salvación del hombre de la esclavización y también de la fascinación mágica en que su alma fue enredada por el consumismo.

137. El Vira dispone, así, de una fuerza viril, heroica, que actúa a contracorriente. Es la fuerza que posee el Saddhaka, o iniciado tántrico. Sinónimo del héroe, combate por reinvertir el proceso de la entropía, de la involución, que es un resultado de su entrada en el Universo del Demiurgo-Jehová. Y se sale del Círculo del Eterno Retorno, para siempre. Únicamente retorna a voluntad, como Avatar, como Tulku.

138. Dentro de un Linaje Hiperbóreo, de una Casa de Familia, con uno que llegue, que ejecutela Melodíahasta su consumación, que dé a luz el Hijo del Hombre, que construya su Eidelón, su Cuerpo Astral y con él se salga, bastará para que todo el Linaje participe dela Resurreccióny del retorno a Hiperbórea.

139. Para el Vira, para el guerrero de Wotan, el entrar aquí a combatir es una obligación de honor y lealtad. Únicamente así podrá luchar contra la creación demoníaca del Señor de las Tinieblas, llegando a transmutarla, a transfigurarla. Y hasta el sexo le habrá servido, como medio de arrebatarle algunos Pasu al Demiurgo, transmutándolos en Viras, por medio de este sacrificio tántrico, por así decir. Esta esla Gran Guerra.

140. Partiendo del plomo,la Piedra Philosophalpermite remontarse hasta el aurum potabile, hastala Edad Dorada, de Saturno y Rea, hasta el Satya-Yuga, enderezandola Lanza-Ejepolar. El camino pasa porla Nigredo, la muerte mística, hastala Albedo, la resurrección de los Segundos Nacidos, de los arios de la raza blanca, hiperbórea, para alcanzar al finla Rubedo, el Rojo dela Materia Inmortalde Vajra, del Caballero de Rojo, de las Plumas del Ave Fénix, del Pájaro que no existe. Es éstala Danzadel Ave del Paraíso, de mis “Visitas dela Reinade Saba”,la Flor Inexistente,la Inmortalidad, que hay que crear, inventar, la materialización con Vajra del Cuerpo Astral.La Resurreccióndel Hijo del Hombre y dela Eternidad.

141. Un juego de espejos infinitos, en el plagio del Demiurgo, hacia abajo y hacia arriba. La muerte para el ario, para el Vira es renacer a una nueva vida, con el Cuerpo de Vajra inmortal. Se trata de pasar más allá del Arquetipo, de escaparse porla Puertade Venus de las garras del Demiurgo, que ha aprisionado a los guerreros arios, a los exiliados, con el Eterno Retorno de lo Mismo, con la pesadilla de su Maya-Ilusión.

142. Esos rollos de pergaminos decían que él era Señor de una Orden de las Capas Negras, Blanca y Roja. Todo el proceso alquímico del Arte Real dela Transmutación, así resumido.La Capaes el Manto de Repanse de Schoye, esla Tarnkappede Siegfried yla Túnicade Neso. Es el Cuerpo Astral, la inmortalización y materialización del Cuerpo Astral.

143. Es el mal del “desliz” a través dela Ventana, de una “bilocación espacio-temporal”, hacia este plano de la manifestación, donde rigen los Arquetipos y el Demiurgo Jehová, constructor de golems. El mal consiste en un “clic” mental que ha hecho posible el aprisionamiento y la mezcla de los divinos hiperbóreos. La derrota en un combate cósmico, la pérdida de una gran batalla, en una Guerra que aún no termina.

144. Consiste el Asag en acostarse desnudos, en un mismo lecho, con la amada, pasando allí una noche sin tocarse. A veces, se pone una espada desenvainada entre ambos, como en el Asag de Tristán e Isolda. Esta prueba de iniciación de los trovadores se diferencia del coito mágico-ceremonial tántrico, Maithuna, en que el Asag es casto, pudiendo formar parte del tantrismo dela Mano Derechay el Maithuna pertenece al Tantrismo dela Mano Izquierda, donde se posee físicamente a la mujer, pero sin eyacular el semen (Bundi), sin llegar al orgasmo por parte del iniciado hombre, del Sadhaka; por lo menos, al orgasmo físico. Se trata de evitar la creación de un hijo externo, de la carne, invirtiendo el proceso. En lugar de ser la mujer la preñada, es el hombre quien queda incincta de un “hijo interior”, dando vida al Cuerpo Astral, que no es hijo de la vida, de esta vida, sino Hijo dela Muerte; dela Muerte Mágica, en esta vida, para poder vivir más allá de la muerte. El Hijo del Hombre. Es decir A-Mor, sin muerte, inmortalidad. De este modo se cumple también la cosmogonía tántrica y cátara, donde todo se ha invertido y el creador activo, el fecundador, no es él, sino ella,la Shakti, la contraparte femenina de Shiva.

145. En el momento actual del Kali-Yuga, el cuerpo se ha materializado lo suficiente como, para no poder encontrar una salida más que haciendo uso de su propia materialidad, o sea, del Tantrismo dela Mano Izquierday del Maithuna. Su técnica fue descrita como “cabalgar el tigre”, lo que también podría llamarse “marchar por el filo de la espada”. Si uno se cae, el tigre lo devora.

146.La Alquimiaes una ciencia dela Segunda Hiperbórea; ciencia dela Atlántida, que tiende a restaurar lo perdido. Es ya una ciencia y un camino de regreso.

147. Es el Cuerpo Astral creado, recreado. Es él y ella: ELELLA, en el caso de él y ELLAEL, en el caso de ella. Porque el Cuerpo Astral no existe sino virtualmente, en potencia. Hay que crearlo, inventarlo, en este proceso misterioso de A-Mor alquímico. El Cuerpo Astral es el Andrógino, que vive más allá de la muerte del cuerpo físico, recreado en el fuego del opus, con la transmutación de los materiales del cuerpo físico que así se transforma, después de haber pasado porla Nigredo, la noche oscura y negra de la muerte mística; enseguida, porla Albedo, o resurrección de esa muerte, pudiendo alcanzarla Rubedo, la inmortalización por medio de la materia espiritual roja, que se produce en el Rayo Verde. Él primer misterio se consuma con la resurrección del cuerpo físico, que es arrastrado a su resurrección por el Cuerpo Astral, como en un Carro de Fuego, como en un Vimana (pues su forma se ha hecho redonda) y es llevado fuera de este mundo (por la puerta de Venus) hacia una situación no soñada ni por los más grandes peregrinos del Ansia.

El segundo Misterio, que se cumple en el opus de esta Iniciación de A-Mor, esla Resurreccióne inmortalización de la sóror, dela Amada, como una consecuencia de la inmortalización del alquimista, del sadhaka, del héroe-guerrero, del vira. El la lleva a ella a resucitar e inmortalizarse. En “NOS, Libro dela Resurrección”, esto ha sido revelado, intuido. Y ahora hay dos andróginos, un Hombre Absoluto y una Mujer Absoluta, dos esferas. ELELLA y ELLAEL, que se a-man unidos y separados para siempre. Reunidos en la separación.

El tercer Misterio de esta Iniciación hiperbórea es la mutación de la sangre, que se produce primero en las venas del Cuerpo Astral, logrando luego la regeneración de la sangre del cuerpo físico del vira, por medio de la vibración ígnea del azufre, capaz de transmutar el plomo de Saturno en aurum potabile, de modo que se pueda realizar la ceremonia hiperbórea dela Minnetrinken, de la comunión de la sangre, que se bebe enla Copade oricalco del Grial.

148. Parece el amor profano y el culto del cuerpo físico del hombre y la mujer, esa aberrante historia de nuestros días. Se ha inventado el amor del occidente cristiano, hecho para el animal-hombre, para el pasu, anejo de todo simbolismo superior. Se ha perdido el duro y frío camino, el fuego polar de un culto mágico, de una iniciación secreta que, practicada por un vira y su yogini, por un guerrero y su Walkiria, les transmutaría en Dioses inmortales. Y en más que Dioses.

149. Es en la sangre del alquimista donde se produce la transmutación, porque ahí está el plomo, el azufre, el arsénico, el cinabrio. Y por medio de la compulsión del Mercurio, que circula en la sangre de la soror.

150. Hay una ciencia antigua, una técnica hiperbórea que hace posible retornar al Vira a su origen divino, que perdiera en un combate, o situación desconocida, que aquí hemos venido descubriendo. Esa otra ciencia se preserva gracias al Cordón Dorado de una Memoria dela Sangre Aria, que aún no se rompe. El camino de esta ciencia es retrógrado, hacia atrás, hacia el origen polar. Es el dela Swastika Levógira.

La mutación que se pretende es la del Vira en Divya, en el ser divino que fuera. Y esto se logra con la resurrección del Cuerpo Astral, del Hijo del Hombre. Algo que sólo los Viras pueden lograr, pues sólo ellos tienen Cuerpo Astral en potencia, virtual, porque únicamente ellos fueron Cuerpo Astral en el origen, en Hiperbórea. El resto no. Son sólo Pasu, animal-hombre, esclavos dela Atlántida, productos “sueltos” de una evolución, siembra planetaria, golems, robots de un Demiurgo.

151. Nos desagrada tener que referirnos a Cristo, aunque sea al Kristos dela Atlántida. Jesucristoes un judío que ha estado estropeando el mundo por los últimos dos mil años, sea con el cristianismo militante, catolicismo o protestantismo, sea con el rosacrucismo, con la teosofía o cualquier secta ocultista de Occidente.

152. Coniuctio, Maithuna, al parecer con los cuerpos físicos, pero en control de sus esencias: semen, bundi y rajas. Está destinado a reactivar los chakras y a dar vida al cuerpo astral, que será el hijo de este coito mágico, alquímico, en que se transmutan los metales del Vira.

153. El “Rosarium Philosophorum”, con estos dos últimos grabados pareciera estar señalando la posibilidad de un inicio del opus por medio del Tantrismo dela Mano Izquierda, con un Maithuna real, en cuerpo físico, para luego alcanzar las zonas simbólicas y espirituales del Tantrismo dela Mano Derecha, donde el Maithuna se continúa en el cuerpo astral de los a-mantes, —con alas— en un mundo paralelo y mental, donde los órganos materiales del cuerpo físico ya han sido transmutados en otros distintos. No habría así contradicción entre las dos corrientes. El héroe tántrico, el iniciado de A-Mor, puede seguir cualquiera de los dos caminos, el “húmedo” o el “seco”, recorriéndolos por separado, o ambos a la vez, según mejor convenga a la “memoria de su sangre”.

154. Creo haber visualizado, presintiéndolo, el camino de la yogini, de la sacerdotisa de A-Mor. Es el Camino del Sacrificio. Ella lo dará todo, hasta su “propia eternidad”, se entregará entera a colaborar y a ayudar al Amado, para que él obtenga la inmortalidad en el opus y en el combate de A-Mor. Porque, “aunque parezca que es él quien combate, será ella que combate en él”. Y así, “ya él no tendrá otro compañero en este mundo ni en las oscuras profundidades de la tumba; porque ella ha abierto su corazón como con una daga y se ha instalado allí por la eternidad”. “Los amantes no mueren, viven en otro siglo de felicidad y gloria”, decía el trovador Jacques Baiseaux. “El matrimonio (el de los mortales) es un Misterio profanado”, afirmaba Novalis.La Amadalo ha dado todo, ha puesto su absoluta fe en él. A su lado, de por vida, le ha ido entregando los metales para que los transmute, impregnándolos de su fluido sháktico de sacerdotisa, de Diosa hiperbórea recuperada; sea aquí sobre la tierra, o desde otro mundo, desdela Estrelladela Mañana.

Con la inmortalización del elegido, del héroe alquímico, del Vira, simultáneamente se logrará la de su sóror, la de su Amada. El tiene ahora que resucitarla, por medio de la concentración en su imagen, impregnándola de prona y bundi. Es algo así como proyectarla afuera de él mismo, como sacarla de adentro nuevamente para poder revestirla también de Vajra inmortal. Un doble parto, un nuevo dar a luz. Labor impostergable de lealtad de ultratumba, de postmortem. Porque la vida eterna de ella depende de la de El. Porque Ella le entregó su eternidad.

155. Hadespertado tambiénla Voz,la Minnehiperbórea y posee ya el Vril. Su sangre es pura, su doble sangre, la física y la astral. Esto no se logra por un proceso temporal, de preparación por grados, dentro del tiempo terrestre, sino por un rayo, como en los “fulguradores”. Es suceso atemporal, que adviene cuando la sangre ha sido purificada por medio de prácticas especiales, por esa Alquimia Grálica, cambiando el metabolismo biológico y psíquico. Se ha transmutado el plomo. El “órgano” del Vril, perdido por la raza blanca hiperbórea, se ha recuperado.

156. La energía capaz de producir todo esto se encuentra en la raíz espiritual de Bundi, cukra, ese fluido luminoso que se conforma materialmente en el semen, tan terriblemente poderoso como para poder dar vida al hijo de la carne. En la mujer se “plasma” en el óvulo fertilizado y es rajas. Pero ambos pueden remontar hasta su cauce espiritual esta energía. El hombre por la práctica del Vrajoli-mudra y la mujer por la de Amaroli-mudra. Al unirse espiritualmente estos dos “espermas”, en lugar del fugaz placer físico, sukha, se produce el “orgasmo extático”, que no tiene fin: Aropa. Rajas ha transmutado la sangre del Vira en fuego y en cukra la de la yogini. La “congestión astral” transmuta los cuerpos y produce la tran-substanciación de la sangre.

157. Dando vida al cuerpo astral, revistiéndolo luego con Vajra; desmaterializando el cuerpo físico, a su vez revestido de Vajra, y reabsorbiéndolo en el cuerpo astral, se obtiene un solo cuerpo; pero también se tiene dos (los gemelos) inmortales, capaces de autorregenerarse, de vivir en el tiempo y fuera del tiempo. Un vehículo apropiado para el Tulku y su combate de dos y más mundos.

Manú

158. Una suerte de Robot, de Máquina Cósmica, un Golem, que ha perdido el control y ha intentado crear por su cuenta, “a su imagen y semejanza”. Aconteciendo algo así como si sobre una bella pintura de Leonardo se hubiera sobrepuesto una monstruosidad de Picasso. De modo que la existencia de todo el Universo mecánico, de la materia visible, sería una mala copia hecha sobre una hermosa tela original por un plagiador satánico.

159. Contra estas huestes demiúrgicas deberá combatir el Héroe. Además deberá luchar contra los seres que el Demiurgo creara, los robots genéticos, los “repliegues psíquicos” de Jehová.

160. El día en que todos los Dioses sean liberados y redimidos por el combate de los Héroes, el Demiurgo desaparecerá para siempre, tocado por su propia destrucción, en el Big Crunch de su propia inspiración mecánica, inevitable, devorado por su hambre; o bien, succionado porla Implosión Divina.

161.La Guerraha descendido a la corteza terrestre, y ya no se irá más. El Demiurgo necesita de sus emanaciones y hedores para alimentarse.

162. Las religiones, las prácticas esotéricas, las yogas dela Indiapost-védica han pretendido encontrar una solución en el aniquilamiento del “yo”, por medio de ascetismos y tormentos de todo orden, para volver a fundirse en el Alma impersonal, universal, en el Uno, en Brahma, en lo indiferenciado, en eso que también han llamado Dios. Generaciones de ascetas y de santos cristianos han trabajado en la destrucción del “yo”. Enla Indiason los vedantinos de Shankaracharya y los yogas Bahktis, valiéndose del Samadhi, que en sánscrito significa, precisamente, “unido con el Ser Primordial”, como ya hemos dicho.

Este camino y concepción deberán partir del supuesto de que el “yo” es una caída, que la personalidad es un “pecado”, que hay que corregir, redimir. Y hasta cierto punto tendrían razón, en el sentido de que el “yo” y la individualidad nacen como algo único en todo el Universo, y, quizás, en todos los Universos; algo impensado, jamás soñado y que ha sido hecho posible por la encarnación de una Divinidad, de un Ser de espíritu puro, en el mundo de la carne, corrupto por el Demiurgo.

163. Habrán derrotado la estrategia del Demiurgo, redimiendo y transfigurando solidariamente ala Naturaleza, a los Aiones, en especial a Saturno-Satanás, destruyendo a Jehová-Jahvé, disolviéndolo en su Nada.

164. La mayor parte del mundo se halla hoy perdida en una animalidad sin retorno. Y la verdad es que al Avatara esto no le preocupa ya. El número de los héroes que se fueran con El han dado casi cumplimiento al Destino, Ellos ya no están aquí, se salieron. Sólo los pocos prisioneros que aún puedan liberarse importan.

165. El sexo es la corrupción de Kundalini, la punta visible de su Iceberg, arma poderosa del Demiurgo. Obliga a algunas yoginis tántricas a la actualización de su cognocimiento, con el deseo de poseer su poder y alcanzar la sublimación de su cuerpo por ese Fuego, al cruzar por sus llamas, atravesando por su hoguera transmutante. Aceptan su karma. Esa herencia genética particular de su cuerpo, o predestinación biológica que las impulsa a perder la virginidad física, debiendo cognocer el orgasmo físico, para no perderse en la prosecución de su Destino de Sacerdotisas del Sol Negro y dela Religiónde A-Mor.

Deberán, por ello, ser despertadas a la vida del sexo físico y del placer orgásmico, únicamente por su A-Mado. O en su defecto, o ausencia, por el Inca en Machu Picchu, por el Hierofante, o por el Maestro. Mas, nunca sin A-Mor. Para luego cicatrizar la herida, pudiendo retornar en un esfuerzo supremo a la castidad, a la virginidad mágica, que no ha sido perdida, alcanzando un estado orgásmico continuo, de tipo sobrenatural.

Es éste el Camino Húmedo del cognocer femenino, el Camino de las Lágrimas y dela Mano Izquierdadela Iniciación Tántrica.Sólo para algunas Sacerdotisas-Magas dela Orden Negra.

Pero también existe el Camino Seco, dela Mano Derecha, de las Walkirias que no requieren del paso doloroso del despertar y cognocer del sexo físico ni de sus alteraciones profundas, de sus fuegos y tormentos. Esas mujeres divinas llegan aquí por un muy corto tiempo, como liberadas de antemano, de regreso, debiendo alcanzar por otros medios, aun cuando siempre por A-Mor, ese estado de orgasmo continuo y permanente del alma, más allá del orgasmo físico, que nada deja.

166. Tampoco el cristianismo judío cree realmente en supervivencia de ninguna clase, aunque diga y predique lo contrario, afirmando una absurda inmortalidad del alma para todos (como si todos tuvieran un alma). El cristianismo es la más malvada de todas las religiones conocidas, realizando su ansia desmesurada de poder material por medio de la hipocresía y el engaño, siendo sus dignatarios los verdaderos “fariseos”, en el más estricto sentido que ellos han dado a este vocablo.

La inmortalidad no es democrática ni colectiva. Sólo pueden alcanzarla conscientemente los de origen divino, en un Combate aristocrático, en una Guerra muy dura y en la que muy pocos vencen.

167. La yoga tántrica es un camino surcado por peligros mortales, por el filo de una espada. El Sadahka y su Yogini deberían practicar el Maithuna una sola vez y tras larga preparación “idealizante”. Luego se alejarán, separados y unidos para siempre, como Hombre y Mujer Absolutos. Mago y Maga. Existen dos caminos tántricos, el dela Mano Derechay el dela Mano Izquierda: Dakshinadhara y Vamagara. Ambos llevan al mismo fin, aun cuando el segundo podría personalizar mayormente, más luciferinamente, por los mayores dolores y combates, por los peligros mortales a que expone al oficiante, o iniciado Kaula. Equivalen estas disciplinas a los caminos “Seco” y “Húmedo” dela Alquimia.

168. El héroe re-nacido se ha hecho inmortal con un cuerpo glorioso, de Vajra, de materia indestructible.

169. Es éste el proceso de la idealización mágica de la mujer, que ha sido desacralizada en este mundo por el amor vulgar y profano. Es una “platonización” necesaria para recuperar el Eterno Femenino, para “constelar su Arquetipo”, del Anima, antes del sacrificio último y decisivo del sacramento que enla Misa Tántricacúmplese en el Maithuna, y enla Iniciación Caballerescay de los Trovadores en el Asag.

170. Mas, antes de la separación deberá cumplirse un último ritual de esta maravillosa Iniciación: el Intercambio de Corazones. Significa dar un Rostro al alma, porque el rostro de la amada queda grabado en el shakra Anahatha, del Corazón. Se lleva a cabo por un beso profundo, intenso, en que Ella espira (y expira) dentro de El (muere místicamente en El) y El en Ella.

171. Es en la lucidez suprema del Maithuna, o del Asag, en el orgasmo interior, extático, en ese estado orgásmico permanente, continuo, de todo el ser, enla Implosiónque viene a significar la reabsorción, la reversión hacia dentro de Bundi, de la eyaculación seminal depositándose en el mar de la propia sangre, donde se alcanza el éxtasis supremamente lúcido, la super-conciencia del Kaivalia, que nada tiene que ver con el sueño del Nirvana, con la pérdida del Samadhi, ni con la inmersión en el Inconsciente Colectivo, ni con el cambio del centro de la individualidad hacia un punto equidistante entre la conciencia y lo inconsciente, que sería el Selbst de Jung. Es el Kaivalia, algo diferente, es el éxtasis tántrico, un estado máximo del Yo, refortalecido por el fuego y la luz radiante del Purusha, que ha venido a cruzar de parte a parte, derrotando al Arquetipo, incapaz ahora de disolver el Yo del Héroe, vencedor del Maithuna y del Asag, transmutado en Dios consciente de Sí Mismo, individuado, personalizado, con el Rostro dela A-Mada, además del Suyo propio.

172. Es enla Albedo, u Opera Blanca dela Alquimia, que continúa ala Nigredo, donde el Yo retorna, resucita. Mas lo hace como Rebis, comola Estrella Venus, de doble rostro. Ha pasado ya porla Muerte Místicadela Nigredo, voluntariamente aceptada y propiciada. Y es el Cuerpo Resurrecto del Héroe, al tercero o noveno día, el mismo cuerpo, sólo que sutilizado, debiendo revestirse de una materia roja, inmortal, enla Rubedo, que sigue ala Albedo; materia “dura como el diamante”, aunque invisible a los ojos de la tierra y que en sánscrito han llamado Vajra. Es este el Cuerpo dela Resurreccióndel Taoísmo y del Kristianismo Esotérico. Se ve como rojo, sutil, pero es duro como el rubí, como esas estrellas Novas, o esos soles que se han desplomado sobre sí mismo, en el Sí-Mismo, se han hecho enanos, pero pesan más que todo el Universo. Esa “materia” la obtiene el Mago Kula, como premio en su transmutación kaiválica. Y será con ese Cuerpo con el que el Héroe inmortalizado, el Asen, pueda salir de este Universo demiúrgico, liberándose por siempre de su prisión, derrotándolo. Se ha salido, además, del Eterno Retorno, hacia “algo jamás soñado ni por los más grandes utopistas”… Y en la tumba del Mago taoísta no se encontrará un cadáver, sino una Espada, símbolo de su triunfo y resurrección en Vajra.

173. Quien logró salirse dela Prisióndemiúrgica, venciendo, se halla en el Nirvana, en Sunya, algo semejante al Vacío, pero que en verdad es el Yo Absoluto. Todos los conceptos del budismo han sido traspolados y falseados. Como hemos dicho, Buda fue un guerrero de la casta Shastriya, de los príncipes, y en nada parecido al santón pacifista y antirracista en quela Indiavedantina y dravidia,la Indiamestiza, lo ha transformado, al paso de los milenios. Si el Liberado vuelve, es un Avatara. Lo hace a voluntad, para ayudar a los camaradas que aún permanecen prisioneros, los de su misma estirpe, que han sido envueltos por las redes dela Mayademiúrgica.

174. Este mundo se espiritualizará sincronísticamente con el triunfo del Héroe.

175. Jehová y su Golem se aniquilarán, dentro de su Universo automatizado, junto con la sociedad de las hormigas, que ellos propician. Será el fin del Kaliyuga.

176. He aquí algo diabólico, espantoso, una involución que ya parece imposible de poder detener. Estudiando las abejas, las hormigas, en especial la vida—si así se pudiera llamar— de las termitas, nos espantamos pensando dónde podría llegar el hombre, los animales-hombres, y junto con ellos los Viras prisioneros, los Dioses involucionados. Allí se acabó toda individualidad y hasta la inteligencia y libertad personales. Sólo hay trabajo continuo, reproducción y muerte. Sacrificio obligado y miseria de muchos para la infelicidad de todos. Al final, alimento del Demiurgo. Mas, ¿habrá sido siempre así en las termitas? Se presiente también allí como una inteligencia inicial, que alguna vez fue, como un primer impulso que planificó esa organización perfecta, tal vez de un solo individuo, o de una élite, que luego desapareciera, perdurando nada más que el automatismo. Es posible que las termitas, las hormigas, las abejas, en muchos millones de años, en otros Manvantaras, hayan sido también Dioses, seres divinos, hechos prisioneros por el Demiurgo, involucionando en lo que actualmente son.

177. El Demiurgo no podrá impedirla Resurreccióndel Héroe, pues carece de fuerza y capacidad en contra del Espíritu.

178. El Héroe tendrá que marchar por el filo de la navaja, venciendo al sexo físico y sobrepasando al pensamiento racionalista, antes de poder alcanzar el Continente sumergido dela Atlántida,la Hiperbórearecuperada, descubriendo las entradas ala Tierra Hueca, interior, en los Oasis dela Antartica, o en el Monte Melimoyu. Tendrá que resucitar el cerebro antiguo para reencontrar el conocimiento de las Runas y el Poder Odil, que lo llevarán al triunfo y ala Resurrección, mutándose en Hombre-Absoluto.

179. Un gran Jefe Guerrero, el depositario de la tradición, del Espíritu de una comunidad de sangre. Pero Manú es una Divinidad que vuelve al reiniciarse un nuevo Ciclo dela Manifestación, a encarnarse otra vez en el hombre. Viene como Legislador y Padre de una Raza-Raíz. (De allí el “Código de Leyes de Manú”). Y es un hombre, una Divinidad hecha hombre; es el hombre que vuelve, “que vendrá” después de la catástrofe, del Crepúsculo de los Dioses y los Héroes, en el Eterno Retorno. El Avatara ha cerrado un Ciclo, un Gran Ciclo, en este caso; Manú viene a abrir un nuevo Manvantara. Y entrega sus Leyes. Nosotros, los que hemos luchado junto al Ultimo Avatara, debemos ahora combatir hasta el final por el Hombre que Vendrá, que retornará algún día, por Manú, para que la esperanza de derrotar definitivamente al Demiurgo no se pierda, dando fin al Eterno Retorno. Será, así, una nueva posibilidad, un nuevo Ciclo recurrente dela Lucha, cuando otra vez un Dios desciende (un Divya, Wotan) para dividirse en toda una tribu, en una raza, en un ejército, tras haber roto su Huevo primigenio.

180. Nuestra Lucha es en más de un plano, como lo fuera la de los Dioses, nuestros ancestros, que llegaron aquí a combatir. Es simultánea, solidaria, “sincronística”. Porque nosotros somos esos Dioses que descendieron al pesado y tenebroso mundo del Demiurgo, para tratar de arrebatárselo. Seguiremos sus ejemplos, aun cuando veamos oscurecerse cada vez más el horizonte.

Written by master

junio 24, 2011 at 8:13 pm

Publicado en Contenidos

Tagged with

Nos. El Libro de la Resurrección (1980)

Autor: Miguel Serrano

En este libro, si bien Miguel Serrano persiste en su confusión en cuanto a quienes son los enemigos de la humanidad, hay también buenos aciertos que son dignos de ser citados.

1)  Errores y confusiones:

“El único representante de Dios en la tierra es el alma”. En el comienzo del libro, esta frase de Meister Eckhart ya nos dice todo sobre el pensamiento de Miguel Serrano: El Dios creador y el alma creada por El. ¿No hay acaso otras cosas? ¿No existen acaso otro Dios, más grande y perfecto que el Dios de la Biblia? ¿No existe acaso, dentro del hombre, otra cosa más perfecta que el alma creada por el Dios Judío del que habla la Biblia? Serrano parece ignorar todo eso.

“…el autor pareciera al fin querer abrir la puerta del misterio de su iniciación, pero ·trovando siempre clus·… es decir, escribiendo en clave, oscureciendo, para no levantar más que una pequeña punta del Velo”. Esto está en el Prólogo. Cuando alguien escribe algo, pero oscureciendo la verdad de lo que escribe, eso puede deberse a varias razones: o no está seguro de lo que escribe, o tiene miedo a las consecuencias, o no posee el conocimiento exacto o completo sobre el tema, o es un histérico que gusta jugar femeninamente a mostrar una parte pero no todo. Cualquiera de estas razones, son horribles y muy tristes viniendo de Miguel Serrano. En sus últimos libros dirá que fue porque era joven y tenía miedo que lo maten. En sus últimos libros ya había perdido esos miedos.

Páginas 42 y 43: una confusión sobre Agharti y Shamballah, “habitadas por los siddhas inmortales”. En realidad, Agarthi y Shamballah no son lo mismo. Agarthi es la morada de los siddhas, que no son inmortales sino eternos, mientras que Shamballah es la morada de los demonios traidores de la Fraternidad Blanca.

Cuando Serrano habla sobre su maestro, lo agranda de tal manera que nos hace pensar que era un maestro hiperbóreo, y no un miembro más de la Fraternidad Blanca, como lo fue realmente. Más que a su maestro real, Serrano nos describe un maestro como el que él hubiera gustado tener.

Habla el maestro, en la página 72: “Y el enemigo que combatirás en esta Gran Guerra, será tu yo”. Ese maestro es sin duda alguna un miembro de la sinarquía, de la Fraternidad Blanca, no cabe duda de ello.

En la página 100, grave confusión entre druidas, celtas, vikingos, templarios y Parsifal. Aquí no distingue los buenos de los malos.

2) Aciertos extraordinarios:

En este libro son muchos más los aciertos que los errores. Y mucho de estos temas, expuestos por Miguel Serrano por primera vez en la historia del hombre con tanta claridad, serán desarrollados años después por Nimrod de Rosario.

Son tantos los aciertos, que haremos un resumen de ellos:

Página 13 y 14: “… en la iniciación de A-Mor…para realizar…la separación definitiva del éxtasis tántrico, el kaivalia, por oposición al samadhi vedantino…el fin último de la Iniciación de A-Mor hiperbórea”.

Página 19: “Hay dos tipos de mujeres: la seductora…y la que entrega su eternidad en las manos del amado”.

Página 22: “No es el Andrógino que se aspira alcanzar en la iniciación de los Guerreros de A-Mor, sino el Hombre Absoluto y la Mujer Absoluta…no podrá resucitar quien siga procreando hijos de carne perecedera”.

Página 33: “El Gral es una joya caída de la Corona de nuestro Guía, Lucifer, rota en su combate de los cielos…al destruirse Hiperbórea y la Atlántida”.

Página 50: “No es posible escapar del yo…la salida se encuentra en fortalecerlo hasta alcanzar el yo absoluto, la personalidad absoluta”.

 Página 51: “El camino es irreversible, aun cuando lo estás haciendo de regreso, no tocarás jamás el mismo punto…No se trata de renunciar al yo, sino al contrario, hacerlo eterno”.

Página 56: “Los seguidores de Lucifer, la Estrella de la Mañana, no imploran para obtener el cielo. Lo exigen, porque tienen el sentimiento de haber hecho todo lo posible por merecer la divinización. Al final del camino no nos espera la fusión con ningún Dios ni Redentor. No es el arrobamiento de los santos el nuestro, sino la separación de los magos”.

Página 57: “Tu espada es doble. El nombre de su vaina es Minne, Memoria de la Sangre. En la sangre va el recuerdo del Amor perdido al comienzo de los tiempos. Búscame en tu sangre, mantenla pura”.

Página 58: “La inmortalidad no es para todos; pero ¿Cuál es la condición para lograrla? No es la bondad, ni el sacrificio, ni la inteligencia, ni siquiera el sentido de la belleza. Tal vez el honor y la lealtad. Se nace diferente”.

Página 76: “No es un viaje. Es un caer de la piel al alma. Y retornar para revestirla de un cuerpo de materia inmortal, con ese oro rojo de los alquimistas del Gral, con esa Piedra Caída del Cielo”.

Página 77: “No todos los que habitan la tierra son iguales. Por esto hay lucha, para preservar un Mito, una Leyenda, que circula en la memoria de la sangre”.

Página 81: “Un creador, un guerrero, no debe procrear”.

Página 86: “Al final del camino no le espera el Samadhi, la fusión con Adhi, con el Ser Primordial. Porque ese sería el sendero de la santidad. Le espera el Kaivalia, la separación total, la suprema Individuación, la Personalidad Absoluta, la última soledad del Superhombre. Este es el sendero del Mago, del Siddha, del Héroe tántrico del Gral”.

Página 89: “Llegar a ser inmortal, eterno, gracias al camino de iniciación de A-Mor. Un camino iniciático totalmente opuesto al camino de Roma”.

Páginas 157 y 158: “Solo aquel que ha devenido vivo, logrando despertar, prende al morir esa Forma Eterna, su Verdadero Nombre y le da un Rostro: el Rostro de su Alma, que es el Rostro de la Amada”.

Página 161: “En la Gran Guerra no hay cabida para los pusilánimes, los cobardes. Un criminal, un anarquista estarán mejor condicionados que un tibio, que un burgués, que un hombre sin decisión ni valor. Únicamente necesitan ser empujados en la buena dirección…”

“Quien entró en la Ciudad ha debido revestir su cuerpo sutil con la energía inmortal del Vajra. Posee ya un cuerpo que sobrevive aún en la última disolución”.

“Así, la inmortalidad es condicionada. No es para todos. Hay que ganarla en combate inclemente de todas las horas de los días de este mundo. Hay que inventarla, recrearla, sin ayuda de ningún Dios; contra Dios, contra los Dioses y los hombres, en dirección opuesta a la corriente del Río de los Tiempos del Kaliyuga”.

 Página 163: “De este modo se resucita con un Cuerpo de Vajra, de Materia Roja incorruptible, duro como un diamante: el Cuerpo Diamantino”.

 Página 165: “El camino del Mantra, de la Cábala Órfica Hiperbórea, es también un Camino Levógiro, hacia atrás, hacia el Origen”.

Written by master

junio 24, 2011 at 7:47 pm

Publicado en Contenidos